Los azulgranas se miden al campeón portugués ya sin margen de error

El cuadro de Ortega debe vencer en el Palau

La segunda plaza en la Champions está en juego

Dika Mem fue el mejor del Barça ante el Torrelavega
Dika Mem fue el mejor del Barça ante el Torrelavega | sport

EFE

El Barça, en una situación complicada en la clasificación del Grupo B -es cuarto-, recibe este jueves (20:45 horas) en el Palau Blaugrana al Oporto, campeón de Portugal, en un choque en el que los azulgranas ya no tiene margen de error.

Un empate en la pista del Oporto (33-33) y dos derrotas ante el Kielce polaco (30-32 en el Palau y 29-27 en Polonia) en las tres últimas jornadas le han dejado a seis puntos del Kielce, líder del grupo. Aunque el segundo, el Veszprém, está solo a un punto. Por este motivo, la posibilidad de quedar segundo sigue abierta.

Con un calendario cargado, ayer martes jugó un encuentro aplazado de Liga ASOBAL ante el Torrelavega (41-28), mañana recibe al Oporto, el domingo 5, visita al Unicaja SinFin de Santander, el jueves 9, viaja a París para enfrentarse al PSG, en otro choque clave, y el domingo 12, al Ademar León en el Palau.

Es decir, cinco encuentros en doce días antes del parón de enero (del 11 al 30) por el Campeonato de Europa, donde una docena de jugadores de la plantilla podrían estar convocados.

Invicto en la Liga ASOBAL, el equipo azulgrana va recuperando la forma de sus jugadores y solo tiene la baja de larga duración del pivote portugués Luis Frade, que ha cubierto con la llegada del internacional catarí de origen tunecino Youseff Ben Alí.El jugador está demostrando un gran nivel de juego y puede ser también una descarga de minutos para Ludovic Fábregas. Además, con un contrato de un mes, podría ser prolongado hasta final de temporada.

Ortega ha ido dosificando a sus piezas clave. Ayer descansaron Blaz Janc y Domen Makuc, dando minutos a los jugadores menos habituales, y para mañana todos parecen, especialmente Luka Cindric y Aitor Ariño que venían de sendas lesiones, estar a punto.

En Oporto, los azulgranas salvaron un punto con un gol de N'Guessan a 30 segundos para el final, aunque les anularon un tanto a falta de dos segundos para la conclusión en un contraataque, por una polémica decisión del delegado de la EHF desde la mesa de cronometraje.

El Oporto, entrenado desde 2018 por el legendario jugador sueco Magnus Andersson, empezó la temporada con dos victorias en las tres primeras jornadas. A partir de ahí, ha sumando un empate (ante el Barça) y cuatro derrotas que le han llevado a la séptima y penúltima posición de la tabla.

Es líder invicto en su liga tras diez jornadas, empatado con su gran rival, el Sporting Lisboa. En su plantilla hay diez internacionales portugueses y siete de ellos participaron en los pasado Juegos Olímpicos de Tokio.

Esta temporada, con solo dos incorporaciones: el meta danés Sebastian Frandsen (TTH Holstebro) y al central Diogo Oliveira (HSC Suhr-Aarau), sigue manteniendo su bloque de la pasada campaña.

El motor del equipo es el central Rui Silva, una de las estrellas de la selección portuguesa, con el lateral izquierdo croata Iván Sliskovic, segundo máximo goleador del equipo luso (28 goles) junto a Pedro Cruz (20 goles) y el cubano Pedro Veitia en el lateral izquierdo.

El extremo izquierdo Diogo Branquinho, otra de sus piezas clave y su relevo, Leonel Fernandes, completan una plantilla experimentada, pero a la que también le pesa la competición europea.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil