El Barça entrega el partido en un mal primer tiempo

Los azulgranas perdieron en la pista del Pick Szeged por 31-28 siendo la primera derrota oficial de la temporada

Con este resultado se complica el objetivo de acabar primero de grupo

Mikler fue un auténtico muro para los azulgranas
Mikler fue un auténtico muro para los azulgranas | EFE

El FC Barcelona inició su andadura en la Champions League, el gran objetivo de la temporada, con una dolorosa derrota en la pista del Pick Szeged a causa de una mala primera mitad que marcó el encuentro.

FICHA TÉCNICA

Velux Champions League

SZE

31-28

FCB

Pick Szeged

(18+13): Mikler (Alilovic, m.45 a 60); Radivojevic (6,2p), Maqueda (7), Banhidi (5), Bombac (3), Bodo (3), Kallman (2), -siete inicial- Henigman (1), Gaber (1), Cañellas (-) y Stepancic (3).

FC Barcelona

(11+17): Gonzalo Pérez de Vargas (Möller (m.30 a 60); Víctor Tomás (2), Mem (5), Fábregas (8), Cindric (1p), Palmarsson (3), Ariño (5) -siete inicial- Thiagus Petrus (-), Raúl Entrerríos (-), Álex Pascual (1), Sorhaindo (-), Andersson (1), N' Guessan (2) y Aleix Gómez (-)

Parciales cada 5 minutos

3-1, 6-4, 9-5, 13-7, 14-8, 18-11 (descanso),21-13, 22-17, 24-21, 26-23, 28-26 y 31-28 (final).

Árbitros

Jonas Eliasson (ISL) y Anton Palsson (ISL). Exclusiones a Henigman (m.22 y 27) y Stepancic (m.40) por el Pick Szeged y a Andersson (m.46) y Palmarsson (m.49) por el Barcelona.

Incidencias

Encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo A de la Liga de Campeones 2017-2018 disputado en el Varosi Sportcsarnok de Szeged ante 3.200 espectadores, totalmente lleno.

El conjunto húngaro, dirigido con maestría por Juan Carlos Pastor, supo encontrar los resquicios de un Barça que este sábado no tuvo su mejor día, aunque es de justicia decir que gran parte de la poca eficacia de los azulgranas fue por el milimetrado trabajo de su oponente tanto en defensa como en ataque.

La principal arma del Pick Szeged fue su guardameta, Roland Mikler, quien ya en los primeros minutos dio a entender lo que costaría superarle. Su carta de presentación fueron dos paradas consecutivas, uno a lanzamiento de Dolenec desde los siete metros. Los azulgranas supieron de inmediato que estaban ante un muro que además salió a la pista con la máxima inspiración.

Todo lo contrario ocurría al otro lado de la pista. Gonzalo Pérez de Vargas se vio superado una y otra vez por varios jugadores del Pick Szeged que con rápidas combinaciones rompían la defensa azulgrana -con algunas lagunas en la primera mitad- y poco a poco iban incrementando las diferencias en el marcador.

A los 11 minutos y con un preocupante 8-4 en el marcador Xavi pascual pidió tiempo muerto. Pero no tuvo la repercusión esperada. Al contrario, el conjunto húngaro iba comiendo el terreno y la moral al Barça y Mikler seguía haciendo de las suyas cerrando la primera mitad con un 45% de eficacia, por el 18% en la portería azulgrana.

Se llegó al descanso con 18-11 y con sensaciones preocupantes en el Barça donde solo destacó Ludovic Fabregas con cinco dianas. Los problemas en el repliegue y en hilvanar correctamente los contraataques se pagaron caros.

Reacción demasiado tardía

En la seguna mitad Xavi Pascual optó por poner a Kevin Möller en la portería para buscar la reacción y una mayor eficacia. 

De entrada el Pick Szeged amplió la diferencia hasta un 20-11 sumamente preocupante. Quedaban 28 minutos para el final. Había tiempo pero se les presentaba un mundo gris delante con muchos nubarrones. Tocaba trabajar de lo lindo par intentar lo imposible.

Y así lo hizo el Barça. Llegaron los mejores minutos azulgranas y con un parcial de 1-5 con un Fabregas que seguía siendo el principal argumento ofensivo llegó el 21-16 en el 37'.

Pérdida de Palmarsson determinante

Las paradas de Möller y un mejor trabajo en ataque provocaron las dudas al equipo húngaro, que veía cómo los de Xavi Pascual se acercaban peligrosamente. A falta de siete minutos para el final el Barça se puso a un solo gol (27-26) y posesión. Pero Palmarsson perdió el balón y ahí se acabó el partido. No fue culpa del jugador islandés, el partido se había perdido mucho antes.

Una nueva pérdida por dobles de Cindric con 28-26 y un Maqueda que no estaba dispuesto a dejar escapar la victoria fueron la sentencia y el Pick Szeged se llevó la victoria por 31-28. 

Es la primera derrota de la temporada oficial del FC Barcelona, un resultado que obligará a Xavi Pascual a tomar nota.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil