El Kielce asalta el Palau Blaugrana

El Kielce asalta el Palau Blaugrana

El Kielce sacó rédito de su juego físico tanto en defensa como en ataque
El Kielce sacó rédito de su juego físico tanto en defensa como en ataque | VALENTÍ ENRICH

El Kielce ha tomado al asalto el Palau Blaugrana al imponerse al vigente campeón de la Liga de Campeones por 31-33. Primera derrota del Barça Lassa en casa y en Champions desde el 18 de febrero del 2012 (en aquel entonces, ante el Zagreb, por 29-30).

FICHA TÉCNICA
Champions

Barça Lassa

31 ________________ 33

Vive T. Kielce

ALINEACIONES

Barça Lassa, 31

(19+12): Saric (Pérez de Vargas); Víctor Tomás (2), Gurbindo (3), Raúl Entrerríos (2), Sorhaindo (1), Viran Morros, Sigurdsson (4) -siete inicial-, Jallouz (4), Lazarov (12, 3p), Syprzak (1) y Noddesbo (2).

Vive Tauron Kielce, 33

(16+17): Szmal; Cupic (4,1p), Lijewsky (4), Aginagalde (2), Zorman (3), Jurecki (2), Strlek (3) -siete inicial-, Chrapkowski (1), Kus (1), Bielecki (9,8p), Reichmann (2), Buntic, Jachlewski (2) y Sego (p.s.)

Árbitros

Oyvind Togstad (NOR) y Rune Kristiansen (NOR). Excluyeron a Gurbindo (m.18), Syprzak (m.37), Morros (m.57) por el Barcelona y a Jachlewski (m.16), Zorman (m.43), Kus (m.48) y Chrapkowski (m.51) por el Kielce.

Marcador cada 5 minutos

5-2, 8-7, 12-9, 14-12,17-13, 19-16 (descanso); 21-20, 22-23, 23-25, 27-28, 29-30 y 31-33 (final).

Incidencias

Encuentro correspondiente a la quinta jornada del Grupo B de la Liga de Campeones disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona, ante 4.231 espectadores.

El Grupo B se pone emocionante. El Barça, con 15 puntos, seguirá en la primera posición aunque quizá ya no en solitario sino empatado con el Rhein Neckar Lowen  dependiendo del resultado del conjunto alemán en su visita a la pista del Pick Szeged mientras el Kielce se sitúa a un punto de los azulgranas.

El Barça se ha adueñado del ritmo de partido tras los primeros minutos de tanteo y precipitación por parte de ambos equipos. Poco a poco, gracias a los goles de Jallouz y, especialmente, Lazarov, han ido poniendo tierra de por medio hasta una máxima ventaja de cuatro goles (18-14). 

El Kielce con un juego muy físico no sólo a nivel defensivo sino también ofensivo daba la réplica con los lanzamientos desde siete metros de Bielecki mientras la defensa azulgrana tenía controlado a Julen Aginagalde. Las rotaciones en el equipo de Talant Dujshebaev eran constantes pero el Barça ha podido irse al descanso con tres goles de ventaja (19-16).   

En la segunda mitad, el escenario ha cambiado por completo. La primera línea azulgrana (Entrerríos, Jallouz y Lazarov) estaba jugando muchos minutos y la dureza defensiva del conjunto polaco, de contacto constante, ha empezado a pasar factura. 

Faltaba fluidez, faltaban ideas y el portero polaco Szmal ha empezado a entonarse mientras la efectividad blaugrana, que había llegado a superar el 70 por ciento, descendía a una velocidad de vértigo.

Por primera vez, en el minuto 40 de partido, el Kielce se ha puesto por delante en el marcador (22-23) mientras el Barça apenas había podido marcar tres goles en esos primeros diez minutos de la segunda mitad, circunstancia que ha aprovechado a la perfección el conjunto polaco. 

Apenas un minuto más tarde Xavi Pascual se veía obligado a pedir tiempo muerto. "¡Tranquilos, que queda mucho partido!", les recordaba el técnico azulgrana a sus hombres.

Pero el tiempo iba a jugar a favor del equipo visitante que se situó 24-28 (48'). Momento crítico para el Barça que disponía de dos minutos de superioridad y que hizo que el Palau tuviera esperanzas gracias a los goles de Lazarov (2, máximo anotador del partido con 12 dianas) y Gurbindo. 

Pero si en Kielce la alegría fue para los azulgranas, gracias al gol en el último segundo de Jesper Noddesbo que supuso el empate (30-30), esta vez ha sido para los polacos. Szmal, con sus intervenciones y los goles de Bielecki, de penalty, y de Lijewski, han sido la puntilla a una racha de 27 victorias consecutivas en casa y en Champions del Barça Lassa.

La competición se toma ahora un descanso. No volverá hasta febrero, tras la disputa del Europeo en Polonia.