El Granollers, sin opciones en Logroño

El equipo riojano no estaba dispuesto a volver a fallar en su lucha por acceder al tercer puesto, algo que ha hecho dos veces esta temporada, y por eso su inicio de partido fue fulgurante, arrollador y desesperante para su rival. Ese comienzo y otra racha de juego a su verdadero nivel le bastaron para superar a un rival encomiable en su esfuerzo pero con menos argumentos. Los riojanos no es que defendieran muy fuerte, pero sí lo suficiente como para salir en rápidos contragolpes con los que llegaron a marcar 13 goles en apenas un cuarto de hora, una marca muy difícil de igualar por su rival.

EFE

FICHA TÉCNICA

Liga ASOBAL

La Rioja

31-27

Granollers

Naturhouse La Rioja

(17+14): Jorge Martínez (p), Petrus (5), Mindegia (7), Víctor Hugo (1), Cuartero (5, 2p), Curuvija (4), Silva (1), Aguinagalde (p), Romeo (p), Capote, Arrieta, Miralles (2), Ajo, Velasco (1), Paván (5) y Tolmos

Fraikin Granollers

(15+12): Pérez de Vargas (p), Blanxart, Salinas (3), Campos (2,1p), Malasinskas (4), Marc García (4), Adria Pérez (5), Manel Pérez (p), Capdevilla (3), Raigal (2), Arnau García (3), Pujol y Ferrán Solé (1)

Parciales

Parciales: 5-2, 9-6, 11-8, 13-11, 15-12, 17-15 (descanso), 19-18, 22-19, 25-21, 28-22, 30-24 y 31-27 (final)

Arbitros

Casado Fernández y Vera Ávila. Excluyeron por dos minutos al local Víctor Hugo (2 veces) y al visitante Pujol

Incidencias

Unos dos mil aficionados en el Palacio de los Deportes de La Rioja

El Granollers intentaba compensar la intensidad local, y, con mucho mérito y gracias a Marc García y Salinas se mantenía a corta distancia de su rival, aunque en muchas acciones se le veía mucho más al límite que al Naturhouse. Y, de hecho, el equipo riojano perdió durante algunos minutos precisión en ataque y optó por ser más contundente en defensa, lo que cerró todos los espacios a los catalanes, que no pudieron equilibrar el partido antes del descanso (17-15).

Pero sí lo hicieron en el comienzo del segundo tiempo, en el que fueron mucho más rápidos que su rival y empataron a 17. El Naturhouse, con tras jugadores importantes (Tioumentsev, Garabaya y Pedro Rodríguez) en la grada por lesión no quería realizar más esfuerzos de los necesarios y por eso tardó en comenzar el segundo tiempo. Fueron los mejores minutos del Granollers, dirigido por Malasinskas (ante el que será su público el año próximo), que dio la sensación de poder tutear a su rival.

Pero esa sensación solo le duró hasta el 22-21, cuando el Naturhouse dio más balones a Paván, casi inédito hasta entonces, y los lanzamientos del cubano, las paradas de Pedro Rodríguez y tres contraataques de Petrus colocaron un 27-22 en el luminoso, a menos de un cuarto de hora para el final. El choque ya no tuvo alternativas. El Naturhouse volvió a agazaparse para no tener mayor desgaste y el Granollers luchó algo más por acercarse en el marcador final, algo con lo que tuvo que conformarse ante un rival superior.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil