Sport.es Menú

Se acabó el periodo de rodaje para Ousmane Dembélé

El francés será titular contra el Valladolid después de jugar apenas unos minutos en La Catedral en su regreso a una convocatoria

No está al 100%, pero Valverde quiere que juegue de inicio en el Parc OL y necesita ritmo de partido

Dembélé reapareció tras su lesión ante el Athletic | LALIGA

Ousmane Dembélé ya es un alumno aventajado. Más que eso, es una pieza indiscutible para el esquema de un Ernesto Valverde que en su cabeza no concibe un once sin el atacante galo para medirse al Olympique de Lyon en la ida de los octavos de final de Champions. El ‘Mosquito’ ha estado casi tres semanas en el dique seco y tan solo acumula los 15 minutos que le dio el ‘Txingurri’ en La Catedral ante el Athletic de Bilbao en lo que fue su regreso a los terrenos de juego.

El inoportuno esguince de tobillo que sufrió en el duelo ante el Leganés significó un ‘frenazo’ para un futbolista que estaba en un momento de forma excepcional. El jugador nacido en Vernon venía de ser determinante ante el Levante y frente al cuadro pepinero había inaugurado el marcador. Su figura era, junto con la de Messi, evidentemente, la mayor generadora de ilusión para un barcelonismo ávido de nuevas emociones.

Por su estilo de juego, probablemente necesitará unos cuantos encuentros Ousmane para volver a alcanzar ese pico de frescura y de desequilibrio y es por eso que su presencia de arranque ante el Valladolid está casi garantizada. Lo que falta por ver es si junto a Dembélé formará el tridente estrella con Luis Suárez y Leo Messi. El argentino no termina de estar del todo fino de la contractura sufrida frente al Valencia y está por ver si ante el cargadísimo calendario que tiene el Barça (y sobre todo ese duelo del próximo martes contra el Lyon) Valverde no prefiere que descanse en un encuentro teóricamente asequible.

EL TRIDENTE, CON BASTANTES OPCIONES DE VOLVER

Pero para nada descartemos que, tras tres empates consecutivos, el técnico barcelonista se deje de experimentos y apueste por este tridente ofensivo que tan buenos resultados le ha dado esta campaña. El Real Madrid se ha situado a solo seis puntos después de recortar cuatro en las dos últimas jornadas y lo último que se quiere en el Camp Nou es que el cuadro blanco se crea de verdad que está inmerso en la lucha por una Liga que el Barça tenía bastante controlada.

En cualquier caso, a lo que íbamos, Ousmane necesita ritmo de partido y su ‘rodaje’ de adaptación tras la lesión ha durado un partido porque su equipo le necesita y para llegar a Lyon al menos al 90% es importante que siga cogiendo sensaciones y la visita del Valladolid al Camp Nou es un escenario perfecto para ello. La explosividad después de permanecer parado una temporada, más allá de con el entrenamiento diario, se recupera en el terreno de batalla, porfiando contra rivales en un entorno hostil. Las sesiones preparatorias vienen muy bien, pero como la estopa de un encuentro oficial no hay ninguna medicina.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil