El Barça se guarda una bala por si la necesita

El Barça se guarda una bala por si la necesita

Higgins será el único extracomunitario del Barça
Higgins será el único extracomunitario del Barça | VALENTÍ ENRICH

Tras la marcha de Exum y de Hayes, Cory Higgins es el único extracomunitario de la plantilla azulgrana actualmente

Esta circunstancia permitiría fichar a un descarte no comunitario de la NBA a lo largo del curso sin realizar descartes

Con seis incorporaciones y cuatro salidas a la espera de que se concrete la desvinculación de Nick Calathes y de Pierre Oriola, el Barça ya tiene cerrada la planificación de cara a la próxima campaña... al menos de inicio.

Con los jóvenes Michael Caicedo (cupo) y James Nnaji (podría serlo entre enero y febrero de 2023) en principio con ficha del filial aunque en dinámica de primer equipo, la nómina de seleccionables la completarán Àlex Abrines, Sergi Martínez, el recién fichado Oriol Paulí y un Nikola Mirotic que sigue aprovechando sus vacaciones para recuperarse de un problema en el tendón de Aquiles de la pierna izquierda que ya le complicó la parte final del curso pasado.

Un detalle importante es el tema de los extracomunitarios, ya que a día de hoy el único es el estadounidense Cory Higgins, lo que abriría la puerta a reforzar el equipo durante la temporada con la llegada de otro.

En este sentido, el Barça inició el curso con el ex del CSKA y con su compatriota Nigel Hayes (procedente del Zalgiris). Sin embargo, los problemas físicos del ahijado de Michael Jordan obligaron a acometer un fichaje y en diciembre llegó el australiano Dante Exum primero hasta el 28 de febrero con un contrato que se amplió hasta final de campaña.

Dante Exum no sigue y jugará en el Partizan

| EFE

El problema llegó cuando Higgins se recuperó y empezó a recuperar su importante rol, lo que obligó a Saras a tener que descartar a uno de los tres en cada partido de la Liga Endesa (Brandon Davies no contaba al tener pasaporte ugandés). 

Ahí la situación empezó a enrarecerse, ya que muy pocos entendieron la decisión del lituano de prescindir de Exum en los dos últimos partidos de semifinales ante la Penya y en los dos primeros de la final frente al Real Madrid. A buen seguro que ello colaboró a su decisión de no renovar pese al interés blaugrana y marcharse al Partizan de Zeljko Obradovic.

Pero... ¿qué necesidades sobrevenidas podría tener el equipo? 

En primer lugar, el estado físico de Mirotic y los evidentes problema del curso pasado ante la ‘pintura’ blanca con los Tavares, Poirier Yabusele más el fichaje de Petr Cornelie podrían invitar a apostar por otro interior fornido del estilo de Josh Nebo o Alex Poythress (ambos recién fichados por el Maccabi, por cierto).

Mirotic trabaja para estar a punto cuanto antes

| VALENTÍ ENRICH

Por otra parte, en el perímetro la baja de Exum unida al tema físico de Higgins podría obligar a fichar y el mercado de descartes de la NBA suele ser especialmente amplio. Y el año pasado se acertó de pleno con el oceánico.