Casper Mortensen: "Estaba en la cima del mundo y caí al fondo del precipicio"

El danés se sinceró con SPORT después de regresar a las pistas más de 13 meses después de su lesión

El Barça recibe este martes al Atlético Valladolid (19.00 horas) en el cuarto partido del danés en 10 días

Casper Mortensen dialogó este lunes con SPORT en la Ciutat Esportiva
Casper Mortensen dialogó este lunes con SPORT en la Ciutat Esportiva | VALENTÍ ENRICH

Se le acumulan las buenas noticias al FC Barcelona, que acaba de lograr su clasificación directa para los cuartos de final de la Champions League y por primera vez en la temporada tiene la plantilla al completo.

El domingo reaparecieron Luka Cindric y Aleix Gómez en la victoria en Celje (25-37), mientras que Casper Mortensen lo hizo el 16 de febrero 13 meses después de romperse el menisco izquierdo en el Mundial de 2018 y tener que pasar dos veces por el quirófano.

El Barça aterrizó este lunes por la tarde en El Prat procedente de tierras eslovenas y este mismo martes a las 19.00 horas tendrá que enfrentarse en el Palua al Recoletas Atlético Valladolid en un partido de la Liga Asobal.

Después, el sábado visitará el Palau el Pick Szeged en un estelar duelo de Champions pero descafeinado tras asegurar los azulgranas la primera plaza del Grupo A el pasado domingo antes de afrontar la Copa del Rey en Madrid.

Aunque ya reapareció en el coliseo azulgrana en el referido encuentro ante el Zagreb, Mortensen sigue siendo protagonista y este lunes ha conversado con SPORT recién llegado del aeropuerto.

Mortensen mira al futuro con ilusión y optimismo | VALENTÍ ENRICH

Casper está de vuelta… ¿Cuántas veces ha soñado con esto?

Un montón de veces. He currado 398 días para este regreso. 400 me parecía demasiado y por eso he regresado dos días antes (ríe). Fue una sensación magnífica volver a la pista y más aún hacerlo en el Palau en un partido de Champions contra el Zagreb delante de nuestra afición. Y sí, era cumplir un sueño, porque he pasado un año muy duro.

Más de un año KO

Usted vivió las dos caras del deporte. Estaba haciendo una temporada sensacional con el Barça y ganó el Mundial con Dinamarca, pero se lesionó de gravedad…

Es verdad. En 2018 estaba en el mejor momento de mi carrera. Llegué tras ser el máximo goleador de la Bundesliga y me eligieron mejor jugador de la EHF, pero me lesioné en el segundo partido del Mundial y pasé de la cima de la montaña a caer al fondo del precipicio. El deporte puede cambiar en un momento, como la vida misma si te pones enfermo. No estoy contento de haber pasado por esto, pero he aprendido mucho sobre mí durante todo este tiempo. Ahora estoy realmente feliz y sigo trabajando muy duro cada día para volver al nivel que tenía antes de la lesión. Estoy seguro de que lo voy a conseguir.

¿Cómo vivió la pasada Final Four sin poder ayudar al equipo?

Desde la lesión, para mí fue muy duro ver cada partido en el Palau, porque uno solo piensa en jugar, aunque lo de la Final Four fue mucho peor. En Colonia estaba detrás de una de las porterías y en el descanso las sensaciones eran magníficas, pero después el equipo no consiguió pasar a la final y fue muy duro para todos, un momento realmente complicado.

Después tuvo que pasar otra vez por el quirófano y estuvo más de dos meses en Dinamarca…

Cuando supe que tendría que tardaría bastante más tiempo en volver, entré como en un agujero negro. Imagínate. De todas formas, estaba contento por el enorme apoyo que me prestó siempre el club. Entendieron que lo estaba pasando realmente mal y que necesitaba estar con mi familia. Además, comprobaron que estaba trabajando a tope con mi entrenadora personal y mantenía contacto diario con Guti (el reputado médico del equipo) para que lo supervisase todo.

A finales de año, ¿le faltaba confianza para volver?

Es que tuve dos operaciones en la misma rodilla en cinco meses. La segunda fue el 27 de junio y siempre que pasa esto la recuperación es más larga. A Lasse (Andersson) le pasó algo parecido. Necesitaba tener buenas sensaciones y que la rodilla estuviese segura. Por eso hablé con Pasqui y con los servicios médicos y acordamos mi vuelta para después del Europeo. La comunicación ha sido excelente en todo momento. El 12 de enero empecé a entrenar con el filial y con los jugadores del primer equipo que se iban incorporando. Esto me ha enseñado a afrontar mejor las situaciones cuando las cosas no salen como tú quieres.

¿Llegó a pensar que no sería capaz de volver?

Mmmm, sí y no. Por supuesto no es agradable saber que te tendrán que operar otra vez en la misma rodilla y cuando estás postrado en la mesa de operaciones, inmóvil, claro que tienes dudas y te pones en lo peor. Después vi los progresos y enseguida tuve claro que iba a regresar. Además, mi gente me apoyó mucho. Entre ellos mi hermano, que es mi psicólogo. Y mi mujer, que me llevaba en silla de ruedas después de la operación. Ella me ha apoyado una barbaridad. Tengo que dar las gracias a tanta gente... 

Su ansiado regreso

¿Qué sintió cuando supo que volvería ante el Zagreb?

Jaja, estuve toda la semana nervioso como un niño pequeño, desde que Pasqui me dijo que si todo iba bien, jugaría ese sábado. Fue la semana más larga de mi vida. Iba descontando cada día. Cuando salí a calentar fue muy especial, porque la gente coreó mi nombre, me pedían autógrafos, fotos... ¡No se habían olvidado de mí!

El Palau se volcó con Mortensen ante el Zagreb | EFE

¿Cómo se encuentra ahora?

Bien, físicamente estoy bien y este martes jugará mi cuarto partido en 10 días después de 398 sin vestirme de corto. Lo bueno es que cuando salto y cuando corro la sensación es natural, la misma que tenía antes. La rodilla está reaccionando muy bien y tengo la sensación de que estoy mejorando cada día.

Hay que quitarse el sombrero ante Ariño, ¿no? Sin olvidar a Àlex Pascual, claro…

Sí, la verdad es que me tranquilizaba un poco ver cómo entre Aitor y Àlex lo hacían tan bien en el extremo izquierdo, que la posición estaba bien cubierta.

¿Le ha dicho a Cindric que mire también a los extremos?

Bueno, su especialidad es buscar al pivote, pero en Celje me dio una asistencia muy buena y se lo agradecí, jaja. Hemos hablado mucho durante estos meses y es una pasada jugar a su lado. Luka es un tipo estupendo fuera de la pista y un jugadorazo que nos va a ayudar mucho a conseguir nuestras metas, sobre todo ganar la Champions. ¡A ver si me sigue dando asistencias, que los extremos también necesitamos la pelota!

Víctor Tomàs

¿Cómo ha vivido el anuncio de la retirada de Víctor Tomàs a final de temporada?

Nos reunió y nos lo dijo tres días antes de la rueda de prensa. Evidentemente eso no salió de allí. Yo no sabía nada de ese problema cardíaco, pero ten en cuenta que llevaba mucho tiempo fuera del equipo. Quizá algunos compañeros sí lo sabían. Fue un shock para todos. Víctor es vital para nosotros fuera y dentro de la pista. Es el mejor capitán que he tenido nunca. Nada más llegar me llevó a cenar y me explicó cómo funciona todo. Es un tipo excelente que cuida a cada jugador y es una leyenda impresionante en el Barça cuya camiseta va a colgar del Palau y lo merece con creces.

¿Qué le motiva más, la Champions o los Juegos de Tokio?

Ahora solo tengo en mi cabeza el Barça. Llevo mucho tiempo fuera, el seleccionador no me ve jugar desde enero del año pasado y mi único pensamiento es dar el máximo cada día con este club, porque me ha ayudado mucho durante los malos momentos. Estoy completamente centrado en el Barça, en ganar la Champions por encima de todo y después, ya veremos qué pasa.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil