Con Pau Gasol, ¿Llega el mejor Barça de la historia?

La incorporación del pívot de Sant Boi supondrá un espaldarazo total a esta plantilla, que ya de por sí, es una de las más potentes de Europa

La plantilla de 2003 logró el triplete, el de 2010, falló en la Liga mientras el actual, de momento, ya ha sumado la Copa del Rey

El Barça 2021 ya tiene la Copa. ¿Llegarán la Euroliga y la Liga Endesa?
El Barça 2021 ya tiene la Copa. ¿Llegarán la Euroliga y la Liga Endesa? | EFE

La llegada de la estrella de la NBA, Pau Gasol, al club azulgrana hasta final de temporada, lleva a realizar, irremediablemente, una comparativa con los dos equipos que lograron el máximo cetro europeo, en las temporadas 2003 y 2010.

El equipo actual de Saras Jasikevicius, también parece tener todos los mimbres para unirse a esos dos históricos equipos, aunque todavía tiene algunos meses que recorrer en las dos principales competiciones, como la Euroliga, y la Liga Endesa.

La única coincidencia ahora mismo con esos dos extraordinarios equipos de 2003 y 2010, es que ambos consiguieron la Copa del Rey, antes de reinar en Europa. Y el primer título se ha logrado sin Pau Gasol. Todos los culés esperan que se puedan levantar los dos trofeos que faltan con la estrella de Sant Boi.

Comparativas odiosas

Y es que las comparativas siempre acostumbran a ser odiosas, y más cuando se habla de equipos de otra generación, cuando se juega otro tipo de baloncesto y donde la influencia de jugadores acaba siendo decisiva en ese momento concreto sin poder trasladarlo a otro.

El primer momento de gran felicidad blaugrana llegó con el equipo de 2003. Stevislav Pesic fue el encargado de cambiar la mentalidad de aquél Barça de Aíto, que se había quedado en muchas ocasiones a las puertas del máximo título europeo.  

La primera Euroliga del Barça llegó en 2003, en el Palau Sant Jordi

| EFE

El equipo realizó un refuerzo clave como Dejan Bodiroga, que venía de ganar con Pesic el Mundial de Indianápolis. Un fichaje de relumbrón, de un jugador que tenía la experiencia ganadora de Euroligas (2) con Obradovic en el Panathnaikos.

El equipo ató a jugadores como Gregor Fucka y Patrick Femerling, para formar un trio interior temible junto a Roberto Dueñas. Si le añadimos la presencia de un joven Navarro, junto a Saras Jasikevicius, Rodrigo De la Fuente, Varejao, Nacho Rodríguez…. un equipo temible que arrasó en la Liga Endesa, se llevó la Copa del Rey ante el Madrid y culminó en el Sant Jordi, con la primera gran Euroliga, tras superar al Benetton Treviso.

Pesic logró crear un equipo trabajado desde la defensa y con un potencial ofensivo inigualable, marcando los tempos del juego y controlando al rival sin palizas, pero ganando con solvencia.

Larga espera hasta 2010

El Barça tuvo que esperar hasta el 2010 para volver a saborar las mieles del éxito en Europa, con un equipo totalmente diferente, pero con los moldes de equipo grande que le llevaron al éxito europeo en París.

Para empezar, un técnico de la casa como Xavi Pascual cogía un año antes las riendas del equipo consiguiendo la Liga Endesa 2009. El club hizo una clara apuesta por Europa, y fichó a uno de los jugadores que más han marcado la historia de la sección: Pete Mickeal.

Junto a él, llegaban también Boniface Ndong, Terence Morris y Erazem Lorbek, del CSKA, junto al fichaje más caro en la historia del Barça hasta ese momento, el base Ricky Rubio. Un equipazo al que había que sumar a un experimentado Juan Carlos Navarro, líder del grupo, junto a Fran Vázquez, Roger Grimau y Víctor Sada de apoyo. La guinda era contar con Jaka Lakovic y el siempre querido Gianluca Basile. Un equipo donde sobraba talento a raudales.

La segunda Euroliga tardó siete años, para lograrla en París, en 2010

| EFE

Y esa superioridad manifiesta la mostraron en la Copa del Rey, arrollando al Madrid y Váquez de MVP. En la Euroliga, el equipo de Pascual funcionó como un reloj, aplicando un juego rápido, gracias a la salida rápida del rebote y contraataques de transición. La defensa fue otra marca específica con un ‘robador’ nato como Ricky, un intimidador como Mickeal y un taponador como Vázquez y Ndong.

Desgraciadamente, el triplete nunca llegó porque el equipo llegó justo de fuerzas o quizá de concentración, cayendo por un claro 3-0 ante el Caja Laboral, dirigido por un Ivanovic, que cumplió su particular ‘venganza’ ante el equipo que lo echó un par de años atrás.

Dos equipos muy distintos, pero que resultaron ‘grandes’ en Europa, como lo quiere ser el Barça actual de Saras Jasikevicius.

El actual, un equipazo

Si se mira la plantilla azulgrana, con la incorporación de Pau Gasol, y contando que pueda aportar una parte de su talento, no hay plantilla más profunda que la azulgrana.

Bien dirigida, con tiradores exteriores, uno de los mejores ala-pívots de la NBA y Europa como Nikola Mirotic y ahora, un pívot estelar junto a Davies, ya estrella europea en los últimos años, el equipo no merece comparación posible. Es el mejor.

Veremos si el equipo es capaz de producir las sensaciones de esos dos equipos y acabar sumando el tercer cetro europeo, que ya empieza a convertirse de nuevo en una obsesión tras una larga espera de 10 años. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil