El Barça, sin Ludovic Fàbregas contra el Valladolid

El pivote francés tiene permiso por su inminente paternidad

Los azulgranas visitan el Huerta del Rey tan solo 48 horas después de ganar al Dinamo de Pascual en el Palau

Fàbregas será el gran ausente en el Barça
Fàbregas será el gran ausente en el Barça | sport

Tras la trabajada victoria del Barça el jueves ante el Dinamo Bucuresti (36-32) en el regreso de Xavi Pascual, su hijo Àlex, Edu Gurbindo y Cédric Sorhaindo al Palau, el Barça visita este sábado al Recoletas Atlético Valladolid a las 12.00 horas (GOL) en la sexta jornada de la Liga Asobal.

El equipo que dirige Carlos Ortega encabeza la tabla con 10 puntos en cinco encuentros, seguido con nueve por el sorprendente Ángel Ximénez Puente Genil.

Enfrascado en una interminable vorágine de partidos, el conjunto azulgrana está viviendo un comienzo de temporada realmente complicado por los problemas físicos y el cansancio de una plantilla en la que siete jugadores disputaron todos los encuentros posibles en los Juegos de Tokio (los campeones franceses Dika Mem, Timothey N’Guessan, Ludovic Fàbregas y MelvynRichardson; y los medallistas de bronce españoles Gonzalo Pérez de Vargas, Aleix Gómez y Ángel Fernández). Demasiada carga sin apenas tiempo para descansar.

Fàbregas, baja por paternidad

A la espera de que reciba el alta el croata Luka Cindric, este mediodía tampoco jugará Ludovic Fàbregas por su inminente paternidad. Al menos, la mejor noticia de estas semanas está siendo la recuperación total de un Ariño que empieza a marcar diferencias. 

Ariño advierte de la dificultad del rival

“No hay tiempo para descansar, pero tenemos que cambiar el chip. Acabo de salir de la lesión, llevo cinco o seis partidos y me encuentro muy bien”, dijo el extremo izquierdo.

Ariño explicó que el equipo "estaba dolido por la derrota en la Super Globe pero el partido ante el Dinamo nos dio confianza, pudimos demostrar nuestra defensa que era algo muy importante para nosotros y estamos con confianza y ganas de seguir trabajando".

El extremo advierte que el Valladolid no será un rival fácil: "Ellos están centrados en la Liga y nos pondrán las cosas muy difíciles. El Huerta del Rey es un pabellón mítico del balonmano y siempre es especial jugar allí". Asegura que será vital "trabajar en defensa y que el equipo se haga fuerte atrás para poder salir al contraataque y poder hacer goles rápidos".

Ariño tiene claro que el equipo está en progresión: "Cada vez está mejor, estamos cogiendo los atomatismos nuevos y cada vez estamos con más confianza".

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil