El 1x1 del Barça-Leganés al descanso

Los blaugrana chocaron con un Leganés muy ordenado que supo sujetar a su rival

Lenglet salvó bajo palos el gol de los pepineros en la mejor ocasión del primer tiempo

Griezmann fue lo más peligroso del Barça

Galería2 fotos

16/06/2020 - AFP

El 1x1 del Barça-Leganés al descanso

/

X

El Barça jugó un primer tiempo ante el Leganés en el que no supo cómo desordenar a su rival. Los pepineros se presentaron, como suelen hacer, en el Camp Nou con los deberes hechos y sabiendo exactamente como sujetar al equipo de Quique Setién, incapaz de ser incisivo.

Antes del primer cuarto de hora, de hecho, el Leganés había llegado, gracias a la presión ordenada, dos veces ante Ter Stegen. Fueron solos dos veces, pero suficientes como para que los blaugrana sintieran el miedo en el cuerpo. Lenglet tuvo que, en la más peligrosa, evitar el gol bajo palos

En el otro área, Griezmann fue lo más peligros, aunque también es cierto que no tuvo ninguna ocasión. Messi estuvo bien sujetado y sus compañeros no le encontraron en posiciones cómodas.

Estas son las notas de los futbolistas del Barça al descanso ante el Leganés:

5

Ter Stegen, portero

Vendido

No había pasado ni un cuarto de hora y el Leganés ya le había llegado dos veces con demasiada claridad. Pedía más a sus compañeros, que le dejaron solo ante el peligro constantemente.

6

Sergi Roberto, defensa

Presionado

Con Messi en la banda, su subidas fueron escasas y en defensa sufría demasiado la presión del rival, que apretaba con peligro. La mejor ocasión pepinera llegó por su banda. Luego buscó sumar en ataque, que es lo que pedía el partido, sobre todo cuando Messi se centró y dejó la banda libre para el de Reus.

6

Gerard Piqué, defensa

Ordenado

Buscó colocar todas las piezas desde su posición de central. Gerard ya hace mucho tiempo que no solo defiende y corta. Entiende el juego como nadie e indica a quien le escucha lo que debe hacer.

7

Clement Lenglet, defensa

Salvador

Llegó justo a tiempo para evitar el gol del Leganés casi sobre la línea de gol cuando los pepineros se habían plantado solos ante Ter Stegen de forma incompresible.

5

Junior Firpo, defensa

Bipolar

Ansu Fati entendió cuándo centrarse para abrir espacios que su compañero aprovechaba llegando con peligro. No habían pasado cinco minutos y ya había llegado dos veces al área con peligro. En cambio, sufría en defensa, seguramente por ser demasiado atrevido.

5

Sergio Busquets, centrocampista

Protocolario

Intentó dar continuidad y velocidad al balón para descomponer el orden del Leganés. Costó mucho y Sergio sufrió en ese sentido. Faltó algo más de chispa y atrevimiento.

5

Ivan Rakitic, centrocampista

Práctico

No en un sentido útil, sino funcional. No era fácil deshacer la presión del rival, muy ordenado, y sufrió muchísimo como el resto del centro del campo. Como todo el equipo, de hecho. Había que romper, pero nadie se atrevía.

6

Arthur Melo, centrocampista

Interpretativo

Con él sobre el césped, el Barça se parece más a sí mismo. Quien le pide más no entiende que cada uno debe interpretar su papel en el auca. Arthura ordena y manda con el balón. Arriesgar es cosa de otros perfiles.

7

Ansu Fati, delantero

Preciso

Entró mucho en juego. De hecho, mucho más que Messi, algo poco habitual. El Leganés forzó que el transcurriera por su banda y no lo supo aprovechar del todo, hasta que sí lo aprovechó con un disparo preciso dentro del área cuando Messi merodeó su zona y le encontró.

7

Leo Messi, delantero

Inteligente

Entró poco en juego y eso es siempre una muy mala noticia para el Barça. Además, como pasa también siempre, si no entra es porque sus compañeros no le encuentran. Y si Mahoma no va al a montaña... Messi se va hacia sus compañeros. Que es lo que acabó provocando el gol de Ansu Fati. Centró su posición y el Barça fue otra cosa mucho mejor.

7

Antoine Griezmann, delantero

Conectado

Desde la posición de delantero centro, no dejó de moverse, de ofrecerse, de aportar sin balón y con él. Le faltó ser algo más incisivo, pero nadie puede criticarle el pecado de la apatía. De hecho, fue quien más peligro creó hasta que Messi dijo basta y se fue al centro para romper al Leganés.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil