Ribera: "El covid añade el estrés de no saber qué va a pasar"

El seleccionador español conversó con SPORT a dos semanas del inicio del Europeo

"Creo que tendremos que pelear con Noruega y Alemania por las semifinales", recalcó

Ribera, manteado tras el bronce en Tokio
Ribera, manteado tras el bronce en Tokio | EFE

El catalán Jordi Ribera llegó al banquillo de los Hispanos al final del verano de 2016 tras el ‘fiasco’ en el Preolímpico para los Juegos de Río y ha cambiado la realidad del equipo a base de trabajo y con una filosofía que es sinónimo de éxitos. En los cinco años y dos meses que lleva al frente del equipo, la selección española acumula un espectacular balance de dos oros europeos, un bronce mundialista y el bronce olímpico con el que se despidió en Tokio el mítico exazulgrana Raúl Entrerríos.

España acaba de cerrar una breve primera fase de preparación para la cita de enero de Países Bajos y el domingo empezará la definitiva con los azulgranas Gonzalo Pérez de Vargas, Aitor Ariño, Aleix Gómez y Ángel Fernández en la convocatoria y el seleccionador explicó a SPORT sus sensaciones de cara a la cita continental.

¿Cómo han ido estos cuatro días de preparación?

Estoy contento y satisfecho. Los jugadores se fueron el jueves y volverán el domingo. Hemos hecho mucho volumen, trabajo físico y también a técnico-táctico con sesiones de dos horas, pero lo han admitido bien. Muchos han tenido una semana o 10 días de descanso, que en temporadas tan largas y con el acumulado de los Juegos les ha venido muy bien.

¿Qué recuerda de Tokio?

La sensación de cumplir en un ciclo dificilísimo, porque se alargó y había que llegar a tope. Allí hubo lesiones y muchos contratiempos, pero reaccionamos y logramos la medalla, que es lo más importante. El color da casi igual. En el grupo de la muerte, tras ganar a Noruega y a Alemania nos colocamos bien para el cruce y en cuartos supimos levantar el partido ante Suecia. El recuerdo es magnífico, pero queda en el retrovisor y hay que mirar adelante.

Ribera, manteado tras el bronce en Tokio

| EFE

¿El objetivo en este Europeo es lograr el tercer oro seguido?

Siempre llegamos con la idea de competir día a día. Nosotros necesitamos mucho del juego colectivo y de la aportación de todos. En el Europeo de 2018 perdimos con Eslovenia y al día siguiente teníamos que ganar a una Alemania más descansada para pasar a semifinales. Ese partido fue un punto de inflexión. En semifinales ganamos a Francia por cuatro goles y en la final, a Suecia en un gran partido. En el pasado Europeo el objetivo era luchar por la plaza directa para los Juegos, nos salió un torneo perfecto y en la final con Croacia supimos remontar. Esta etapa la califico como muy buena.

Hay muchas novedades...

Sí, y para algunos es su primera experiencia a este nivel. En el grupo tenemos a Chequia, a Suecia y a Bosnia, muy buenas selecciones que nos pondrán a prueba desde el inicio. Hay que empezar fuerte desde el principio y arrastrar algún punto para la segunda fase si pasamos. Puede haber sorpresas con Rusia o con Polonia, pero creo que pelearemos por las semifinales con Noruega y con Alemania.

Ferran Solé, en noviembre ante Rumanía

| EFE

Siempre se habla de renovación, pero aquí hay nueve jugadores de 26 años o menos...

Eso fue como una psicosis desde la eliminación en el Preolímpico de 2016. Había un grupo que tenía un gran ascendente y no mucha edad, como los porteros, los extremos derechos y quizá también los izquierdos. Sí que hacía falta ir cambiando en la primera línea y en el pivote, pero para eso hemos trabajado y si nos hubiesen respetado las lesiones tendríamos más novedades. Tampoco hay que olvidarse de la experiencia. No hemos pagado un peaje muy elevado por este cambio continuo, pero estamos preparados para asumirlo si llega.

¿La baja de Álex Dujshebaev por lesión es un gran ‘palo’?

Él había asumido poco a poco un cambio de rol y ahora es desequilibrante en su equipo y en la selección. Los entrenadores hemos de asumir que el equipo que tenemos es el mejor y tratar de sacarle el máximo rendimiento.

Alex Dujshebaev, una baja de enorme calado

| EFE

¿El covid añade más presión?

En la selección tenemos dos problemas. El primero son las lesiones, que han dejado fuera a gente joven como los Dujshebaev (Álex y Dani) o Ander Izquierdo. Y después está el covid, que añade el estrés de no saber qué va a pasar. A veces hay cosas que no se pueden controlar. O sí, porque uno mismo es el que decide. Ya lo hemos vivido en el Mundial y en los Juegos, pero ahora la gente se está contagiando más que nunca... es otro hándicap más para todos. Lo bueno es que tenemos un grupo que está deseando venir y es de agradecer. Miguel (Sánchez-Migallón) tuvo que dejar la concentración a las 10 y a las 11 entraba Javi Rodríguez. Los llamas y enseguida hacen la maleta.

¿Qué pediría a su equipo de cara al Europeo?

La selección tiene que mantener sus señas de identidad, el sacrificio, la entrega y esa capacidad de lucha que nos ha permitido sacar partidos muy complicados o que se nos han puesto cuesta arriba. Esa capacidad de creer en nosotros mismos y ese sacrificio no dar nunca un balón perdido es lo que nos ha dado resultados y tenemos que mantener esa filosofía.

Para acabar, ¿cómo se encuentra tras cinco años en el cargo y a tres de París 2024?

Han sido cinco años excelentes con cuatro medallas. Dos oros europeos, un bronce olímpico y otro en el Mundial. Un ciclo muy bueno. Yo estoy muy tranquilo y como siempre, con muchas ganas de trabajar no solo aquí, sino también con los jóvenes en el CAR de Granada. Y lo que venga, vendrá. Ahora no me preocupa mi futuro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil