El ritmo incansable de los Hispanos somete a la República Checa

España sumó su primera victoria en la segunda fase del Europeo y sigue con el 'pleno'

Tras un día de descanso, la selección disputará el sábado un duelo clave ante Austria

La defensa española maniató a la República Checa
La defensa española maniató a la República Checa | EFE

La selección española continúa con paso firme en su objetivo de revalidar el título europeo y lograr la única plaza directa en liza para los Juegos que le evite disputar el preolímpico en Noruega.

FICHA TÉCNICA

EUROPEO MASCULINO

ESP

31-25

RCH

ESPAÑA, 31

(14+17): Pérez de Vargas (p.,1), Joan Cañellas (2), Raúl Entrerríos (1), Gedeón Guardiola (1), Jorge Maqueda (3), Ferran Solé (3, 1p.), Aitor Ariño -siete inicial-, Rodrigo Corrales (p.s.), Julen Aguinagalde (2), Álex Dujshebaev (5), Viran Morros (1), Dani Sarmiento (3), Ángel Fernández (5), Aleix Gómez (1), Adrià Figueras (2) y Dani Dujshebaev (1).

REPÚBLICA CHECA, 25

(9+16): Tomas Mrkva (p.), Ondrej Zdrahala (8, 2p.), Roman Becvar (4), Stanislav Kasparek (5), Stepan Zeman, Tomas Cip (2), Jakub Hrstka (2) -siete inicial-, Dominik Solak, Jan Mojzis (1), Tomas Babak, Pavel Horak (2), Petr Slachta, Marek Vanco (1), Dieudonne Mubenzem y Miroslav Jurka.

ÁRBITROS

Arthur Brunner y Morad Salah (Suiza). Excluyeron dos minutos al español Gedeón Guardiola (18:16 y 34:52), Dani Dujshebaev (42:31) y Aitor Ariño (57:32); y a los checos Stepan Zeman (8:22), Petr Slachta (23:29), Jan Mojzis (41:37), Miroslav Jurka (43:04), Stanislav Kasparek (46:54) y Dominik Solak (48:26).

MARCADOR CADA 5'

2-2, 6-4, 7-6, 11-8, 12-9, 14-9 (desc.), 17-12, 20-15, 23-18, 26-19, 30-21 y 31-25 (final).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la primera jornada del Grupo I de la Ronda Principal del Campeonato de Europa masculino de balonmano disputado en el Wiener Stadthalle de Viena ante 3.986 espectadores.

Este jueves en Viena la víctima española ha sido una República Checa que no pudo imponer su balonmano físico y veloz para terminar cayendo por 31-25 en un duelo que ya estaba decidido minutos antes con 30-20 en el marcador.

España afrontaba el choque con dos puntos gracias a su victoria frente a Alemania en la primera fase, mientras que los checos tenían vacío su casillero.

Ahora tocará recobrar fuerzas de cara al decisivo partido del sábado frente a la anfitriona del grupo, Austria, que este jueves ha caído ante la Croacia del azulgrana Luka Cindric por 27-23. En el tercero, Alemania se impuso a Bielorrusia por 23-31.

Mrkva, muy inspirado

Sin excesivos alardes en ataque y teniendo en cuenta que el meta Tomas Mrkva se fue al descanso con nueve paradas (incluidos dos penaltis y dos contras a bocajarro), los de Jordi Ribera rindieron a un nivel excelso en defensa.

Con un 6-0 muy ágil, los Hispanos robaron varias pelotas e impidieron a los checos hacer su juego en estático. En este sentido, fue clave que el renqueante central Zdrahala no es el mismo que acabó como máximo goleador hace dos años.

Los primeros 30 minutos estuvieron divididos en dos partes. En la primera, la sensacional actuación de Mrkva mantuvo vivo a un conjunto centroeuropeo que se fue desinflando ante el mejor juego español a medida que 'pasaban los minutos.

España tomó dos goles de renta con un inspirado Julen Aguinagalde en ataque (4-2 en el 6') y tres después del segundo gol de Ferran Solé (7-4 en el 12').

España volvió a mostrar una excelente imagen | EFE

Espoleados por su arquero, la República Checa logró un parcial de 0-3 con una buena circulación que lideraba Kasparek y equilibró el marcador justo pasado el ecuador del primer acto.

España impone su juego

Pese a que Mrkva detuvo sendos penaltis a Solé y a Aleix Gómez, los Hispanos fueron imponiendo su ritmo con varias contras que les permitieron recuperar esos tres goles de renta e incluso superarlos (12-8 en el 21').

Los españoles terminaron muy buen la primera parte con un golazo de Dani Sarmiento en apoyo al borde del pasivo y otro de Àlex Dujshebaev para irse a los vestuarios cinco goles arriba (14-9). Con esta defensa, el equipo es casi infranqueable.

El equipo de Jordi Ribera regresó muy bien. Álex Dujshebaev tomó la responsabilidad con dos goles y pareció sentenciar el choque con el 19-12 a falta, eso sí, de 23 minutos... todo un mundo.

Los checos ajustaron su defensa y complicaron el ataque estático español para lograr un parcial de 1-5 con sus dos jugadores más peligrosos muy inspirados, Kasparek y Zdrahala.

Ángel Fernández, decisivo 

Ahí fue clave Ángel Fernández con cuatro goles seguidos y un penalti con exclusión provocada. El extremo del Kielce aprovechó el ataque rival con siete para machacar la portería con tres goles a puerta vacía y volvió a disparar a España (25-19 en el 47').

Gonzalo acabó con 10 paradas y hasta marcó un gol | EFE

Los goles a puerta vacía seguían cayendo mientras Chequia apuraba sus opciones sin portero y hasta marcó Gonzalo Pérez de Vargas con un sensacional tanto en parábola (29-19 a falta de siete minutos).

Lastrados por un error en los cambios que los obligó a jugar un minuto con dos menos, los de Jan Filip ya habían enterrado el hacha de guerra mientras los árbitros obviaban las continuas faltas en ataque sobre el centro de la defensa.

Con 30-20 a seis minutos del final, España se relajó un poco y Zdrahala anotó tres goles seguidos para maquillar una derrota muy clara que reafirma aún más a los vigentes campeones (31-25).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil