Sport.es Menú

Récord del Barça con 1.005 pases y 82,6% de posesión

El equipo superó ampliamente la mejor marca de pases de esta campaña, que era de 788

En cuanto a posesión, el equipo no tenía tanta desde el 2011 con Guardiola de técnico

Primer partido de Quique Setién en el banquillo del Barça y primeros datos que invitan al optimismo. El FC Barcelona ha batido contra el Granada su récord de posesión y pases esta temporada. El 27º partido oficial del curso se ha cerrado con un 82,6% del tiempo y un total de 1.005 pases probados (921 han sido buenos), logrando la hazaña de un equipo superando el millar de pases en un mismo partido por tercera vez desde el curso 2005/06.

Sport.es

Leo Messi

De hecho, el FC Barcelona ha alcanzado su récord de posesión en un partido de Liga desde el 11 de mayo del 2011, con Josep Guardiola en el banquillo, cuando tuvo el balón un 84% del tiempo en el campo del Levante. Han pasado 326 partidos desde entonces. Esta temporada, el récord de posesión residía en el Barça-Leganés, cuando el equipo tuvo un 76,7% de posesión.

En cuanto a pases, el récord de esta temporada eran los 788 logrados contra el Betis en el primer partido de Liga en el Camp Nou. Por lo tanto, 217 menos que contra el Granada. De estos 1005 pases, 921 han llegado a buen puerto.

Récord para Sergio

Si se analiza jugador por jugador, las estadísticas hablan por sí solas. Sergio Busquets, el hombre con más pases del partido (157), ha establecido un récord de pases y pases completados (145) de un jugador en un partido de Liga esta temporada. Su mejor registro habían sido 113 pasadas en un mismo duelo este curso.

Lionel Messi, con 93 pases totales, ha dado 20 más que su récord esta temporada. Y Samuel Umtiti, el segundo que más ha probado contra el Granada (111), también ha superado con creces su récord de este curso (89).

Desde el primer tiempo

La mano de Setién ya se había notado en los primeros 45 minutos del Barça-Granada. El conjunto azulgrana ya disfrutó de un 82% de la posesión y 469 pases. Para lograrlo, el técnico agitó el equipo con un dibujo novedoso.

Cuando el equipo atacaba, se organizabva con un 3-5-2 con algunas novedades destacadas. La primera, la posición de Sergi Roberto, que cuando el Barça tenía el balón estaba jugando al lado de Piqué y Umtiti.

Un rol más sacrificado que en la etapa de Valverde y que contrasta con el papel de Jordi Alba, que casi jugó casi de extremo izquierdo. 

También cambió la posición de Messi y Griezmann, que juegan más centrados, con libertad total para Messi, y con Ansu Fati abriendo la banda derecha. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil