Sport.es Menú

A Nagy se le escapa el título en su despedida

El lateral hispano - húngaro se retira del balonmano de elite tras perder en la final de la Final Four de Colonia

El Veszprem cedió ante el Vardar por 27-24 en el último partido del que fuera jugador del Barça 12 temporadas

Nagy se retira y jugó en Colonia su último partido como jugador profesional
Nagy se retira y jugó en Colonia su último partido como jugador profesional | EFE

Laszlo Nagy ha disputado este domingo su último partido como profesional. Podría haber sido mejor despedida si el Vezsprem hubiera ganado al Vardar en la final de la Final Four de Colonia, y mucho mejor si hubiera sido el FC Barcelona el rival. Pero no pudo ser, aunque nada empaña la carrera del lateral húngaro también con nacionalidad española. El balonmano pierde a uno de sus iconos.

Nagy se convirtió en un auténtico ídolo en el FC Barcelona donde jugó nada menos que 12 temporadas. Procedente del Pick Szeged húngaro, equipo de su ciudad natal donde jugó de 1996 a 2000, el lateral se adaptó a la perfección al Barça donde llegó con solo 19 años de la mano de Valero Rivera.

21 títulos con el FC Barcelona

Durante su paso por el Palau, Nagy ganó dos Champions, cuatro Ligas, cuatro Copas del Rey, cuatro Copas ASOBAL, cinco Supercopas de España, una Copa EHF y un EHF Champions Trophy, siendo elegido capitán del Barça la temporada 2010-11. A todas estas coronas hay que añadir las 13 logradas con el Veszprem (cinco Ligas, seis Copas de Hungría y dos Liga SEHA).

La despedida del Barça no fue demasiado amigable. Laszlo rescindió su contrato con el Barça en 2012 y firmó su nuevo contrato con el Veszprem por una cantidad que le convertía en el jugador de balonmano mejor pagado del mundo. Pese a que tenía un año más de contrato con el conjunto azulgrana, Nagy fichó por el equipo húngaro y el Barça quiso dejar claro que el lateral derecho se había ido por dinero.

Un catalán más

Pese a ello, el jugador húngaro que obtuvo la nacionalidad española, se ganó el cariño de toda la afición culé puesto que su integración a la ciudad fue total, incluso aún a día de hoy habla catalán a la perfección expresándose en esta lengua con gran fluidez.

Le hubiera gustado una final contra el Barça

Precisamente en catalán habló con la prensa en Colonia antes de disputar la final de la Champions contra el Vardar en el que era su último partido como profesional. El jugador húngaro, admitió que le hubiera encantado poder jugarla ante el Barça: "Hubiera sido una gran ilusión, un sueño porque estuve allí 12 años. Me marcará toda la vida y son muchos los recuerdos que me llevé de allí", dijo.

Nagy, que jugó la final diezmado por un duro golpe en el hombro recibido en la semifinal, aseguró que no hay marcha atrás en su decisión de retirarse y habló de su fructífera carrera: "Han sido 22 años que han pasado muy rápido. Estoy muy contento y orgulloso de mi carrera y he intentado ser el mejor posible también fuera de la pista", dijo en perfecto catalán.

El futuro inmediato de Nagy seguirá vinculado al balonmano, pues el lateral ya ha anunciado que se queda en el Veszprem donde realizará labores de director deportivo.

Se va uno de los grandes del balonmano mundial. Es ley de vida, pero le echaremos de menos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil