Los Nuggets se aferran a la eliminatoria

Los Nuggets se aferran a la eliminatoria

Fue clave el entrenador local, Michael Malone

Draymond Green fue expulsado por faltas

Los Denver Nuggets lograron imponerse este domingo a los Golden State Warriors por 126-121 en un partido que estaban obligados a ganar, por el 3-0 abajo que sufrían en la eliminatoria.

El partido lo dominaron con solvencia hasta el último minuto cuando Stephen Curry puso dos puntos por delante a los suyos y en el que el factor diferencial, además de los 37 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias de Nikola Jokic, fue el buen hacer de su entrenador, Michael Malone, al diseñar las jugadas finales.

Con el ambiente de 'playoffs' se vivió el encuentro, aunque con muchos aficionados visitantes en las gradas gracias a aquellos Warriors que ganaron tres anillos en cuatro años (2015, 2018 y 2018) y que empezó duro.

Primer minuto y manotazo de Draymond Green, al intentar robar el balón, en el ojo derecho de Nikola Jokic, con un encontronazo posterior con el ala-pívot Aaron Gordon que acabó en técnica para ambos.

En ese ambiente se movieron mejor los californianos, con un 13-6 de salida gracias a dos triples seguidos de un Klay Thompson que, sin embargo, su aportación en la primera mitad acabó ahí. Cuatro faltas en los primeros 24 minutos le dejaron sin apenas protagonismo.

Tras las faltas tempranas del escolta entró Stephen Curry, otra vez suplente, y erró cuatro tiros seguidos; lo que fue una premonición de la primera parte de los suyos.

Los Nuggets bajaron el ritmo inicial, que no favorecía el juego habitual de su estrella, actual MVP y candidato a repetir esta temporada, Nikola Jokic. Impuso su baloncesto el serbio para firmar 18 puntos en el primer cuarto, por los 21 que anotaron todos los Warriors.

Steve Kerr, por lo desacertado de Andre Iguodala, optó por darle protagonismo al novato Jonathan Kuminga, quien firmó buenos minutos en temporada regular pero que en los partidos previos su papel fue residual. A pesar de sus buenos minutos, aportando en defensa y en la finalización gracias a su físico privilegiado, el factor diferencial de la primera parte estuvo en los Nuggets.

El también jugador de primer año Bones Hyland anotó tres triples seguidos saliendo del banquillo y le dio a los suyos una distancia de 17 minutos con solo 15 minutos jugados. Los Warriors fueron haciendo la goma, sin lograr reducir la distancia de dobles dígitos y yéndose al descanso 63-52 abajo.

Jordan Poole, estrella de lo que llevamos de eliminatorias con 86 puntos en sus primeros tres partidos de ‘playoffs’ perdió tres balones; Stephen Curry, quien tiene un 92.3% en tiros libres esta temporada, falló dos seguidos.

Cuatro de 15 en triples y la única buena noticia para los Warriors en la primera parte, además de la ventaja de 3-0 en la eliminatoria, fue que Draymond Green, tras un encontronazo con DeMarcus Cousins, se libró de su segunda técnica y la consiguiente expulsión.

El descanso no cambió la tónica del partido, pareció el inicio del encuentro con un Klay Thompson que asumió galones. Dos temporadas después, tras una lesión en la rodilla y en el tendón de Aquiles, demostró sus ganas de ‘playoffs’. 13 puntos seguidos para poner a los suyos a siete, pero apareció Monte Morris con 15 en su casillero, tras no meter ninguna canasta en el primer tiempo, para dejar las cosas como estaban.

Los de Kerr siempre encontraban respuesta a sus intentos de remontada, hasta un último cuarto en el que los Nuggets demostraron personalidad para no bajar los brazos, por el 3-0 y tras, finalmente, dejarse remontar la máxima de 17 puntos de ventaja que tuvieron, a falta de 1:47’.

Draymond Green, con un +20 en pista, fue expulsado por faltas, pero apareció Stephen Curry para dar ventaja a los suyos, la primera desde el primer cuarto.

Sin embargo, con las estrellas en la pista, fue el buen hacer del entrenador local, Michael Malone, el que determinó el encuentro. Dibujó dos jugadas para atraer las ayudas a un Jokic que acabó 37 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias- y encontrar la ventaja.

Por su parte, Kerr, con dos abajo en el marcador, planteó una extraña jugada colgándole el balón a Andrew Wiggins y lo perdió a manos de Austin Rivers, cinco robos en el encuentro.

Tras el tiempo muerto, le llegó el turno a Will Barton, quien liberado en la esquina tras el pase de Jokic anotó el triple que puso el 126-121 definitivo y que hace que los Nuggets sigan vivos en la eliminatoria (3-1).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil