España cayó ante Noruega y se la jugará contra los polacos

Los Hispanos pagaron caro un mal inicio (2-4 y 5-10) y no lograron concretar la remontada

Los campeones estarán en semifinales si se imponen el martes a una Polonia sin opciones

Noruega supo frenar el talento de Agustín Casado
Noruega supo frenar el talento de Agustín Casado | EFE

España ha perdido este domingo su condición de invicto en el Europeo de Hungría y Eslovaquia al caer frente a Noruega por 23-27 en un encuentro en el que se mostró demasiado espesa y falló bastantes lanzamientos en posiciones francas tras buenas circulaciones ante un rival en el que brilló especialmente Sebastian Barthold.

ESP

23-27

NOR

ESPAÑA, 23

(11+12): Pérez de Vargas (p., 1'. 48'), Agustín Casado (3), Gedeón Guardiola (3), Chema Márquez (1), Jorge Maqueda (6), Aleix Gómez (5, 1p.), Ángel Fernández (1) -cinco inicial-, Rodrigo Corrales (p.s., 49'-60'), Iñaki Peciña, Dani Sarmiento (1), Ferran Solé (2), Miguel Sánchez-Migallón (1), Edu Gurbindo, Adrià Figueras, Ian Tarrafeta y Aitor Ariño.

NORUEGA, 27

(14+13): Tobias Bergerud (p., 1'-38'), Sander Sagosen (4), Christian O'Sullivan, Magnus Gullerud (5), Kristian Björnsen (2), Harald Reinkind (3), Sebastian Barthold (6) -cinco inicial-, Kristian Skinstad Saeveraas (p.s., 39'-60'), Erik Thorsteinsen Toft (4), Petter Överby (1), Sander Överjordet (2), Vettle Eck Aga y Kent Robin Tonnesen.

ÁRBITROS

Iván Pavicevic y Milos Raznatovic (Montenegro). Descalificaron por tres exclusiones al noruego Vettle Eck Aga (32:26, 51:19 y 59:10). Excluyeron dos minutos a los españoles Jorge Maqueda (3:34), Agustín Casado (14:37); y a los noruegos Erik Thorsteinsen Toft (11:37), Petter Överby (15:30) y Kent Robin Tonnesen (32:41).

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

2-1, 2-5, 5-10, 9-12, 10-13, 11-14 (descanso), 14-17, 18-20, 19-22, 19-24, 21-25 y 23-27 (final).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo II de la Ronda Principal del Europeo masculino de balonmano disputado ante 1.992 espectadores en el Ondrej Nepela Arena de Bratislava (Eslovaquia).

Para la selección el duelo suponía la primera de las dos oportunidades que tendrá para sellar su ansiado billete para las semifinales. Ahora comparten la primera plaza del grupo con Suecia y con Noruega, que se enfrentan el martes y no podrían alcanzar los ocho puntos de España si vence a una Polonia sin opciones.

Si España gana será primera de grupo en caso de victoria de Suecia o de empate en el duelo escandinavo. En caso de empate frente a Polonia, el equipo que dirige Jordi Ribera sería segundo en todo caso, ya que el triple empate a siete dejaría líder a Noruega y a los suecos, terceros. Por último, caso de caer ante los polacos, España aún sería segunda si Noruega vence a sus vecinos.

Noruega demostró de salida cómo sigue yendo a más en el torneo tras caer de forma sorpresiva contra Rusia en la primera fase y, tras dos tantos de un sensacional Aleix Gómez, logró un parcial de 0-5 que lideraron el díscolo genio Sander Sagosen y Magnus Gullerud con dos goles por cabeza (2-5, min. 10).

España no estaba cómoda y Jordi Ribera lo intentó con modificaciones defensivas que no detuvieron esos golpes en primera instancia (5-10 en el 15'), pero que poco a poco fueron haciendo crecer al equipo con la inestimable ayuda de las seis paradas de Pérez de Vargas.

Jorge Maqueda realizó un notable encuentro

| EFE

El quinto tanto de de seis intentos de Aleix Gómez y el gran trabajo de Gedeón Guardiola en la línea de seis metros permitieron a los campeones de las dos últimas ediciones acercarse a solo dos goles (9-11 en el 19') ante un duro rival ante la pasividad de la pareja montenegrina.

Antes del descanso se produjo una jugada importante, ya que Noruega atacaba para recuperar su ventaja de cinco goles cuando el tercer robo de Aleix Gómez permitió a Iñaki Peciña llevar el partido al intermedio con 11-14. Para como habían ido las cosas, el resultado no era el peor posible.

España mejoró mucho en la segunda parte a nivel ofensivo con una magistral dirección del recién llegado exazulgrana Dani Sarmiento, pero no conseguía salir a ocho metros y los escandinavos respondían una y otra vez con misiles sobre todo de Erik Thorsteinsen Toft.

España supo frenar bastante bien a Sagosen en ataque

| EFE

Por fin, un tanto de Agustín Casado permitió reducir la desventaja hasta la mínima expresión (19-20, min. 41)... pero las cosas seguían sin funcionar en el 6-0 defensivo y Noruega volvió a escaparse coincidiendo con el regreso a la pista de Sagosen.

España estuvo más de ocho minutos sin marcar ante un rival que recurría a todo lo que le permitían los colegiados y Ribera paró el partido con 19-23 a 11:43 del final y con aviso de pasivo. Es decir, en una situación límite.

Los defensores del título mejoraron en defensa y Rodrigo Corrales aportó tres importantes paradas, aunque Saeveraas también mejoró a Bergerud y todo ello acabó derivando en una clara victoria noruega por 23-27. Ahora no se puede fallar el martes frente a Polonia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil