Paso importante hacia Colonia de un Barça casi perfecto

Paso importante hacia Colonia de un Barça casi perfecto

El Barça mostró un alto nivel en la pista del Flensburg
El Barça mostró un alto nivel en la pista del Flensburg | FCB

Los azulgranas se impusieron en la pista del Flensburg por 29-33, un gran resultado de cara a la vuelta en el Palau

Ben Alí, con 8 goles de 8 disparos, sustituyó a la perfección la baja de Ludovic Fàbregas

El Barça salió vivo del 'Infierno del Norte' de Flensburg tras un partido muy intenso donde los azulgranas pasaron de tener el duelo totalmente controlado, a sufrir al final para mantener la ventaja que se redujo con el paso de los minutos. Al final, el Barça ganó por 29-33 y afrontará el partido de vuelta con este + 4 que da motivos para pensar en Colonia... pero sin confianzas porque el Flensburg vendrá sin nada que perder y con todas sus armas para asaltar el Palau.

FICHA TÉCNICA
Champions League

FLE

29 ________________ 33

FCB

ALINEACIONES

SG Flensburg

(13+16): Möller (Buric, m.11 a 60); Swan (4), Hald Jensen (-), Golla (5), Gottfridsson (2), Mads Mensah Larsen (1), Jacobsen (9,4p) -siete inicial- Einarssonn (3) y Sogard (5).

Barça

(18+15): Gonzalo Pérez de Vargas; Áleix Gómez (5,3p), Mem (6), Youssef Ben Alí (8),Cindric (2), N'Guessan (2), Ángel Fernández (2), siete inicial, Thiagus Petrus (-), Makuc (1), Lángaro (1), Ariño (1), Ali Zein (-), Janc (2), Richardson (3) y Leo Maciel (p.s).

Marcadores cada 5 minutos

1-5, 3-9, 3-10,7-14, 10-15, 13-18 (descanso), 15-21, 17-24, 21-25, 24-27, 25-30 y 29-33.

Árbitros

Vaclav Horacek (CZE) y Jiri Novotny (CZE). Excluyeron a Jensen (m.3 y 27), Golla (m.4) y Sogard (m.48), por el Flensburg, y a Ben Alí (m.15), Lángaro (m.20), Fernández (m.25) y Ariño (m.57), del Barça.

Incidencias

Encuentro de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Flens Arena de Flensburg (Alemania) ante unos 6.300 espectadores, lleno.

El Barça arrancó el partido con una autoridad aplastante. Era un cuento de color de rosa lo que estaba ocurriendo en el Flens Arena para los azulgranas que, con una salida fulgurante, se puso en poco más de nueve minutos con un 2-9 en el marcador que encarrilaba el partido nada más comenzar.

El buen juego del Barça, que no notó la importante baja de Ludovic Fàbregas excelentemente sustituido por Ben Ali, estuvo en todo momento acompañado de un Pérez de Vargas que volvió a brillar ante el conjunto alemán y con sus paradas y liderazgo llevaba en volandas al equipo.

Carlos Ortega optó por una defensa 5-1 muy avanzada que descolocó una y otra vez al Flensburg obligándole a pases precipitados y que desarboló la estrategia alemana de manera que la ventaja iba creciendo con el paso de los minutos.

Tardó mucho Maik Machulla en parar el partido, lo que benefició a los azulgranas en estos primeros 10 minutos de auténtica exhibición.

El Flensburg sube un peldaño

A partir de ahí, el Flensburg puso una marcha más y logró recortar distancias coincidiendo también con una lógica bajada en la eficacia de Pérez de Vargas y con el cambio en la portería del cuadro alemán donde el ex azulgrana Kevin Möller se sentó en el banquillo para que saliera Benjamin Buric.

El Flensburg, encorajado por una grada totalmente entregada, recortó distancias hasta 4 goles (11-15 a los 26 minutos). Ortega paró el partido y logró que sus hombres reaccionaran en lo que quedaba de la primera parte para irse al descanso con un 13-18 que no satisfacía a nadie. Al Barça porque había contado con una mayor ventaja y el Flensburg porque sabía que cinco goles ante los azulgranas son difíciles de remontar y más si seguían con el juego irregular que mostraron, en gran parte por la eficacia defensiva del Barça

De la euforia con un Ben Alí excelente, al sufrimiento

En la segunda mitad el dominio blaugrana siguió en la pista. La concentración del equipo era máxima y el Flensburg no encontraba la fórmula recortar distancias y para viajar al Palau con alguna esperanza de obtener billete a Colonia. Pero el Barça estaba desatado con un Ben Alí incombustible en ataque y sin apenas fisuras en defensa (16-13 en el 37').

Pero un partido de balonmano es muy largo y tras un esfuerzo titánico y viendo la clara ventaja en el marcador llegaron unos minutos de desconcentración azulgrana cometiendo algunos errores que lo que provocaron es que el Flensburg entrara de nuevo en el partido con un parcial de 4-1 (21-25 en el 43').

Quedaba un mundo por delante y el Flens Arena empezó a convertirse en el 'Infierno del Norte' como se le conoce. Ortega paró de nuevo el partido porque empezaron las dudas en el Barça y crecían las esperanzas del Flensburg que con un bonito contraataque culminado por Jakobsen, máximo goleador de su equipo, se ponían con un -3 (22-25).

La defensa azulgrana dejó de ser infranqueable y el Flensburg no lo desaprovechó. El Barça se vio obligado a recomponerse y a buscar posesiones largas cuando faltaban 10 minutos para el final.

Cuando el Barça estaba pasando por su peor momento apareció Richardson para ponerse al equipo a la espalda y gestionar una ventaja importantísima para el partido de vuelta en el Palau. Acompañado por Ben Alí, que seguía con un 100% de eficacia, el Barça volvió a los cinco goles de diferencia (26-31 en el minuto 56).

Quedaba poco tiempo y mucho trabajo por delante, pero el Barça apretó los dientes y contuvo las embestidas del equipo alemán para acabar con un +4 perfecto para afrontar la vuelta el 19 de mayo en el Palau.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil