Sport.es Menú

Barça Lassa: Una identidad aún por consolidar

Este jueves, el Barça Lassa afrontará el inicio de una nueva edición de la Euroliga, todo un reto tras los fracasos de los dos últimos años

Pesic trabaja a marchas forzadas para implantar su ADN en un colectivo con piezas de calidad que aún deben ensamblarse

Pesic trabaja para que su equipo evolucione hacia el objetivo deseado
Pesic trabaja para que su equipo evolucione hacia el objetivo deseado | DAVID RAMÍREZ

El Barça Lassa se enfrenta, como cada temporada, al reto de crecer como colectivo sin dejar de competir. Svetislav Pesic trabaja para imbuir a su plantel -con seis caras nuevas- del ADN que quiere que su equipo grabe a fuego y haga suyo. Todo surge a partir de la defensa, equilibrio entre esa faceta y el ataque, intensidad, personalidad, solidaridad. Señas de identidad que, de momento, la plantilla va intentando asimilar con claroscuros. Este jueves, los azulgrana afrontarán el inicio de la Euroliga en la que se han estrellado en los dos anteriores ejericios. Lo harán invictos en la Liga Endesa y sabiendo que su respuesta como grupo será observada con lupa. Un Barça que, a día de hoy, presenta sus brotes verdes pero también sus carencias.


1-si se crece en defensa se logra un plus en ataque

En las tres jornadas de Liga Endesa, el Barça ha intentado cumplir la máxima exigida por su técnico de que, a partir de una defensa sólida se construye un ataque convincente. Los azulgrana son, en estos momentos,quintos en la ACB en ataque (84,3 puntos anotados de media) y cuartos en defensa (73 puntos encajados). El reto es lograr que ese crecimiento sea paralelo y en todos los aspectos del juego. Cosa que, por ahora, no se está logrando con regularidad. 


2-aún falta intensidad a la hora del rebote

El pasado mes de febrero, en su presentación como técnico en sustitución de Sito Alonso, entre otras, Svetislav Pesic dejó una perla: “Un jugador que tiene tres coches en el garaje no va a ir al rebote ofensivo”. Con ello dejaba claro que dominar esa faceta es, casi siempre, cuestión de colocación en la pista y, sobre todo, de intensidad. De momento, los azulgrana han presentado déficits en esta parcela en la Liga. Son el quinto peor equipo en el rebote ofensivo (9) y el 12º en ese apartado a nivel global (34 de promedio). Seis menos en este capítulo que el mejor equipo, el Madrid. Todo un especialista.


3-balance entre balones recuperados y perdidos

En el primer concepto, el Barça es el quinto equipo de la Liga Endesa que más balones recupera con un promedio de 8 por partido. Eso indica que la actitud defensiva va por el camino correcto. Sin embargo, en el apartado de balones perdidos, los de Pesic acusan un déficit significativo. Son el 14º equipo que más balones pierde en la competición doméstica con una media de 14 por encuentro. Un aspecto que se debería comenzar a solventar cuando los jugadores adquieran los automatismos deseados en la faceta ofensiva. Eso pasa, básicamente, por que los recién llegados sean capaces de asumir los roles que les correspondan y que los que ya estaban consoliden los suyos. Una simbiósis nada sencilla pero totalmente necesaria.


4-Evitar los altibajos y ser fuertes a nivel mental

La madre del cordero. Por que estamos hablando de intangibles que no se trabajan en los entrenamientos pero que demuestran, al final, la personalidad de un equipo especialmente en los momentos delicados y/o decisivos de la temporada. Dos detalles. En los tres partidos de Liga, el Barça ha ganado tras vivir vaivenes dentro del mismo choque. Ante el Gran Canaria cedió un -17 de parcial, un -16 frente al Manresa y un -11 ante el Andorra. Los tres duelos los sacó a flote pero frente a rivales de mayor enjundia se puede acabar pagando muy caro.


5-La euroliga añadirá un duro plus de exigencia

El Barça se apresta a afrontar la Euroliga con la pesada ‘mochila’ a nivel de presión de haber quedado fuera del Top-8 las dos últimas temporadas...lo que ha coincidido con la implantación de la fórmula de una fase regular de todos contra todos. Un modelo que ‘castiga’ desde un inicio los titubeos y que puede condicionar en modo determinante toda la temporada si las cosas no van bien. Para los equipos ACB compaginar ambas competiciones exige un plus de solidez porque cualquiera te puede vencer en los dos ámbitos si no tienes la suficiente fuerza mental y física. 
El Barça sabe que le esperan partidos cada tres días, viajes etc. Además esta campaña acentúa la dificultad. El calendario ha fijado que de los primeros ocho partidos a disputar, seis serán lejos del Palau. Ese escenario va a exigir enormes dosis de carácter para no ver condicionado el futuro y poder crecer como equipo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil