La afición respondió pese al castigo recibido

Lluís Payarols

No es nada fácil aguantar en la grada cuando el equipo no ofrece ninguna señal de esperanza. El Barça fue arrollado por el Bayern sin contemplaciones, pero los seguidores del Barça que aguantaron hasta el final volvieron a dar una muestra de que los tiempos han cambiado. lo que en otro momento hubieran sido pitos se convirtieron en gritos de "ser del Barça és el millor que hi ha" (ser del Barça es lo mejor que hay).

95.877 espectadores asistieron a un partido que se presentaba muy complicado para el Barça con el 4-0 de la ida y que aún lo fue más tras el 0-3 encajado en la segunda parte. Los de Tito Vilanova estuvieron arropados una vez más por sus incondicionales, pese a que el partido se iba poniendo cada vez más cuesta arriba.

En la recta final, hubo quienes decidieron irse. Pero los muchos que quedaban demostraron que ese orgullo que reivindicaban en el mosaico inicial está más que instalado en la grada. El Barça no estará en la final de Wembley ni en la de Copa del Rey en Madrid, pero sí que levantará en breve la vigesimosegunda Liga. El barcelonismo está muy agradecido a lo que ha hecho este equipo, aunque la realidad actual sea dura. Para esos aficionados que aguantaron el chaparrón y reaccionaron positivamente al final va nuetro 'sube' de hoy.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil