Un afortunado Madrid resiste en Mónaco tras dos prórrogas

El Real Madrid se impuso por 84-90 a un luchador Mónaco que no pudo evitar que Yabusele, Rudy y los rebotes le derrotaran

El conjunto monegasco no aprovechó la última posesión casi completa porque aceptó el empate

Llull, durante el partido contra el Mónaco
Llull, durante el partido contra el Mónaco | @RMBaloncesto

EFE

El Real Madrid consiguió una trabajada victoria, tras dos prórrogas, por 84-90 ante un Mónaco que luchó y trabajó en defensa consiguiendo que el ataque del equipo español funcionara mal en muchos momentos, pero que no pudo evitar que Yabusele, Rudy y los rebotes le derrotaran.

FICHA TÉCNICA

EUROLIGA

MON

84-90

RMA

AS MONACO, 84

(18+16+23+9+9+9): James (11), Ouattara (2), Thomas (7), Diallo (19), Motiejunas (10) -cinco inicial-, Lee, Bacon (19), Boutsiele (2), Faye y Andjusic (14).

REAL MADRID, 90

(16+19+21+10+9+15): Heurtel (10), Abalde (6), Taylor (6), Yabusele (18), Tavares (8) -cinco inicial-, Randolph, Deck (7), Rudy (6), Alocén (1), Thompkins (9), Poirier (10) y Llull (9).

ÁRBITROS

Olegs Latisevs (Letonia), Milan Nedovic (Eslovenia) y Jurgis Laurinavicius (Lituania). Sin eliminados.

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la 23ª jornada de la Euroliga masculina de baloncesto disputado ante unos 3.400 espectadores en la Salle Gaston Medecin (Mónaco).

El Mónaco intentó sorprender con una defensa en zona y en el primer minuto se encontró con un 0-5 categórico. Cambio de defensa a individual y cambio de un Real Madrid, que aceptó un parcial de 9-0 (min 4.30) y que, además, se encontró con 2 personales de Walter Tavares que lo mandaron al banquillo.

La agresiva defensa monegasca limitaba mucho el ataque del equipo español, que no encontró aro sino después de mucho sufrimiento.

Pese a todo y gracias al dominio reboteador, 3-10 para el Real Madrid, al final del primer acto se llegó con un ajustado 18-16.

En el segundo cuarto, el equipo blanco siguió obtuso en ataque, mientras que Alpha Diallo, Dwayne Bacon y Donatas Motiejunas llevaban el peso anotador del Mónaco, ante la buena defensa sobre un Mike James sólo con 2 puntos al descanso.

El Mónaco pegó el estirón en el minuto 14, 27-19, pero entonces apareció el de siempre, Sergio Llull, para con una penetración contra todo y contra todos y con un triple en contraataque volver a meter al Real Madrid en el partido.

El técnico madridista, Pablo Laso, en los últimos minutos decidió poner equipos 'bajos' en pista para meter velocidad a un partido que no acababan de dominar. Y, aunque con altibajos, con Rudy Fernández haciendo un buen trabajo atrás, el Real Madrid consiguió marcharse a los vestuarios con ventaja (34-35).

El conjunto español comenzó el tercer cuarto de forma bien distinta. Con Tavares de nuevo en pista, tras estar solo 2 minutos en la primera parte, y con dos tapones dio el primer paso que siguieron con triples Thomas Heurtel (1) y Guerschon Yabusele (2) para dar a su equipo su primera ventaja considerable, 36-41 (min 22.20).

Con algún que otro problema en el rebote defensivo, el Real Madrid comenzó a dominar el tempo del juego con un ataque más directo y fluido y con una defensa más agresiva. El Mónaco lo notó y, aunque intentó volver a la zona, el equipo español alcanzó el ecuador del tercer cuarto con la ventaja más consolidada (41-49).

Faltaba por aparecer James y una 'mandarina' inverosímil supuso un 3+1 para acercar a su equipo en apenas 30 segundos (45-49). Y también apareció Danilo Andjusic para, tras un parcial de 8-0, cerrar el tercer cuarto con una ligera ventaja monegasca (57-56).

Con igualdad en el marcador y con el crono corriendo, el juego de ambos equipos se rompió, aparecieron errores, imprecisiones y falta de ritmo. El Real Madrid lo acusó más atravesando un nuevo desierto en la anotación, 61-60 (min 35), y sorteando males mayores gracias a los rebotes ofensivos de Vincent Poirier.

Laso tiró de experiencia con Llull, Rudy y Trey Thompkins primero y Yabusele, Heurtel y Jeff Taylor después, pero tuvo que acometer con desventaja, 64-60, los últimos 3 minutos de partido.

Pero Yabusele y Rudy, con sendos triples ganadores, lograron la igualada a 66 con la que acabó el tiempo reglamentario sin que el Mónaco aprovechara la última posesión casi completa porque aceptó el empate.

La presión, la lucha, los errores y los nervios salieron como titulares en ambos equipos en la prórroga. El Real Madrid dio primero con Yabusele, 67-70 (m.42), y respondió el Mónaco, consiguiendo un parcial de 8-0 (75-70) a falta de poco más de un minuto.

Poirier, con un 2+1, y Tavares rescataron al equipo blanco para igualar a 75 y James volvió a fallar la última posesión en la que no pudo ni tirar por un tapón de Tavares.

En el segundo tiempo extra, el Real Madrid repitió guion adelantándose 77-80 (m.46) y decidió agarrar el partido por las orejas, y a falta de dos minutos puso un 80-85 en el marcador tras un jugadón de Rudy y un triple de Taylor.

Gaby Deck, con un fantástico 2+1, dio el paso definitivo para rubricar el triunfo del Real Madrid por 84-90 en un partido tenso, duro y en el que el líder tuvo que bajar al barro y a las trincheras para acabar ganando.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil