Thiagus Petrus: "Sorhaindo es mi ídolo, pero él aún no lo sabe"

"Hasta los 20 años, no sabía si iba a ser profesional o no del balonmano", confesó el brasileño

Thiagus Petrus destacó su capacidad para concentrarse en el juego como uno de sus puntos fuertes

Thiagus Petrus se sincera con el Infantil A  | FCB

El pivote internacional brasileño del Barça Thiagus Petrus reveló, en una charla temática con el equipo infantil del club, que su ídolo en el balonmano es su compañero de equipo Cedric Sorhaindo"Él no lo sabe, pero mi ídolo en el balonmano es mi compañero Cedric Sorhaindo", afirmó.

EFE

"Para mí tener un referente es muy complicado. Mis referentes siempre han estado en los equipos donde he jugado. Cuando estuve en Logroño era Rubén Garabaya y aquí en el Barça es él porque es un jugador que lo ha ganado todo y más de una vez. Es donde a mí también me gustaría llegar: a ganarlo todo", añadió.

Petrus insistió en la relación tan especial que tiene con Sorhaindo: "Por suerte, puedo compartir equipo con él, viajes con él y esto me ayuda mucho. Es alguien muy especial para mí".

El jugador del Barça recordó sus complicados inicios en el balonmano profesional y lo "duro" que fue dar el salto a Europa. "Vengo de otro país, de otra cultura, y he jugado tanto en España como en Hungría, que son culturas muy diferentes a la de mi país, Brasil", apuntó. Natural de Juiz de Fora, un pequeño pueblecito de Minas Gerais, empezó a jugar al fútbol, pero a los 13 años cambió de colegio. Allí no había fútbol y empezó a jugar al balonmano con un grupo de amigos. En 2004, se unió al Olímpico Atlético Clube Handball de Juiz de Fora.

Completó la escuela secundaria en la Universidad de la Escuela Técnica Juiz de Fora, a los 17 años, y pasó el examen de ingreso en la Universidad Federal. Pero en 2006 fichó por el Pinheiros de São Paulo, en el que estuvo hasta 2011 y con el que ganó varios títulos importantes en su carrera. "La verdad es que, hasta los 20 años, no sabía si iba a ser profesional o no de balonmano. Jugué el Mundial Júnior y vi que ese iba a ser mi futuro", señaló.

Thiagus Petrus destacó su capacidad para concentrarse en el juego "viendo vídeos y otras cosas" como uno de sus puntos fuertes. "Cuando era joven, tenía un déficit de atención y tuve que ir a la psicóloga del club, y en mi etapa en Logroño hice 'coaching' y esto me ayudó a estar más centrado, a enfocar mejor lo que quería y lo que tenía que hacer", desveló.

Tras dos temporadas en el Ciudad de Logroño y otras dos en el Pick Szeged húngaro, fichó por el conjunto azulgrana: "Cuando me llegó la oferta del Barça, la verdad es que no me lo creía mucho. Pensé que era una oportunidad única y un tren que no podía dejar pasar y más si venía al Barça, que siempre pelea por todos los títulos".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil