Barça-Delaney: Historia de un desencuentro

Malcolm Delaney tenía firmada una opción por un año más; el Barça no entiende que hablara de poco interés del club

Cuando el equipo iba a volver a entrenar se le enviaron billetes para que retornara de EE.UU. pero él no quiso y su adiós se precipitó

Delaney ya es historia en el Barça desde el pasado jueves
Delaney ya es historia en el Barça desde el pasado jueves | DAVID RAMÍREZ

Malcolm Delaney ya es historia en el Barça. Este jueves se rompió de manera abrupta el vínculo entre las partes. El base, desde su retiro en Atlanta, ofreció sus argumentos de manera pública y lanzando claros dardos al club. ¿Y que se piensa en el Barça de todo este tema? Para saberlo sondeamos fuentes de la entidad que nos clarificaron diversos puntos..

Una de las frases lapidarias de Delaney fue que: “El Barça nunca puso interés en que me quedara” y añadía argumentos subjetivos como que  no recibía los minutos que merecía y que  no era titular.  Recapitulemos.

El base de Baltimore firmó a mediados del pasado mes de septiembre, tras la grave lesión de Thomas Heurtel, un contrato hasta final de temporada con opción a otra. En esa opción se contemplaba que el jugador podía ejecutar una doble claúsula para no cumplir ese año opcional. Una era el 22 de junio para ACB y Europa y otra el 15 de julio en el caso de ofertas de la NBA o de China. Si el base no realizaba ningún movimiento, el contrato quedaría automáticamente prorrogado una temporada más por una cuantía económica ya definida.

Paralelamente y contradiciendo a Delaney, que se quejaba de falta de concreción de futuro por parte del club de cara a hablar de una prolongación en más años de su contrato, hemos podido saber que los responsables de la sección sí han ido manteniendo contactos con los agentes del jugador a lo largo del tiempo.

En los mismos se emplazó a los representantes del base a hablar en un futuro de un posible interés por ampliar el vínculo contractual. Algo imposible de tratar en las actuales circunstancias porque la sección desconoce el presupuesto que tendrá para la próxima temporada dentro del ajuste presupuestario global del club por los efectos de la crisis sanitaria.  Desde hace años es habitual en el Barça que las negociaciones, como tales, para las renovaciones se dejen para final de temporada...y en esta con más motivo. Un escenario en el que por cierto también están incluidos Tomic, Kuric y Pangos, que son los otros tres jugadores que acaban contrato y quedan libres. A diferencia de Delaney ninguno tiene claúsula de prórroha contractual

El viaje de ida sin vuelta a EE.UU.

Cambiemos de tercio y hablemos del tema sanitario. Cuando el gobierno decretó el primer estado de alarma y el confinamiento obligatorio de toda la población -que implicó las suspensión de todas las actividades- la plantilla del Barça hizo lo propio, Delaney entre ellos. Pero tras estar unos días solo en su domicilio, el jugador alegó que prefería viajar a Estados Unidos donde reside su familia para pasar el confinamiento. El Barça le recomendó que se quedara pero al final entendió sus circunstancias, le entregó su pasaporte y le permitió viajar a USA. Delaney primero voló a Baltimore y luego a su residencia de Atlanta.

Cuando el club convocó a la plantilla para pasar los test y retornar a la actividad parcial se le dio permiso al jugador para que permaneciera unos días más en su país y el compromiso fue que ya se le avisaría.

Un aviso que se precipitó cuando el gobierno publicó en el BOE que, a partir de la madrugada de este viernes, todas las personas que volaran hacia España debería guardar una preceptiva cuarentena de dos semanas, lo que -de facto- impediría a Delaney preparar el hipotético retorno de la temporada.

El Barça le envió de manera urgente los billetes. El miércoles a las 23.00 h (hora de Atlanta) Delaney debía tomar un vuelo hacia Amsterdam para enlazar otro con Barcelona. Una vez aquí, el  jugador pasaría los  test y se incorporaría a la discilplina del Barça al que seguía -no lo olvidemos- ligado contractualmente.

Pero el jugador argumentó  el tema de la situación sanitaria,  las incognitas sobre la competición y que en este escenario no se le podría obligar a volver. Fue la gota que colmó el vaso en este paulatino desencuentro entre las partes. Hubo negociación, acuerdo mutuo para la rescisión del contrato y adiós...Por cierto no les extrañe que en breve se anuncie su fichaje por el Armani Milan.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil