¡Aleix Gómez y Gonzalo meten a los Hispanos en la final del Europeo!

España obró una proeza ante Dinamarca con 11 goles del extremo y un sinfín de paradones del meta

La selección española luchará el domingo por su tercer oro seguido ante el ganador del Francia-Suecia

Joan Cañellas realizó un notable encuentro
Joan Cañellas realizó un notable encuentro | EFE

España ha roto los pronósticos este viernes con una sensacional victoria por 29-25 ante Dinamarca en la primera semifinal del Europeo y luchará el domingo por su tercer oro consecutivo ante el vencedor del Francia-Suecia que se disputará a las 20.45 horas.

ESP

29-25

DIN

ESPAÑA, 29

(13+16): Pérez de Vargas (p.), Miguel Sánchez-Migallón, Iñaki Peciña, Gedeón Guardiola, Jorge Maqueda (2), Aleix Gómez (11, 2p.), Ángel Fernández (1) -siete inicial-, Rodrigo Corrales (p.s.), Agustín Casado (3), Dani Sarmiento, Adrià Figueras (3), Joan Cañellas (7), Aitor Ariño (1), Ian Tarrafeta (1) y Edu Gurbindo.

DINAMARCA, 25

(14+11): Niklas Landin (p.), Rasmus Lauge (2), Mathias Gidsel (3), Mikkel Hansen (8, 4p.), Magnus Sugstrup (3), Lasse Svan (2), Magnus Landin (4) -siete inicial-, Kevin Möller (p.s.), Henrik Mollgard, Mads Mensah Larsen (1), Simon Hald (1), Emil Jacobsen y Jacob Holm (1).

ÁRBITROS

Slave Nikolov y Gjorgji Nachevski (Macedonia del Norte). Excluyeron dos minutos a los daneses Magnus Landin (21:16), Emil Jacobsen (42:45); a los españoles Jorge Maqueda (2:27), Adrià Figueras (18:39), Edu Gurbindo (41:39) e Iñali Peciña (49:50).

MARCADOR CADA CINCO MINUTOS

0-1, 2-3, 4-5, 5-8, 8-11, 13-14 (descanso), 15-15, 16-16, 21-19, 23-21, 23-21, 29-25 (final).

INCIDENCIAS

Primera semifinal del Europeo masculino de balonmano disputado en el MVM Dome de Budapest (Hungría).

Y eso que el extremo derecho azulgrana estaba completamente solo en su posición, ya que Ferran Solé dio positivo pocas horas antes del choque y no volverá a jugar en lo que resta de Europeo. Lejos de presionarse, el sabadellense se creció y fue la clave de la victoria junto a su compañero de equipo Gonzalo Pérez de Vargas.

El favoritismo era casi total para un cuadro danés que en cierto modo 'eligió' a España como rival permitiendo que Francia le remontase en el último partido de la Ronda Principal. Sin duda, el recuerdo de sus victorias también en semifinales en los Juegos de Tokio y en el último Mundial.

España planteó un partido muy firme, con dos cambios defensa-ataque que frenaron el juego combinativo de la actual campeona mundial. En la primera parte sí se frenó a Mathias Gidsen (dos goles), pero costó mucho más con el exazulgrana Mikkel Hansen (cuatro y un sinfín de asistencias al pivote).

Aunque Pérez de Vargas completó una gran primera parte, incluso más acertado estuvo un Niklas Landin que no falla nunca en los partidos clave. Varias paradas del arquero del Kiel impidieron que el mejor juego español se viese traducido en el marcador (2-3, min. 10).

Agustín Casado, agarrado por Mollgaard

| EFE

Ahí Gidsel y Hansen empezaron a jugar algo más sueltos y Dinamarca se marchó por cuatro goles (4-8, min. 19) después de la séptima parada de Landin (7/11). A partir de ahí los campeones de los dos últimos Europeos empezaron a encontrar el camino en ataque coincidiendo con el ingreso en la pista de un Joan Cañellas que no se cansó de percutir para abrir huecos.

Los de Jordi Ribera aguantaron bien la exclusión de Adrià Figueras por situarse en el trayecto de la pelota en un saque de centro danés y parecían capaces de acercarse pese a que Hansen no estaba por la labor (11-14, min. 28).

Sin embargo, dos golazos de Aleix Gómez (el segundo a puerta vacía tras robar la pelota cuando el rival atacaba con siete) para cerrar el primer acto con un 13-14 que daba esperanzas de acabar por fin con la 'bestia negra' en un gran campeonato.

España recurrió a todo en tareas defensivas

| EFE

Los Hispanos regresaron con la misma intensidad defensiva y consiguieron equilibrar el marcador con un tanto inicial de Joan Cañellas (14-14), pero no lograron situarse por delante por primera vez en toda la semifinal en la única ocasión que tuvieron.

Con Solé baja para lo que resta de torneo por culpa del covid, Aleix Gómez se echó el equipo a sus espaldas con dos golazos para culminar la remontada (17-16, min. 41) y Cañellas amplió esta ventaja (18-16) justo antes de un penalti rigurosísimo más dos minutos para Gurbindo.

Los campeones se gustaban y, con tantos del blaugrana Ariño y de Casado, tomaron tres goles de ventaja a 13 minutos del final (22-19), por lo que Nikolaj Jacobsen tuvo que parar el partido después de haber recurrido a una defensa 5-1, algo histórico ya en sí mismo.

Maqueda, defendido por Magnus Landin y por Hansen

| EFE

Dinamarca lo intentaba todo, pero Aleix Gómez seguía a lo suyo y también aparecía un magistral Pérez de Vargas que cerraba sus dominios a cal y canto. Con esas premisas, los Hispanos rozaban la gran final a cuatro minutos del final (27-24).

Y no hubo lugar ni siquiera a los sustos. Gonzalo realizó otra parada y Cañellas cerró con dos tantos un partido que acabó 29-25 y que sitúa a España en la gran final por tercer torneo consecutivo con Aleix Gómez como merecidísimo MVP.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil