El Barça más solvente 'ahogó' a un Valencia plagado de bajas

El cuadro azulgrana realizó una excelente defensa ante un rival que no aguantó ni un cuarto

El Barça disputará este domingo la final de la Supercopa ante el ganador del Tenerife-Real Madrid

Excelente penetración de Cory Higgins
Excelente penetración de Cory Higgins | FCB

El FC Barcelona impuso su ley defensiva para derrotar al Valencia Basket por 87-68 en la primera semifinal de la Supercopa Endesa que se disputa este fin de semana en el Santiago Martín de La Laguna (Santa Cruz de Tenerife).

FICHA TÉCNICA

SUPERCOPA ENDESA

FCB

87-68

VAL

FC BARCELONA, 87

(28+17+22+20): Nick Calathes (4), Cory Higgins (13), Nigel Hayes (7), Nikola Mirotic (7), Pierre Oriola (5)-cinco inicial-, Nicolás Laprovittola (9), Brandon Davies, Àlex Abrines (3), Rolands Smits (10), Kyle Kuric (2), Sergi Martínez (2) y Rokas Jokubaitis (10).

VALENCIA BASKET, 68

(16+12+16+24): Martin Hermanssson (11), Guillem Ferrando (3), Jaime Pradilla (10), Víctor Claver, Bojan Dubljevic (6) -cinco inicial-, Klemen Prepelic (9), Sam Van Rosson (3), Josep Puerto (11), Mike Tobey (9), Millán Jiménez (3), Gonzalo Bressan y Álex Bellver.

ÁRBITROS

Carlos Peruga, Luis Miguel Castillo y Martín Caballero. xxxx

INCIDENCIAS

Primera semifinal de la Supercopa Endesa masculina de baloncesto disputado ante más de 2.000 espectadores en el Pabellón de Deportes Tenerife Santiago Martín (San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife).

Por tanto, el equipo que dirige Sarunas Jasikevicius tendrá este domingo una gran oportunidad para romper una sequía de seis años en este torneo ante el ganador de la otra semifinal que disputarán a continuación el anfitrión Lenovo Tenerife y el Real Madrid.

En el regreso un año después a la pista en la que superó en 'semis' al Baskonia y cayó en la final frente al cuadro blanco, el conjunto azulgrana salió muy mentalizado en tareas defensivas ante un rival con muchas bajas en el que debían tener minutos de calidad no solo los ya habituales Josep Puerto y Jaime Pradilla, sino también Guillem Ferrando y Millán Jiménez.

Y es que no estaban por diversos problemas físicos Xabi López-Arostegui, Nenad Dimitrijevic, Louis Labeyrie ni Jasiel Rivero, mientras que Klemen Prrepelic y Mike Tobey llegaban entre algodones tras perderse buena parte de la pretemporada.

Consciente de ello, Jasikevicius tenía muy clara la importancia de 'ahogar' a los valencianos y para ello diseñó una defensa presionante en ocasiones y muy intensa hacia la línea de pase que provocó 10 pérdidas ante la desesperación del nuevo técnico Joan Peñarroya.

El Valencia Basket se quedó sin ideas en ataque

| EFE

Así las cosas, del 3-8 favorable a los 'taronja' tras dos canastas de Martin Hermannsson y una de Bojan Dubljevic se pasó a un 19-8 con un parcial de 16-0 a base de robos defensivos que lideraron Higgins y Hayes.

El partido ya estaba roto y un excelente Brandon Davies hurgó en la herida de un Valencia Basket que cerró el primer cuarto a 12 puntos e incluso podrían haber sido más si Kuric hubiese anotado un triple sobre la bocina (28-16).

El segundo cuarto fue una continuación de esa misma dinámica, con un Brandon Davies que aprovechaba la ausencia temporal de Mike Tobey (un viejo sueño de la sección barcelonista) para seguir engrandando sus cifras (11 puntos al descanso) y establecer la máxima renta hasta el momento, un escandaloso 43-23 a cuatro minutos del intermedio.

Calathes, a tope pese a la clara ventaja azulgrana

| EFE

Al menos, Peñarroya consiguió que sus jugadores apretasen un poco en defensa para dificultar el juego ofensivo azulgrana. Y lo consiguieron solo de manera fugaz con un 0-5 que no tuvo continuidad y así se llegó al ecuador con un claro 45-28 y con la sensación de que la semifinal ya estaba prácticamente 'cantada'.

Lo único negativo de esta primera parte en clave azulgrana es que, pese a un buen tapón en la recta final del segundo cuarto, a Mirotic seguían sin salirle las cosas. Se fue a los vestuarios con cero puntos, 0/3 en tiros de campo y +1 de valoración en 11:50.

El tercer cuarto sirvió precisamente para eso. Pese a que Pradilla le colocó un tapón además de anotar seis puntos seguidos, el hispanomontenegrino recuperó la frescura con siete puntos en menos de dos minutos que llevaron la diferencia por encima de los 20 puntos (53-32).

Nikola Mirotic se reencontró en el tercer cuarto

| EFE

Un triple de Brandon Davies (se retiró ovacionado a siete minutos del final) cerró el segundo cuarto con un palmario 67-44 que amplió aún más Rokas Jokubaitis de la misma suerte (70-44) en los albores del último cuarto.

Poco más había que rascar salvo la 'vergüenza torera' de los jóvenes jugadores 'taronges' ayudados por Sam Van Rossom, algunas genialidades de Jokubaitis y buenos minutos de Rolands Smits que dejaron el marcador final en 87-68. Ahora, a descansar y a seguir desde el hotel el Lenovo Tenerife-Real Madrid.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil