Sport.es Menú

Los 'Hispanos' reeditan su victoria frente a Suecia

Los dos finalistas del Europeo 2018 se volvieron a ver las caras en una pista negra para los españoles

Los últimos cinco minutos del encuentro pusieron en peligro la victoria del conjunto de Jordi Ribera

Alex Dujshebaev celebra un gol ante Suecia
Alex Dujshebaev celebra un gol ante Suecia | EFE

La selección española de balonmano frustró los deseos de revancha de Suecia, tras volver a imponerse, tal y como ya hiciera en la final del pasado Europeo, al conjunto escandinavo este miércoles por 28-29 en su visita a Malmoe

EFE

Un ajustado marcador que no reflejó la superioridad del conjunto español, al que por ponerle un pero, habría que afearle su mala gestión de los últimos cinco minutos de juego.Tiempo en el que España pasó de dominar con claridad el marcador (24-29) a ver amenazada su victoria, con dos lanzamientos finales del lateral Simon Jeppson, que Jorge Maqueda evitó que acabaran en gol con dos soberbios blocajes.

Dos acciones que demostraron que el toledano, que regresaba a la selección tras más de dos años de ausencia, está dispuesto a hacerse un hueco en los esquemas de Jordi Ribera. Unos planes que, como recalcó una y otra vez el seleccionador español en los días previos, pasan por seguir puliendo cada mínimo detalle, consciente de que los "hispanos" deben seguir reinventándose para volver a ser campeones.

"Tenemos que intentar perfeccionar aquello que nos salió bien en el Europeo, porque sabemos que haciendo lo mismo que en Croacia no vamos a tener el mismo resultado, por lo cual tendremos que hacer algunas cosas mejor o diferentes", advirtió el seleccionador español en los días previos al partido.

Una reinvención que comenzó desde el equipo inicial que presentó Jordi Ribera en Malmoe con la inclusión de tres nuevos jugadores con relación al equipo que se proclamó campeón de Europa el pasado mes de enero en Zagreb. Cambios que no alteraron las señas de identidad de un conjunto español, que volvió a exhibir la solidez defensiva, el veloz juego de contragolpe y la creatividad ofensiva que le permitieron coronarse hace nueve meses como rey de Europa.

Mecanismos que no se vieron alterados ni por la presencia de un novato como el pivote Abel Serdio, que pese a jugar sus primeros minutos con la selección, se comportó como si llevara toda la vida jugando con los "Hispanos". Especialmente en defensa donde el jugador del Recoletas Atlético Valladolid conformó junto con Gedeón Guardiola una auténtica muralla en el eje de la defensa española.

Un sensacional trabajo defensivo sobre el que se sustentó, una vez más, el triunfo del conjunto español, que mediada la primera mitad tan sólo había concedido cinco goles (5-8). Cifra que podría haber sido, incluso, menor de no ser por las constantes exclusiones -hasta cinco en el primer tiempo- con las que fue castigada la selección española, algo sorprendente, como demuestra el hecho de que los de Jordi Ribera fueron el equipo con menos exclusiones del pasado Europeo.

Pero ni las continuas inferioridades del conjunto español, ni las paradas del portero sueco Andreas Palicka, que detuvo hasta tres contraataques consecutivos a los "hispanos", impidieron la escapada de España en el marcador. Tal y como reflejaron los cuatro goles de ventaja (11-15) con los que la selección española llegó a los últimos segundos de la primera mitad, en las que España dio siempre la sensación de estar dos o tres escalones por encima de su rival.

Algo que se pudo comprobar en el arranque del segundo período, en el que España, de la mano de un efectivo Ferrán Solé, máximo realizado del partido con siete tantos, se situó con una ventaja de seis tantos (17-23) en el marcador. Una diferencia que ni las constantes rotaciones del técnico español, ni los cambios de sistema defensivo que efectuó Jordi Ribera en la segunda parte, lograron menguar hasta llegar a los últimos cinco minutos (24-29).

Tiempo en el que España, que hasta entonces había tenido siempre la paciencia necesaria para hacer llegar en ataque el balón al jugador mejor situado, cayó en la precipitación, lo que permitió a Suecia rozar la remontada. Un empate que Maqueda no estaba dispuesto a conceder como demostró con sus dos soberbios blocajes finales, que permitieron a España estrenar su andadura en la EHF Eurocopa con una victoria (28-29) de prestigio.

Ficha técnica

28 - Suecia: Palicka; Ekberg (1p), Lagergren (1), Gottfridsson (3), Lukas Nilsson (5), Tollbring (2) y Nielsen (-) -equipo inicial- Thulin (ps), Pettersson (2), Persson (2), Arnesson (-), Henningsson (-), Jeppsson (3), Wanne (6), Darj (-) y Andreas Nilsson (3)

29 - España: Corrales; Balaguer (1), Maqueda (2), Gedeón Guardiola (-), Serdio (1), Costoya (1) y Ángel Fernández (4) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Peciña (1), Raúl Entrerríos (3), Alex Dujshebaev (-), Sarmiento (1), Ariño (2), Solé (7, 3p), Figueras (3) y Dani Dujshebaev (3)

Marcador cada cinco minutos: 1-2, 3-6, 5-8, 7-10, 10-11 y 12-15 (Descanso) 14-17, 17-22, 19-23, 22-27, 24-29 y 28-29 (Final)

Árbitros: Bounouara y Sami (FRA). Excluyeron por dos minutos a Darj (2) y Persson por Suecia; y a Costoya, Maqueda, Ángel Fernández, Solé, Alex Dujshebaev y Peciña por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada de la EHF Eurocopa 2020 disputado en el Malmoe Arena

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil