Sport.es Menú

El UCAM CB hace historia y jugará la Final Four de la Champions

Tras el 65-79 de la ida, el UCAM Murcia también ganó al Pinar Karsikaya en la vuelta (81-72)

Los otros finalistas son el MPH Riesen alemán, el Monaco francés y el AEK Atenas griego

Los locales Augusto Lima y Owie Soko tratan de frenar a Jarred Jones
Los locales Augusto Lima y Owie Soko tratan de frenar a Jarred Jones | EFE

El Universidad Católica de Murcia Club Baloncesto ha hecho historia estes miércoles al clasificarse para la Final a Cuatro de la Liga de Campeones FIBA después de ganar también esta noche al Pinar Karsikaya por 81-72 y volver a ser superior, como en el partido de ida en Turquía, para lograr un triunfo basado en la gran defensa y en el acierto en el tiro exterior en momentos clave.

FICHA TÉCNICA

CHAMPIONS LEAGUE

MUR

81-72

PIN

UCAM MURCIA, 81

(18+13+21+29): Hannah (14), Oleson (16), Rojas (8), Soko (15), Lima (3) -cinco inicial-, Benite (2), Kloof (12), Tumba (6), Álex Urtasun (5) y Emilio Martínez.

PINAR KARSIKAYA, 72

(12+17+26+17): Waters (10), Kennedy (18), Gülaslan (3), Jones (9), Celep -cinco inicial-, Allen (17), Turen (5), Banic (8) y Wood (2).

ÁRBITROS

Tomas Jasevicius, de Lituania; Petar Obradovic, de Bosnia y Herzegovina; y Sergiy Zashchuk, de Ucrania. Eliminaron por cinco faltas al visitante Turen en el minuto 36

INCIDENCIAS

Partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones FIBA de baloncesto que se disputó ante unos 7.000 espectadores que llenaron el Palacio de los Deportes de Murcia. En la ida, el UCAM Murcia ya había ganado por 65-79.

Los 14 puntos con los que partían los murcianos tras el 65-79 obtenido la pasada semana en Esmirna fueron bien administrados por el UCAM en todo momento y lo más cerca que estuvo su rival de remontar fue el 52-59 que reflejaba el tanteador poco antes de que concluyera el tercer cuarto.

El encuentro comenzó de forma muy favorable al UCAM CB, que arrancó con un parcial de 10-1 al que se llegó tras dos triples seguidos anotados por Brad Oleson.

El Pinar Karsikaya intentó reaccionar en un partido muy físico y en el que costaba mucho anotar cada canasta y, aunque logró frenar el ímpetu local, cerró este periodo con un 18-12 para los de Ibon Navarro.

David Kennedy, el jugador más clarividente del cuadro turco, apareció en escena para, con 12 puntos en la primera parte, lograr poner a su equipo con ventaja (22-23) y la igualdad se mantuvo hasta el descanso, con el UCAM CB otra vez arriba en el marcador con guarismos muy bajos, lo que beneficiaba a los españoles (31-29).

De vuelta a la pista, los granas, pese a reanudar el juego con otro triple de Oleson, mostraron algo de precipitación y eso les hizo encajar un parcial de 0-7 que generó algunas dudas (34-36).

El conjunto visitante empezaba a creer en la remontada y un triple de Gülaslan Gani puso el 39-43 en el electrónico del Palacio de los Deportes, lo que obligó a Navarro a solicitar tiempo muerto para ordenar las ideas de los suyos.

En el otro banquillo, el serbio Aleksandar Trifunovic asistía al despertar ofensivo del Pinar, pero enfrente estaba Oleson. El estadounidense, tirando de experiencia y pletórico en el triple, mantuvo a flote al UCAM CB en esa fase del choque.

Con dos bases en cancha -Clevin Hannah y Charlon Kloof-, los universitarios no controlaban el ritmo del juego y Kennedy, a lo suyo, puso el 42-48 con tres tiros libres seguidos.

En el tramo final del tercer cuarto el tiro de larga distancia, esta vez con Kloof, dio un respiro al equipo de Murcia, que, pese ir perdiendo el encuentro por 52-55, todavía conservaba un colchón de nueve puntos en la eliminatoria.

El paso de los minutos jugaba claramente a favor del conjunto murciano a pesar de que el último cuarto empezó con dos canastas seguidas de los turcos. El Pinar seguía teniendo sus opciones, pero las mismas se esfumaron con un parcial de 12-0 que resultó absolutamente clave.

El marcador pasó del 58-63 al 70-63 ya a falta de cuatro minutos para la conclusión y eso suponía que la ventaja universitaria en la eliminatoria fuese de 21 puntos. El acierto exterior y la gran defensa, con protagonismo especial para un Sadiel Rojas que forzó muchas faltas de ataque, resultaron decisivas.

El objetivo estaba en el bolsillo y, además, la noche acabó en fiesta con la victoria también en el encuentro por 81-72.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil