Sport.es Menú

El Barça dio la cara contra un Kiel mucho más rodado en el Lanxess Arena

El conjunto azulgrana caía por cinco goles al final de la primera parte en Colonia y llegó a situarse a uno (29-28)

Con nueve goles, Aitor Ariño fue el principal referente barcelonista en el primer amistoso de la temporada

Pekeler saca ventaja ante Ariño y Dika Mem
Pekeler saca ventaja ante Ariño y Dika Mem | THW KIEL

El FC Barcelona ha caído este domingo por 33-29 ante el THW Kiel en un impresionante Lanxess Arena de Colonia ante más de 8.000 espectadores pese a tratarse de un amistoso.

FICHA TÉCNICA

AMISTOSO

KIEL

33-29

FCB

THW KIEL, 33

(18+15): Nikas Landin (p.), Duvnjak, Reinkind (5), Wiencek (3), Zarabek (1, p.), Ekberg (5, 1p.), Magnus Landin (4) -siete inicial-, Quenstedt (p.s.), Pekeler (6), Weinhold (2), Nilsson (3), Bylik, Horak, Dahmke, Krijstansson (2) y Rahmel (2).

BARÇA LASSA, 29

(14+15): Möller (p.), Palmarsson (5), Fabregas (2), Sorhaindo, Dika Mem (3), Víctor Tomàs (2), Ariño (9) -siete inicial-, Pérez de Vargas (p.s.), N'Guessan (1), Entrerríos (1), Lasse Andersson, Abel Serdio (1), Aleix Gómez (4, 2p.), Dolenec (1) y Albert Pujol.

ÁRBITROS

Christian Moles y Lutz Pittner (alemanes). No decretaron ninguna exclusión en un encuentro de guante blanco.

MARCADOR CADA 5'

1-1, 5-5, 10-8, 12-9, 14-10, 18-14 (descanso), 19-15, 23-19, 25-21, 27-25, 29-28 y 33-29 (final).

INCIDENCIAS

Partifo amistoso disputado en el Lanxess Arena de Colonia ante 8.031 espectadores.

Mucho más rodado teniendo en cuenta que la Bundesliga empieza el 21 de agosto, el THW Kiel impuso su ritmo y su mayor precisión tanto en defensa como en ataque.

Mientras, el Barça acusó la falta de rodaje, cometió excesivos errores en ataque e hizo bastantes aguas en defensa, donde echa en falta al brasileño Thiagus Petrus (se incorpora más tarde tras lograr el bronce en los Panamericanos).

Debut de Cindric 

Tampoco estuvo Casper Mortensen, quien ultima su recuperación tras la lesión en la rodilla izquierda que sufrió en el pasado Mundial. Es decir, que Aitor Ariño está solo en el lateral izquierdo y realizó un sensacional encuentro con nueve goles prácticamente sin fallo.

El partido permitió ver también el debut de Luka Cindric que actuó como lateral izquierdo y como central. Y de Abel Serdio, quien hizo una buena labor en el pivote.

Junto a Ariño, el otro protagonista del choque en clave azulgrana fue Aron Palmarsson. Quizá espoleado por el fichaje de Cindric, el islandés recordó al de sus mejores momentos en el Veszprém con cuatro asistencias y cuatro golazos en la primera parte.

A las órdenes del exjugador azulgrana Filip Jicha, el vigente ganador de la Copa EHF trató de imponer su ritmo desde el pitido inicial, si bien el FC Barcelona aguantó el envite durante la primera mitad del primer acto.

El Kiel se escapa

Los tres tantos del genial sueco Niclas Edberg (uno de penalti) competían con los dos más dos pases de gol de Palmarsson para mantener el duelo igualado a los 12 minutos (6-6).

Sin embargo, varias pérdidas en ataque y la aparición bajo palos del sempiterno Niclas Landin permitieron a los del norte de Alemania ir distanciándose en el marcador (10-8 en el 15').

Xavi Pascual pidió tranquilidad a sus jugadores, pero el ritmo era del Kiel y la ventaja fue en aumento hasta el minuto 23 (15-10 con Lukas Nilsson muy 'enchufado').

Palmarsson volvió a tomar el mando de las operaciones y con otro 'dos más dos' frenó el empuje local y permitió reducir mínimamente la desventaja azulgrana hasta el 18-14 que reflejó el marcador al descanso.

Reacción barcelonista

El cuadro azulgrana recuperó bastantes señas de identidad en la segunda parte, con más intensidad defensiva y ayudado por las buenas intervenciones de Kevin Möller.

Y eso que el Kiel pudo recuperar los cinco goles de ventaja a los ocho minutos de la reanudación, pero el meta del Barça desvió un penalti a Ekberg que habría supuesto un preocupante 23-18.

Lejos de ello, Ariño se echó el equipo a sus espaldas y firmó dos goles (el segundo tras un gran pase de Cindric) para acercarse a solo dos goles (23-21), obligando a Jicha a parar el partido. Y eso que Dario Quenstedt lo estaba bordando en la portería teutona.

De hecho, Quenstedt, recién llegado del Magdeburgo, impidió que el Barça se situase a un solo gol con una antológica parada a lanzamiento de Fabregas justo después de un sensacional tanto de Raúl Entrerríos (27-25).

Era un partidazo pese a que estamos en la segunda semana de agosto. Ariño sí acercó a los blaugrana a un solo gol (27-26 en el 51').

Se escapó el partido

Sin embargo, el cansancio y los excesivos riesgos que tomó el Barça a partir de ahí pasaron factura y Patrick Wiencek lo aprovechó para sentenciar el choque con dos sensacionales tantos.

Al final, derrota por 33-29 en un partido que permitirá extraer conclusiones muy positivas, ya que con una semana de trabajo los de Xavi Pascual han plantado cara a uno de los 'cocos' del continente que le lleva medio mes de ventaja en la preparación.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil