Sport.es Menú

El Palau Blaugrana se engalana de amarillo para despedir a Barrufet

Miles de camisetas amarillas con el lema 'Tots amb el 16' ('Todos con el 16') inscrito en color negro se vendieron en los alrededores del Palau Blaugrana antes del partido ante el Naturhouse La Rioja (39-34), convertido en la excusa perfecta para la despedida de David Barrufet (4-6-1970).

EFE

Ningún otro jugador de ninguna sección representa como Barrufet el espíritu del Palau, inaugurado en octubre de 1971 cuando el portero contaba ya año y medio de vida. Después de 22 años defendiendo la portería del Barça, cerca de cumplir los 40, Barrufet se ha despedido hoy de su gente.

Los preliminares, el partido y el postpartido se transformaron en un homenaje al portero internacional, que ya ha conquistado con el Barcelona 71 títulos y aún espera lograr el 72, la Liga de Campeones, en la final a cuatro de Colonia, a finales de mayo.

A falta de una jornada para el cierre de la Asobal (el Barça terminará la Liga en la pista del CAI Aragón) y la disputa de la final europea, Barrufet pudo despedirse del Palau como merece su trayectoria deportiva, ante 5.674 espectadores, en la mejor entrada de la temporada.

El color amarillo de sus pantalones (los lleva desde que leyó en un estudio científico que el tirador, en el momento de tensión del lanzamiento, fija su vista en los colores vivos) se multiplicó por todo el Palau: se pusieron a la venta miles de camisetas amarillas (4 euros por pieza) en la explanada anexa al Palau que la afición compró sin reparar en el precio ni en la talla. Se trataba de lucir el color amarillo.

El entrenador del equipo, Xavi Pascual, y todos sus ayudantes, se sumaron a la despedida, uniformados todos con un polo amarillo con el número 16 bordado a la altura del pecho. Sus compañeros no convocados, desde el palco, repitieron la imagen, con unas amplias camisetas, por supuesto amarillas, en las que se podía leer '27 años blaugrana, 71 títulos ganados'.

Los jugadores del Naturhouse La Rioja y los del Barça emplearon esas camisetas para hacerle pasillo a 'Barru', que salió a la pista aplaudiendo, en un intento de contener la emoción.

Barrufet se colocó en su portería, como si fuese un partido más, debajo de una gran pancarta que colgaba de la segunda gradería: 'Tots amb el 16', y se dedicó a lo que ha hecho a lo largo de los últimos 22 años, desde su debut, el 22 de diciembre de 1988 frente al Maristas de Málaga, cuando sustituyó a Lorenzo Rico. En su primera intervención, ya detuvo el lanzamiento de Ángel Romero.

Se permitió el lujo de marcar incluso un gol a su colega Gurutz Aguinagalde en la segunda parte. Recuperó un rechace, vio la portería rival medio vacía y se decidió a lanzar. Su último gol en el Palau Blaugrana.

Minutos después, fue sustituido por Daniel Saric. Se detuvo el partido para que 'Barru' recibiese el aplauso unánime del Palau, puesto en pie para despedirle. Incluso los árbitros y los jugadores rivales se tomaron una pausa para aplaudirle.

Concluido el partido, los videomarcadores proyectaron unas imágenes de repaso a su amplia trayectoria deportiva. Muy pronto, su nombre y su número quedarán inmortalizados en la galería de ilustres del Palau.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil