España supera un complicado debut en el Europeo

España supera un complicado debut en el Europeo

Gurbindo, en un acción del partido ante República Checa
Gurbindo, en un acción del partido ante República Checa | EFE

Los Hispanos acabaron imponiéndose a la República Checa por una mínima renta de dos goles en su primer partido del europeo

Antonio García, con dos buenas acciones en el tramo final, acabó siendo decisivo para la victoria final

Trabajado y sufrido triunfo de España en su primer partido en el europeo, ante una República Checa que generó más problemas de lo esperado y se mantuvo viva hasta el final (28-26). Primera prueba superada para los nuevos Hispanos.

FICHA TÉCNICA
Campeonato de Europa

ESP

28 ________________ 26

RCH

ALINEACIONES

España

Pérez de Vargas (1); Aleix Gómez (4, 3p), Maqueda (2), Gedeón Guardiola (-), Peciña (-), Antonio García (3) y Ángel Fernández (3) -equipo inicial- Corrales (ps), Gurbindo (6), Solé (2), Figueras (3), Cañellas (1), Casado (2), Ariño (), Tarrafeta (1) y Sánchez-Migallón ()

República Checa

República Checa: Mrkva; Jurka (1), Kasparek (3), Babak (5), Becvar (1), Hrstka (6, 3p) y Reichl (3) -equipo inicial- Mizera (ps), Piroch (2), Cip (1), Petrovsky (2), Vanco (-), Klima (-), Patzel (1), Solak (1) y Franc (-)

Parciales cada cinco minutos

1-1, 2-4, 5-4, 9-7, 12-9 y 14-11 (Descanso) 15-13, 17-15, 20-16, 21-19, 25-22 y 28-26 (Final)

Árbitro

Pavicevic y Raznatovic (MNE). Excluyeron por dos minutos a Cañellas y Peciña/ Kasparek (2), Franc, Petrovsky, Becvar, Patzel y Solak.

Pabellón

Ondrej Nepela Arena. Unos 2.800 espectadores.

El objetivo era claro. Conseguir la victoria en el debut para empezar con buen pie el Campeonato de Europa. Un reto asequible ante una selección ‘a priori’ inferior. Pero la empresa se presentó complicada en los primeros compases, con ambos equipos muy irregulares y con un combinado checo bien resguardado por su guardameta Tomas Mrkva que acabó ganándose el galardón de MVP del partido.

El encuentro empezó con una intensa primera defensa española, de más de un minuto y medio, que acabó con una parada fácil para Gonzalo Pérez de Vargas. También en manos del portero, pero esta vez del checo, acabó la primar ofensiva de los Hispanos. Una acción que aprovechó Kasparek para abrir el marcador. Se resistió el primero para España, que llegó superados los cuatro minutos, en la primera superioridad, de la mano de Jorge Maqueda.

No se encontraban cómodos los españoles en ataque y le estaba costando replegarse también en defensa. Tampoco se escapaba en el marcador el conjunto checo. Un guion esperado para un debut europeo. Pero superados esos primeros minutos iniciales de incomodidad España empezó a meterse en el partido. Un gol de Aleix Gómez desde su especialidad, los siete metros, marcó el punto de inflexión.

Con el azulgrana Pérez de Vargas cuajando otra gran actuación bajo palos, los Hispanos se animaron también en ataque y cerraron el primer tiempo con un +3 en el marcador.

El primer tanto de la segunda mitad llegó también de la mano de Aleix Gómez y de nuevo, desde el punto de penalti, haciendo gala de su gran efectividad desde esa línea.

La actuación de Mrkva evitó que los de Ribera se marcharan en el marcador, actuando de auténtica barrera para la ofensiva hispana. Un panorama que mantenía el bajo marcador del primer tiempo. Ni con una triple exclusión checa pudo España hacer crecer su renta, con una República Checa combativa que no se daba por perdida.

El ambiente se iba calentando, mientras los checos reducían a una sola diana su diferencia. Pero España volvió a meterse en juego, aprovechando una superioridad para resurgir. Los de Bartosic se la jugaron con siete jugadores de campo y pudo salirles bien pero Antonio García, con dos goles de mérito, acabó amarrando la victoria.

Superada esta primera prueba de fuego, toca pensar en el próximo duelo. Será el sábado a las 18.00 horas ante el rival más complicado del grupo, Suecia.

Temas