El Granollers gana en Huesca un partido ajustado hasta el final

El Granollers no lo tuvo ganado hasta el final
El Granollers no lo tuvo ganado hasta el final | JOAN MONTFORT

EFE

El Fraikin Granollers, pese a ir ganando por hasta seis goles de diferencia, sufrió hasta el últimos instantes para derrotar a domicilio por 25-26 al Bada Huesca en la duodécima jornada de la Liga ASOBAL de balonmano, de la que sigue en el segundo puesto a tres puntos del líder, el Barcelona.

FICHA TÉCNICA

Liga ASOBAL

Huesca

25-26

Granollers

Bada Huesca

Savic (P), Ugarte (2), Ancizu (1) Rochel (5), Marcelo (2), Molina (6), Noslaco (1), Cartón (1), Rasic (0), Escribano (1), Mira (0), Muguerza (0), Casado (0), Pablo Herández (p)

Granollers

Pejanovic (P), Blanxart (1), Adrían Pérez (4), F. Solé (3), Resina (2), A. Ruiz (5), Puig (0), Valadao (1), Grundsten(1), Toledo (1), Del Arco (5), Figueras (3), Sastre (p)

Parciales cada 5'

2-1, 4-2, 5-5, 8-7, 8-10, 10-13 -descanso-, 13-17, 15-19, 17-21, 20-22, 23-24 y 25-26

Arbitro

Alvarez Mata ( colegio Vizcaino) y Bstamente López (colegio navarro). Excluyeron por dos minutos a los locales Mira y, en dos ocasiones, Molina y Rasic; y a los visitantes a Blanchart, Puig y, en dos ocasiones, a Grundsten

Incidencias

Partido correspondiente a la duodécima jornada de la liga ASOBAL disputado en el Palacio de los Deportes de Huesca, ante unos 900 aficionados

El partido fue bonito y muy disputado por dos equipos que lucharon hasta el final, y con buenas defensas y goles bonitos en las dos porterías. La primera parte fue muy igualada. Se sucedieron los empates ya que ninguno de los dos equipos lograba marcharse en el marcador, aunque los locales fallaron cuatro ocasiones plantándose solos delante de Pejanovic, que tuvo una actuación destacada en los primeros treinta minutos.

En los cinco primeros minutos de la segunda parte el BM Granollers adquirió una ventaja de cinco goles (13-18), coincidiendo con numerosas exclusiones de los locales. La losa de los cinco goles de desventaja tardó más de diez minutos en sacudírsela de encima el equipo de José Francisco Nolasco, pero al recortar la diferencia a tan sólo dos goles 19-21 le dio alas al equipo oscense, y ya le plantó cara a su rival hasta el final.

El desparpajo del joven Mikel Muguerza, con seis goles, y la buena actuación de Pablo Hernández bajo los palos, a la vez que Pejanovic ya no paraba tanto como en la primera mitad, hizo que el encuentro entrara en una dinámica muy igualada y que se tambaleara el triunfo visitante.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil