Sport.es Menú

El 5 ó 6 de abril se decide el futuro del Camp Nou

La junta directiva del FC Barcelona descartó la construcción de un nuevo Camp Nou en la Zona Universitaria y propondrá a los socios remodelar completamente el actual. Así lo explicó el presidente del club, Sandro Rosell, en una comparecencia ante los medios de comunicación después de la reunión de junta directiva de este lunes. El referéndum tendrá lugar el 5 o el 6 de abril, coincidiendo con un partido del primer equipo en el propio Camp Nou.

Lluís Payarols

"Ha sido una decisión difícil. Los dos proyectos eran muy atractivos. Pero nuestro compromiso era presentar en referéndum proyectos viables desde un punto de vista técnico, urbanísitico y económico", señaló Rosell en su discurso.

El mandatario señaló que la opción de construir un estadio en una ubicación diferente "podría hipotecar al club, a sus socios y maniatar a futuras juntas directivas", al tiempo que calificó el proyecto que presentará a los socios de "asumible", ya que el coste se acercará a los 600 millones de euros.

Además de la construcción del Camp Nou sobre sus propios terrenos, la junta anunció que en el mismo proyecto se engloba la construcción de un nuevo Palau Blaugrana en los actuales terrenos del Mini Estadi, con capacidad para 10.000 espectadores; el desarrollo de un nuevo Espai Barça en los actuales terrenos del club y, finalmente, la construcción de un nuevo Mini Estadi en la actual Ciutat Esportiva Joan Gamper, en Sant Joan Despí.

"Puedo decir ahora, más que nunca, que lo mejor está aún por llegar. E invito a los barcelonistas, a todos ellos, a utilizar este proyecto como un elemento de unidad", dijo Sandro Rosell.

LAS OBRAS, ENTRE 2017 Y 2021

Posteriormente, el directivo responsable del Área de Patrimonio, Jordi Moix y el vicepresidente del Área Económica, Javier Faus, dieron más detalles sobre lo que la junta define como ENEA, siglas que corresponden a la denominación 'Estadio Nuevo con la Estructura Actual'. En este sentido, Moix apuntó las diferentes opciones que se contemplaron y los motivos por los cuales se descartaron. Señaló que una vez acabada la obra, la capacidad del Camp Nou "será de 105.000 localidades" y que toda la grada quedará cubierta "excepto el césped".

Si los socios dan el visto bueno al proyecto, el responsable del Área Patrimonial señaló que las obras se ejecutarían entrre mayo de 2017 y febrero de 2021" y que en ningún caso alterarían la disputa de partidos del primer equipo en el mismo escenario, con la presencia de los aficionados en el mismo. "Las obras en las gradas se realizarán durante el verano, cuando no haya competición", puntualizó Moix.

Respecto al nuevo Palau Blaugrana, el directivo señaló que se construiría entre 2017 y 2019 y que, además, contemplaría la construcción de un pabellón anexo "con capacidad para 2.000 espectadores" en el que se disputarían partidos en los que no se prevea una entrada superior.

Por su parte, Javier Faus se refirió a la amortización de los 600 millones de euros presupuestados en este proyecto: "No hipotecaremos una generación entera de barcelonistas para pagar estas obras. Esperamos pagarlas en ocho ó diez años con los propios recursos que genera el club. Esto requiere seguir gestionando el club de una manera sostenible".

Entre las medidas a tomar, el vicepresidente descartó la petición a los socios de una derrama para costear parte de esta operación, recordando también que el precio de los abonos está congelado hasta la temporada 2015-2016. También se descarta dar el nombre total del estadio a un patrocinador. "Consideramos que debe seguir llamándose Camp Nou, pero no renunciamos a ponerle un apellido", matizó.

En los próximos días, la junta directiva decidirá el texto exacto de la pregunta que someterán a votación de los socios el fin de semana del 5 y 6 de abril. Esa será la fecha en la que se decida la hoja de ruta y si el Camp Nou cambia radicalmente o se mantiene como está.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil