España reacciona a tiempo y gana aunque no era necesario

Los Hispanos fueron por debajo hasta que Casado anotó el 22-23 en el 50' y acabaron ganando (24-28)

La selección española cierra la primera fase con 'pleno' y pasará a la segunda con dos puntos

España logró su tercera victoria en el Europeo
España logró su tercera victoria en el Europeo | EFE

España ha sumado por 24-28 ante Bosnia y Herzegovina su tercera victoria en el Europeo pese a que ya tenía los deberes hechos en un duelo en el que fue de menos a más y que tuvo al heptagoleador Agustín Casado y a Chema Márquez (cuatro) como grandes figuras.

BOS

24-28

ESP

BOSNIA Y HERZEGOVINA, 24

(14+10): Benjamin Buric (p.), Mirko Herceg (4), Mirsad Terzic, Nikola Prce (3), Ivan Karacic (6), Vladimir Vranjes (1), Vlado Dragnic (2) -siete inicial-, Josip Peric (4), Enes Keskic, Marko Lukic, Senjamin Buric (2), Milan Vuksic (1) y Dino Hamidovic (1).

ESPAÑA, 28

(12+16): Sergey Hernández (p., 1), Agustín Casado (7, 1p.), Jorge Maqueda (2), Iñaki Peciña, Kauldi Odriozola (3), Aitor Ariño (2) -siete inicial-, Gonzalo Pérez de Vargas (p.), Gedeón Guardiola, Antonio García (1), Joan Cañellas, Miguel Sánchez-Migallón, Edu Gurbindo (1), Adrià Figueras (3), Ian Tarrafeta, Chema Márquez (4, 1p.) y Ferran Solé (2).

ÁRBITROS

Bojan Lah y David Sok (Eslovenia). Excluyeron dos minutos a los bosnioherzegovinos Vladimir Vranjes (1:41), Senjamin Buric (25:09), Enes Keskic (45:29) y Dino Hamidovic (55:04); y al español Miguel Sánchez-Migallón (47:34 y 56:57).

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

2-2, 4-4, 7-7, 9-9, 12-10, 14-12 (descanso), 17-14, 18-17, 20-20, 22-23, 23-25 y 24-28 (final).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la tercera y última jornada del Grupo E de la Ronda Preliminar del Europeo masculino de balonmano disputado en el Ondrej Nepela Arena de Bratislava (República Checa).

La selección española afronta el choque con la tranquilidad de saberse clasificada para una segunda fase que comenzará con dos puntos, circunstancia que aprovechó Jordi Ribera para activar las rotaciones y dar descanso a algunos de sus 'pesos pesados'.

Por tanto, los Hispanos comenzarán el jueves una segunda fase en la que disputarán otros cuatro encuentros con Alemania, Noruega, Rusia y Polonia como grandes rivales en la pelea por un puesto en las semifinales que permita seguir soñando con el tercer entorchado consecutivo.

Enfrente, un conjunto balcánico ya sin opciones que llegaba sin presión y que fue ganando confianza a medida que la defensa española no mostraba su habitual firmeza con Ivan Karacic (hermano del reputado croata Igor) como principal referente.

Si a ello se une que la portería bosnioherzegovina rindió a la perfección con Benjamin Buric (Flensburg) y sus siete paradas, se entiende que el devenir de la primera parte fuese bastante distinto al esperado en condiciones normales.

Jorge Maqueda trata de lanzar por encima de la defensa

| EFE

El pequeño central de apenas 1,80 metros Ivan Peric dirigió con maestría a su equipo y anotó tres goles en el primer cuarto de partido (8-7) mientras en los actuales campeones solo destacaba el trabajo en el centro de Agustín Casado.

Un par de buenas intervenciones de Buric y los tantos de Karacic y Dragnic permitieron a los exyugoslavos tomar dos goles de ventaja (11-9, min. 26), lo que provocó un tiempo muerto de Jordi Ribera y un cambio a defensa 5-1 para tratar de activar a sus jugadores.

España reaccionó y el segundo gol seguido de Casado permitió igualar el marcador (12-12), pero un mal ataque y los goles de Karacic (el cuarto sin fallo) y de Herceg devolvieron esa desventaja en el intermedio (14-12). Si se quería ganar, era preciso aumentar la intensidad.

Lejos de dar resultado, el 5-1 permitía a Bosnia y Herzegovina encontrar espacios y desordenar la defensa española con cierta facilidad, lo que derivó en el 17-14 en el minuto 35 y motivó el regreso a un 6-0 atrás que empezó a funcionar y permitió una rápida recuperación. Tanto, que Antonio García pudo empatar con 18-17 en el marcador en una contra que desvió Buric a bocajarro.

Antonio García, elevándose ante Bosnia y Herzegovina

| RFEBM

Ivica Obrvan reaccionó atacando sin portero y ello permitió a su equipo recuperar la renta de tres goles (20-17, min. 42'), aunque la defensa española volvía a brillar ya con Gonzalo Pérez de Vargas bajo palos y esta vez Antonio García no falló para empatar con un golazo (20-20, min. 45)... aunque acto seguido entre Buric y el poste le impidieron marcar de penalti.

Por fin, España volvió a ponerse por delante (no lo hacía desde el 6-7) en un robo de Antonio García que culminó Casado (22-23, min.50) pese a los lanzamientos a la madera de Antonio García, Ferran Solé y Sánchez-Migallón. De todas formas, el partido había cambiado y España ya ganaba por 22-25 a seis minutos del final.

Una gran parada de Gonzalo y un golazo de un Chema Márquez que fue clave en la segunda parte permitieron a los campeones de las dos últimas ediciones imponerse por 24-28 y volver a demostrar que son muy difíciles de superar si la defensa y la intensidad funcionan.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil