Sport.es Menú

Tony Parker: "Todavía tengo grandes sueños"

El base francés explicó en 'L'Equipe' los motivos de su retirada como jugador en activo y sus retos de futuro

"Me doy veinte años para triunfar también en ello antes de poder relajarme, cuando los niños se vayan de casa"

Tony Parker incia una nueva vida
Tony Parker incia una nueva vida | afp

Horas después del anuncio de su retirada, el veterano base francés Tony Parker, de 37 años, hace muestra de buen humor en los medios franceses a los que ha asegurado que "todavía tiene grandes sueños".

EFE

"Es mi primera vida la que termina. Espero ser reconocido durante los próximos veinte años como un hombre de negocios que ha triunfado en el mundo empresarial. Es un desafío. Me doy veinte años para triunfar también en ello antes de poder relajarme, cuando los niños se vayan de casa", dijo Parker al diario deportivo "L'Équipe".

El francés, que hizo pública ayer su decisión a través de las redes sociales, comentó que aunque muchos deportistas viven su retirada como una pequeña muerte, él no lo ve así.

"Con los dos clubes que tengo, la academia que voy a abrir en septiembre, mi productora de cine, mis distintos negocios y el simple hecho de ser papá, no tendré tiempo de hacerlo todo", explicó.

Parker fue seleccionado seis veces pare el Partido de las Estrellas de la NBA. Tras dejar a los Spurs en la temporada 2017-18 fichó con los Hornets.

Al parecer, ha sido una decisión meditada junto a su mujer, Axelle Parker, y madre de sus hijos pequeños, Josh y Liam, pero también sus padres y sus hermanos que le habían recomendado hacer un último año, pero él sintió que era "el buen momento", tras veinte años jugando como profesional.

En septiembre, la Academia Adéquat Tony Parker abre en el barrio de Gerland, en Lyon, dirigida a chicos y chicas mayores de 15 años apasionados del baloncesto y la música. El concepto consiste en permitir que los jóvenes puedan compatibilizar sus aficiones con sus estudios.

Además, Parker, que indicó a "L'Équipe" que continuará viviendo en Texas junto a su familia aunque viajará a Francia cada seis semanas, ha comprado la estación de esquí de Villard-de-Lans, a una hora de Lyon, donde desea ofrecer una oferta deportiva durante las cuatro estaciones.

El jugador confesó ayer en el programa "Quotidien" que nunca ha podido esquiar por las exigencias de su contrato en la NBA, por lo que ahora es un buen momento para probar este deporte en la nieve.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil