Sport.es Menú

El Barça regala el pase a la final al Flensburg

El SG Flensburg Handewitt dio la sorpresa y se clasificó para la final de la Liga de Campeones después de eliminar a un FC Barcelona que regaló el partido, al permitir al conjunto alemán remontarle seis goles en los últimos ocho minutos de partido y forzar así la prórroga y los lanzamientos desde siete metros.

EFE

FICHA TÉCNICA

FINAL FOUR

FC Barcelona

36-36

SG Flensburg

FC Barcelona

FC Barcelona: Saric, Juanín García (5,1p), Noddesbo (5), Karabatic (5), Viran Morros (1), Gurbindo y Víctor Tomás (6,1p) -equipo titular- Sterbik (ps), Rutenka (4,1p), Dani Sarmiento, Lazarov (6), Raúl Enterríos (5), Sorhaindo (2), Ariño, Stranovsky y Saubich.

SG Flensburg Handewitt

Andersson, Eggert (6,2p), Gottfridsson (2,1p), Mogensen (6), Knudsen (1), Glandorf (8) y Svan (2) -equipo titular- Rasmussen (ps), Karlsson, Nenadic (2), Weinhold (8,1p), Heinl, Radivojevic (2,1p) y Wanne (4,1p).

Árbitros

Vaclav Horacek y Jiri Novotny (República Checa). Excluyeron a Rutenka por parte del FC Barcelona, y a Gottfridsson, Glandorf y Knudsen (2) por parte del SG Flensburg Handewitt.

Marcador cada cinco minutos

3-3, 4-4, 8-8, 11-12, 14-14, 17-18 (descanso); 20-22, 25-22, 28-24, 31-25, 32-28 y 32-32; 35-33, 36-36; 39-41.

Incidencias

Lanxess Arena de Colonia ante unos 20.000 espectadores. 

En el tiempo añadido, el Barça logró coger una renta de dos goles (35-32) pero en la segunda parte de la prórroga sólo marcó un gol y el Flensburg, espoleado por su afición, volvió a forzar la tanda de penaltis, en la que un error del internacional francés Nikola Karabatic, el fichaje estrella de los catalanes, decidió la eliminatoria.

Un equipo como el azulgrana, acostumbrado a vivir de su rendimiento defensivo, no puede permitirse el lujo de encajar 18 goles al descanso ante un rival como el Flensburg, que carece de una primera línea con grandes lanzadores de nueve metros, ni de regalar una semifinal europea como hizo cuando tenía el partido encarrilado.

La debilidad defensiva de su 6-0 explica el sufrimiento que vivió el Barça en el primer periodo ante el conjunto dirigido por el sueco Ljubomir Vranjes, quien ha conseguido formar un equipo que practica un juego dinámico y de muchísima calidad.

Y es que el Barcelona no logró imponer su estilo de juego hasta avanzada la segunda parte, cuando ajustó su defensa y eso permitió a Saric crecer en la portería. Varias paradas suyas consecutivas reactivaron a su equipo cuando el Flensburg había pegado un pequeño estirón en el marcador (18-21, min.33).

Con un contundente parcial 8-1 en siete minutos el campeón azulgrana le dio la vuelta al marcador (26-22, min.40). Vranjes pidió tiempo muerto para intentar frenar la sangría pero el Barça ya estaba lanzado, con Saric dando un recital en la portería y el macedonio Kiril Lazarov sacando a relucir su lanzamiento en el lateral derecho.

La ventaja de seis goles con la que entró su equipo en los últimos ocho minutos (32-26) pudo hacer pensar a Xavier Pascual "Pasqui" que la eliminatoria estaba sentenciada, pues el técnico catalán retiró de la pista a sus dos extremos titulares -Juanín García y Víctor Tomás- y al central Raúl Entrerríos.

Pero ante un equipo alemán nunca te puedes relajar, y más sí juega en su país. Fue un error infantil que pagó muy caro el entrenador del Barça. Su equipo estuvo ocho minutos sin marcar y el lateral internacional alemán Holger Glandorf forzó la prórroga con un gol a falta de tres segundos.

Pasqui enmendó su error devolviendo la dirección del juego al pequeño de los Entrerríos, quien con dos goles consecutivos ayudó a superar el mazazo. 34-32. Pero el Flensburg reaccionó, con un Soren Rasmussen (50 por ciento de paradas) que echó el cerrojo a su portería en el segundo tiempo ante la desesperación de Carles Puyol, que se había desplazado a Colonia para presenciar la Final Four.

Aun así, el Barcelona disfrutó del último ataque para no llegar a la fatídica tanda de penaltis, pero Karabatic, con su equipo en superioridad, falló su lanzamiento. El desastre azulgrana se había consumado.

Eggert adelantó al Flensburg en la tanda de penaltis. Igualó Rutenka. Weinhold superó de nuevo a Saric. Mattías Andersson, al que Vranjes situó en portería, detuvo el lanzamiento de Karabatic. Gottfridsson ponía el 3-1 y Víctor Tomás mantenía la ilusión en el Barça.

Sterbik, que no había disputado ningún momento hasta ese momento, intentó parar el siete metros de Radivojevic pero no lo logró. A Juanín García no le pesó la responsabilidad. 4-2. Y Wanne desató la locura en el Lanxess Arena al superar a Saric. 4-3.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil