Saras y los 'pecados' del Barça

Que Brandon Davies se jugase dos triples clave es la mejor muestra de que otros no asumen su rol

Mirotic sigue sin marcar diferencias y Saras no acaba de encontrar su prolongación en la pista

Jasikevicius no entiende cómo se perdió la Supercopa
Jasikevicius no entiende cómo se perdió la Supercopa | EFE

La derrota en la final de la Supercopa Endesa a manos del Real Madrid ha sabido a cuerno quemado en el seno del Barça no por lo que supone realmente sino por cómo se produjo.

Tras pasar por encima de un Valencia Basket muy mermado en las semifinales, el cuadro azulgrana se vio campeón en el ecuador del tercer cuarto cuando sometía a su eterno rival por 63-44 con un baloncesto muy notable para estas alturas del verano... pero o se lo creyó o le pudo la presión.

Ninguno de esos dos posibles motivos sería aceptable para un equipo que viene de ganar la Copa del Rey y la Liga Endesa. El mensaje debe ser claramente constructivo ahora que la lucha por los tres grandes títulos aún no ha empezado.

‘Cabreo’ de Saras

Si durante el partido solo liberó su ira con un ‘broncazo’ a un Àlex Abrines renovado hasta 2026 que sigue sin encontrar su juego pese a vaciarse en defensa, a la conclusión del choque Sarunas Jasikevicius dejó varias ‘perlas’ contra sus jugadores y a nivel global.

“Hemos regalado un título a nuestro gran rival”, “no somos un equipo ‘killer’ que mate los partidos” o “somos un equipo que solo quiera hacer lo justo para ganar y volver a casa” fueron algunas de las acusaciones que lanzó el lituano.

Brandon Davies sí asumió la responsabilidad 

| FCB

Saras tiene razón en todas ellas, pero también debería hacer autocrítica por lo sucedido sobre todo en el último cuarto. Que Brandon Davies se juegue dos triples en momentos clave no habla demasiado bien de su ‘pizarra’. Ni la incapacidad a la hora de frenar a Sergio Llull en el tercer cuarto cuando era el único foco de puntos blanco.

Dos de siete

La llegada al banquillo de Jasikevicius como sustituto de un Pesic que acababa de perder la Fase Final Excepcional de la Liga Endesa supuso una revolución en positivo para un baloncesto azulgrana que ha disputado todas las finales desde entonces.

Con Saras, el Barça ha disputado la final de la Liga Endesa, de la Copa del Rey y de la Euroliga, así como en las dos de la Lliga Catalana y de la Supercopa. En total siete, saldadas con dos títulos y cinco derrotas. Un balance de éxitos finales mejorable.

Saras quiere un equipo con más carácter

| EFE

Los blaugranas pasaron por encima de todos los rivales en los play-off ligueros (2-1 a la Penya y 2-0 al Lenovo Tenerife y al Real Madrid en una final sin color) y rayaron a gran nivel en la Copa del Rey (103-93 a Unicaja, 77-68 al Baskonia y 73-88 al Madrid).

Por contra, la pasada temporada el FC Barcelona perdió la Euroliga ante el Anadolu (86-81), la Lliga Catalana ante el MoraBanc Andorra (85-84) y la Supercopa frente al Madrid (72-67) y en la actual ya ha cedido el título catalán contra el BAXI Manresa (81-70) y la Supercopa ante los blancos (83-88).

Liderazgo

Una de las principales críticas de Jasikevicius hacia su equipo es la falta de carácter, pero no es exacto. Un equipo sin carácter no habría ganado el ‘doblete’ el curso pasado ni habría tomado una renta de +19 en la final de la Supercopa. La realidad es que el lituano no termina de encontrar su prolongación en la pista.

Lo más parecido a un líder en la pista serían Cory Higgins (sobre todo) y Nick Calathes, pero ninguno de ellos tiene esa ‘rabia’ que encumbra, por ejemplo, a Sergio Llull. Durante más de una década esa condición recayó en Juan Carlos Navarro y en el último tercio del curso pasado asumió galones Pau Gasol... pero por ahora no está.

Mirotic

Por mucho que lo intente y a excepción de sus dos magníficos partidos en la pasada final liguera frente al Real Madrid, Nikola Mirotic no es ni por asomo el jugador recién llegado de la NBA que marcaba diferencias y maravilló en su primera campaña como azulgrana hasta el confinamiento.

Desde entonces, el de Pogdorica no ha vuelto a rendir a su verdadero nivel. Un tema muscular en la Fase Final Excepcional, el coronavirus, un grave problema personal y ahora la rebaja salarial que pretende conseguir el club han ido minando el rendimiento del jugador mejor pagado del baloncesto europeo.

Nikola Mirotic no consigue reencontrarse

| EFE

Barça y Mirotic están condenados a entenderse sobre esa materia económica, pero a día de hoy lo más importante es que Saras vuelva a disponer de su gran emblema al máximo de sus posibilidades. 

Ese es uno de los retos de un equipo que aún no sabe si contará con Pau Gasol. Por ahora sigue sin haber novedades al respecto pese a que el técnico empieza a impacientarse y en este aspecto tiene toda la razón.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil