Calathes y Oriola, dos salidas complejas

Calathes y Oriola, dos salidas complejas

Calathes dejará el Barça después de haber perdido el liderazgo que se le suponía en la pista
Calathes dejará el Barça después de haber perdido el liderazgo que se le suponía en la pista | EFE

El griego acaba contrato en 2023 y tiene una de las fichas más altas de la plantilla blaugrana

El de Tàrrega, al que le está esperando el Girona, todavía tiene contrato hasta 2024

Una vez cerrados los fichajes de Jan Vesely, Tomas Satoransky, Oscar Da Silva, Mike Tobey, Nikola Kalinic y Oriol Paulí queda la asignatura pendiente de concluir las salidas para dar carpetazo definitivo a la plantilla 2022/23.

Tras el decepcionante final de la Liga Endesa ante el Real Madrid el pasado mes de junio, la dirección deportiva del club que dirige Juan Carlos Navarro despachó en apenas un par de semanas las salidas de Dante Exum (no quiso renovar y se marchó al Partizan), Rolands Smits (Zalgiris), Brandon Davies (Armani Milano) y Nigel Hayes (Fenerbahçe)

Quedaba pendiente negociar dos bajas más, la del grecoestadounidense Nick Calathes y la del capitán Pierre Oriola, dos rescisiones nada baladíes que llevan estancadas más de un mes y cuya resolución se antoja complicada dadas las particularidades que encierran cada contrato.

Nick, difícil finiquito 

A Calathes aún le queda una temporada de contrato vigente hasta 2023 y el base quiere cobrar su último año completo, 1,8 millones de euros netos, uno de los más altos de la plantilla, para firmar su desvinculación. El club blaugrana ha llegado a ofrecer alrededor de un millón, pero su propuesta ha sido rechazada.

El base, cuyo rendimiento no ha sido el esperado la última temporada y su relación con el técnico Saras Jasikevicius ha acabado muy deteriorada, ha estado en la órbita de Panathinaikos, Olympiacos y Maccabi, pero finalmente todo apunta a que acabará firmando por el Fenerbahçe, donde le espera el entrenador Dimitris Itoudis, que está perfilando su nuevo proyecto en Estambul. El club turco le ofrece a Calathes un contrato de dos años y tres millones de euros, pero antes el griego espera cobrar lo máximo del año de contrato que tiene vigente con el Barcelona.

La salida del capitán  

La otra salida que también está estancada es la del capitán Pierre Oriola. El de Tàrrega, lastrado la última temporada por una larga lesión de espalda, apenas ha tenido protagonismo y tampoco entra en los planes futuros de Jasikevicius.

A Oriola, que estos días disfruta de su luna de miel, aún le quedan dos años de contrato a razón aproximadamente cada uno de un millón neto hasta 2024. Al igual que Calathes, está a la espera de acordar con el club una indemnización que tampoco acaba de cerrarse. El ala-pívot quiere volver a ser un jugador importante en las filas del recién ascendido Girona, donde le espera Marc Gasol.