Sergio Llull castiga el gran 'apagón' ofensivo azulgrana

El Barça ganaba por 63-44 en el tercer cuarto, pero entró en barrena y no supo sentenciar la final

Un magistral 'MVP' Llull resucitó a un cuadro blanco que suma ya ocho Supercopas Endesa

Higgins volvió a ejercer de líder en el Barça
Higgins volvió a ejercer de líder en el Barça | FCB

El Barça ha caído este domingo ante un incansable Real Madrid que supo reaccionar cuando parecía tener perdida la Supercopa Endesa en el tercer cuarto (63-44)

FICHA TÉCNICA

SUPERCOPA ENDESA

FCB

83-88

RMA

FC BARCELONA, 83

(24+22+25+12): Nick Calathes (11), Cory Higgins (16), Nigel Hayes (5), Nikola Mirotic (12), Pierre Oriola (11) -cinco inicial-, Nicolás Laprovittola, Kyle Kuric (8), Rolands Smits (4), Brandon Davies (13), Àlex Abrines (3), Sergi Martínez y Rokas Jokubaitis.

REAL MADRID, 88

(22+18+22+26): Thomas Heurtel (7), Adam Hanga (3), Jeffery Taylor (4), Guerschon Yabusele (7), Vincent Poirier (16) -cinco inicial-, Carlos Alocén (11), Nigel Williams-Goss (9), Tristan Vukcevic (3), Walter Tavares, Sergio Llull (24), Fabien Causeur (4) y Eli John Ndiaye.

ÁRBITROS

Emilio Pérez Pizarro, Carlos Peruga y Luis Miguel Castillo. Señalaron falta técnica a Fabien Causeur (18:33) y a Adam Hanga (22:23), del Real Madrid.

INCIDENCIAS

Final de la Supercopa Endesa masculina de baloncesto disputada ante unos 2.500 espectadores en el Pabellón Santiago Martín (San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife).

Campeón de las tres ediciones anteriores, el cuadro blanco buscaba su octava Supercopa y la sexta frente a un conjunto azulgrana que aspiraba a romper una sequía de seis años y, de paso, alcanzar a su gran rival en el palmarés con siete entorchados.

En cuanto a las bajas, el turco Sertaç Sanli dejaba huérfana la 'pintura' barcelonista por cuarto partido consecutivo, mientras que a las bajas madridistas de Alberto Abalde y a las de larga duración de Anthony Randolph y de Trey Thompkins se unió en las semifinales la de un Rudy Fernández que conocerá este lunes el alcance definitivo de su lesión en la rodilla.

La puesta en escena del Barça fue sensacional. Con un juego rápido, desarboló a la defensa rival y anotó cuatro triples sin fallo con Oriola (dos), Hayes y Calathes como actores para tomar cinco puntos de renta en tres minutos (14-9).

Esa dinámica la rompió la entrada de un Carlos Alocén que no jugó ni un solo minuto en las semifinales y que anotó dos triples seguidos para obligar a Jasikevicius a parar el partido a los siete minutos con 20-18.

Pablo Laso se las tuvo con los árbitros... como siempre

| EFE

Los blaugrana habían anotado 16 puntos en los primeros cuatro minutos y solo cuatro en los segundos. ¿Casualidad o no la mejora defensiva blanca sin Heurtel? El caso es que empató (22-22) con un triple Tristan Vukcevic, esa promesa que sigue creciendo en todos los sentidos y que masacró al Barça en el último duelo de fase regular de Liga Endesa en el Palau. Al descanso, 24-22.

En el segundo cuarto apareció 'histrión Laso', aunque esta vez con cierta razón. Los colegiados, que habían pitado una dudosa falta en ataque de Alocén sobre Davies, señalaron otra de Tavares sobre Laprovittola y el Barça aprovechó para marcharse con cuatro puntos de Rolands Smits y un triple de Abrines (31-24, minuto 12). Y el tercer triple sin fallo (¡a tabla!) de un Pierre Oriola que se fue a los vestuarios con 11 puntos.

Pierre Oriola completó una magnífica primera parte

| FCB

Una nueva reacción blanca dio la oportunidad a Causeur de dar la vuelta al marcador por primera vez con 33-31, pero lo falló y por contra fueron los subcampeones de 2020 los que tomaron su máxima ventaja a partir del juego colectivo en ataque y con los primeros cuatro puntos de Mirotic (46-37 que matizó Heurtel ante su exequipo anotando de tres en la última acción de la primera parte).

Cuando los terceros cuartos suelen ser clave para los de Pablo Laso, esta vez fue el Barça el que rozó la perfección en los cuatro primeros minutos de la reanudación con Nick Calathes (11 puntos) como maestro de ceremonias y un descosido Mirotic que anotó ocho puntos y situó un palmario 59-42, minuto 23:30 con un parcial de 24-7 desde la recta final del segundo cuarto.

El hispanomontenegrino fue inteligente y aprovechó a la perfección el obligado descanso de Yabusele, pero este Madrid no claudica nunca y, de la mano de Alocén y de un descomunal Llull que anotó ocho puntos en menos de un minuto, había regresado al partido a falta de 10 minutos (71-62).

Sergio Llull rescató al Madrid en el tercer cuarto

| EFE

Llull era el de sus mejores tiempos, le entraban hasta sus 'mandarinas' y se iba ya a los 24 puntos, pero no contaba con la sensacional respuesta de un Higgins en plan líder con dos canastones ni con el triple de Kuric (79-72 a 5:29 del final).

Sin embargo, el Barça había entrado en barrena, Mirotic no podía con Yabusele y, entre un magistral Alocén y Poirier, acercaron a los suyos a un solo punto (79-78 a falta de 3:17) mientras los azulgranas llevaban cinco faltas y los blancos, una. Y Laso no era histrión. Estaba tranquilo.

Alocén falló dos tiros libres con 79-78, Davies anotó una canasta muy 'sudada' y Williams-Goss empató a 1:44 del final (81-81). Y Yabusele adelantó a los suyos por primera vez desde el tiro libre a falta de 1:21 (81-83). Con 83-86, una muy posible falta no señalada sobre Davies cuando tiraba de tres sentenció la final... pero tampoco es de recibo el 12-26 del último cuarto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil