Al Barça B se le complica el sueño de la Copa del Rey

El Huesca logró hoy una trabajada victoria ante el Barcelona B (28-30), que vio como la veteranía del cuarto clasificado de la Liga ASOBAL se impuso en un partido que les aleja del sueño de disputar la Final a Cuatro de la Copa del Rey.

EFE

Una magnífica actuación del exguardameta azulgrana Rodrigo Corrales permitió que los aragoneses cogieran ventaja en el partido de ida disputado en el Pabellón de la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí.

El ímpetu de la juventud se notó en los primeros minutos, con los catalanes mordiendo en defensa y efectivos en ataque, si bien el primer golpe importante en el marcador lo firmaron los visitantes con un parcial de 0-6 de la mano de Corrales, que en los primeros minutos realizó cinco acciones de mérito.

Gerona paró la sangría con un tiempo muerto que hizo reaccionar a sus pupilos. La efectividad del extremo Víctor Sáez, con tres goles consecutivos, permitió que el filial azulgrana volviera a mandar en el marcador (10-8).

Mientras el cuadro local apretaba sus mecanismos defensivos y se mantenía preciso en ataque con la aparición de Michal Kasal, el equipo de Pedro Nolasco se mantenía vivo gracias a un acertado Carlos Molina, infalible desde el perímetro exterior.

Ello permitió que el Huesca llegara al descanso con tan solo un gol de desventaja y los segundos treinta minutos para frenar el hambre del líder de la División de Honor B.

Tras la reanudación, la experiencia visitante se impuso. Corrales volvió a parar y el Barça no encontraba la intensidad necesaria para frenar la línea exterior aragonesa. Carlos Molina -con cuatro tantos en los segundos 30 minutos- volvió a destacar desde el perímetro y su equipo se escapó en el marcador (19-23).

Se repitió el guión de los primeros treinta minutos: Gerona pidió tiempo y sus cachorros reaccionaron con un parcial de 3-0 de la mano de Castro, Miralles y David Balaguer.

Las fuerzas se igualaron y Gerona dio entrada Admella en la portería, que sustituyó a un desacertado Ignacio Biosca. A falta de seis minutos para el final, el lateral Michal Kasal conseguía el empate (27-27) y en un contragolpe Víctor Sáez estuvo a punto de coger ventaja, pero Corrales sacó una mano salvadora que hundió a los azulgranas.

En la siguiente jugada, Rochel anotó el 27-28 y los colegiados excluyeron a Medina. Con superioridad, se impuso la veteranía de los aragoneses que anotaron dos goles más para dejar la eliminatoria muy cuesta arriba para los catalanes, si bien aun mantienen la esperanza de conseguir la proeza.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil