España pierde la final de la Golden League

España se deja escapar el título ante Francia en la tanda de penaltis

La selección española de balonmano tuvo que conformarse con la segunda plaza en la Golden League

España cayó en la tanda de penaltis
España cayó en la tanda de penaltis | RFEB

La selección española de balonmano tuvo que conformarse con la segunda plaza en la Golden League, al caer este sábado por 5-3 ante Francia en la tanda de penaltis, tras una batalla de estilos, que acabó en tablas (31-31) a la conclusión del tiempo reglamentario.

EFE

Un empate que obligó a españoles y franceses a jugarse el título en la tanda de penaltis, donde el equipo francés se hizo con el triunfo tras una parada de Wesley Pardin a lanzamiento de Valero Rivera.

Derrota final que no puede empañar el papel del conjunto español en la Golden League, posiblemente el torneo amistoso más prestigioso del mundo, donde los de Jordi Ribera demostraron que están en disposición de pelear por todo en el próximo Europeo.

Y todo ello, sin renunciar a su estilo característico, ya que si algo demostró el partido disputado este sábado en la ciudad danesa de Aalborg, es que pocos equipos representan a día de doy dos visiones tan antagónicas de entender el balonmano como España y Francia.

Si el conjunto francés representa mejor que ningún otro la primacía del factor físico que se ha adueñado de este deporte en los últimos años, los “Hispanos” se mantienen como los últimos “románticos” con su apuesta decidida por el juego combinativo.

Dos maneas radicalmente opuestas de entender el juego, como totalmente distintos son el francés Dika Mem y el español Raúl Entrerríos.

Mientras que el lateral francés es un superatleta que aprovecha sus envidiables condiciones físicas para martillear una y otra vez la portería rival con sus tremendos lanzamientos, el central español es capaz de leer, como pocos, lo que necesita el juego de su equipo en cada momento.

Una batalla de estilos que de inicio se decantó del lado francés gracias a los lanzamientos de Mem y de Elohim Prandi, otro superdotado físico, que pusieron a los galos con una ventaja de 4-1 apenas transcurridos cuatro minutos de juego.

Pero ni aún así perdió la paciencia el equipo español que siguió moviendo y moviendo en ataque el balón hasta hacer llegar en ventaja el esférico a los extremos y pivotes.

Un elaborado juego que no sólo permitió a España igualar (4-4) la contienda, sino dar la vuelta por completo al marcador (6-8) tras un demoledor parcial de 2-7 en los siguientes nueve minutos

Y es que España, dirigida por una magistral Raúl Entrerríos, no sólo encontró el camino hacia el gol en sus extremos y pivotes, sino que también y, quizá lo más importante, poco a poco fue ajustando su defensa para controlar los lanzamientos lejanos del conjunto galo.

Una mejoría defensiva, que permitió a España, eso sí, a cuenta gotas comenzar a desplegar su veloz juego de contragolpe, lo que permitió a los “Hispanos” disparar su ventaja hasta los cuatro tantos (14-18) a pocos segundos para la conclusión del primer período.

Renta que el conjunto español, no sólo supo conservar, sino que incluso llegó a aumentar en el inicio de la segunda mitad hasta los cinco goles (15-20), gracias a un gol de Álex Dujshebaev.

Pero entonces surgió la figura del portero Yann Genty, que con sus acertadas intervenciones, permitió poco a poco a Francia reducir su desventaja hasta situarse a tan sólo un tanto (22-23) en el marcador.

Paradas que parecieron hacer perder la paciencia al conjunto español, que en el momento que cayó en el juego físico que tanto beneficia al equipo francés, vio esfumarse definitivamente su ventaja (23-23).

Momentos de incertidumbre que la selección española logró solventar con la presencia en la primera línea de Alex Dujshebaev, Joan Cañellas y Raúl Entrerríos, que devolvieron la paciencia y fluidez al juego ofensivo español (26-28).

De hecho, España tuvo la ocasión de encarrilar el triunfo en un contraataque de Ferrán Solé a menos de siete minutos para el final que pudo haber situado en tres tantos la ventaja del equipo español.

Pero la parada de Genty condenó al conjunto español a un intenso final, en el que el poderío físico y, sobre todo, la capacidad de lanzamiento forzó la tanda de penaltis (31-31), que privó a los “Hispanos” del triunfo final, pero no así de la buena imagen que mostró en estas Golden League.

Ficha técnica:

  • Francia: Gerard; Porte (-), Mem (7), Nikola Karabatic (1), Prandi (4), Grebille (2) y Sorhaindo (-) -equipo inicial- Genty (ps), Pardin (ps), Remili (2), Lagarde (3), Tournat (-), Abalo (3), Guigou (3, 2p), Luka Karabatic (5), Fabregas (1) y Claire (-)
  • España: Pérez de Vargas; Solé (6), Maqueda (4),Gedeón Guardiola (-), Serdio (3), Costoya (-) y Rivera (5) -equipo inicial- Corrales (ps), Raúl Entrerríos (4), Alex Dujshebaev (4), Cañellas (4), Morros (-), Ariño (-), Goñi (1), Balaguer (-) y Figueras (-)
  • Marcador cada cinco minutos: 4-2, 6-5, 8-9, 9-11, 12-14 y 15-18 (Descanso) 15-20, 18-22, 21-23, 23-26, 28-29 y 31-31 (Final) 5-3 (Penaltis)
  • Árbitros: Madsen y Mortensen (DEN). Expulsaron por tres exclusiones al jugador de la selección española Gedeón Guardiola (m.54). Además excluyeron por dos minutos a Sorhaindo, Fabregas, Lagarde y Prandi por Francia; y a Maqueda por España.
  • Incidencias: Final de la Golden League disputada en el Gigantium de Aalborg (Dinamarca).
cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil