Sport.es Menú

Abidal: "La enfermedad que tuve no fue por accidente"

Éric Abidal sigue guardando un grato recuerdo de su exitoso paso por el Barça. Tras una buena temporada en su regreso al Monaco, 'Abi' está convencido que su grave enfermedad hepática no fue casual. "La enfermedad que pasé no fue por accidente. Según lo veo yo, Dios te pone desafíos". Así interpreta el francés la lucha de los últimos años que le ha hecho todavía más fuerte.

SPORT.es

En declaraciones a 'Human to Hero' de 'CNN', Abidal saca a relucir su faceta más filosófica. No en vano, su lucha contra el cáncer le permitió reflexionar mucho sobre la vida. "Cada uno tiene su propio destino", considera el francés, que no vacila al afirmar que "todos tenemos una misión en la Tierra y la mía es ayudar a la gente".

El ex del Barça admitió que "fue complicado volver pero el deporte me permitió tener esta fuerza mental para luchar" y aseguró que recuerda perfectamente todas las muestras de cariño que recibió por parte de compañeros, rivales y aficionados en los momentos más duros. "Me acuerdo de todo. Sin duda me ayudó y demostró que era apreciado en Catalunya y en el Barça". "Me motivó a decirle a la gente 'aunque estoy enfermo, no voy a venirme abajo'", recordó.

Uno de los momentos cumbres de su recuperación -antes de la posterior recaída- sucedió en la gran final de la Champions League en Wembley, cuando Carles Puyol le cedió el brazalete para que pudiera alzar el majestuoso trofeo. Un recuerdo imborrable en la memoria de 'Abi'. "Fue un momento especial. No hay muchos de nosotros que podamos ganar la Champions y mucho menos tener la especial oportunidad de levantar el trofeo", comentó. En ese sentido, el francés recordó dicha ocasión como "un privilegio y un honor absoluto". "Siempre voy a agradecer a mis compañeros aquel gesto", sentenció.

'Abi' también tuvo palabras de cariño para Dani Alves, compañero inseparable en Can Barça y con el que guarda una gran relación, y no dudó en asegurar que el brasileño -que llegó a ofrecerle parte de su hígado- "sigue siendo una persona importante en mi vida". Una amistad que se mantiene viva a pesar de la distancia actual entre ambos. Abidal brilla con luz propia en la zaga del Monaco tras un regreso agridulce por su marcha del Barça pero que le permitió "cerrar un ciclo completo". "No fue una decisión fácil pero era importante porque empecé aquí y quería que mis hijos supiera dónde empezó en su día", explicó el otrora '22' azulgrana. "El Monaco me dio mucho, un debut como profesional, y quería darles algo a cambio", sentenció.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil