A este Barça le urge fichar un 'cinco'

Los azulgranas han sufrido demasiado bajo los aros en los cinco partidos que han disputado

Pustovyi no jugó ni un minuto en la final y vuelven a sonar nombres, sobre todo el de Poirier

El Barça no está logrando imponerse en la lucha por los rebotes
El Barça no está logrando imponerse en la lucha por los rebotes | JAVI FERRÁNDIZ

Pese a que se trata del último título en importancia de la temporada, la derrota en la final de la Lliga Catalana a manos de un gran MoraBanc Andorra ha sabido a cuerno quemado en el seno del Barça.

El grupo está muy necesitado de victorias después de ver cómo el curso pasado se escapaban la Supercopa de España, la Copa del Rey (cayó a las primeras de cambio contra el Valencia Basket) y la Liga tras la traumática derrota ante el TD Systems Baskonia en la final de la cita valenciana. Además, la Euroliga fue cancelada cuando mejor estaba el equipo.

El caso es que los tres amistosos saldados con victorias ante UCAM Murcia, Joventut y precisamente Andorra, el sufrido triunfo en las ‘semis’ de la Lliga Catalana y el referido KO en un final a cara o cruz ante los de Ibon Navarro ya permiten extraer conclusiones.

Un pívot nato 

En cinco encuentros disputados el equipo ha sufrido en exceso en el rebote, lo que no ha hecho sino confirmar lo que era un secreto a voces, que este equipo necesita un ‘cinco’ nato como el comer

El silogismo es claro. Si la pasada temporada con Ante Tomic ya había problemas bajo los arossin el croata y sin un sustituto de garantías la situación debería ser peor. Y evidentemente así es.

Aunque aún es pronto para proclamas maximalistas, Artem Pustovyi no es un jugador capaz de adaptarse a las exigencias de Jasikevicius como ya no lo era precisamente Tomic. El lituano quiere pívots móviles capaces de hacer una ayuda exterior y de recuperar su posición.

De hecho, la final de la Lliga Catalana es una clara muestra de lo mucho que necesita el Barça este ‘cinco’. Y es que Pustovyi ni siquiera apareció en la pista, mientras que Pierre Oriola no jugó en el último cuarto.

Tan solo lo hizo el único ‘cinco’ de la plantilla que de verdad cuenta para ‘Saras’, un Brandon Davies que no rindió al nivel que se espera de él y que también debería ir ‘espabilando’.

Pierre Oriola  | JAVI FERRÁNDIZ

¿Acy? ¿Poirier? 

Descartado el checo Jan Vesely (seguirá en el Fenerbahçe), se siguen sucediendo los rumores sobre futuribles para la ‘pintura’ azulgrana. 

Uno de los últimos ha sido Quincy Acy, quien no parece que no seguirá en el Maccabi. El estadounidense responde a un perfil similar a Zach Leday, quien tan buen papel hizo en el Zalgiris con Jasikevicius.

Sin embargo, supera por poco los dos metros y, pese a su enorme capacidad física, al equipo le seguirían faltando centímetros para luchar, sin ir más lejos, con el Real Madrid del ‘ogro’ Tavares.

El jugador que más responde a lo que busca el Barça es Vincent Poirier. Enfrascado en los ‘play-off’ de la NBA con los Celtics aunque casi inédito, el galo tiene otro año de contrato en Boston y saldó su deuda con un Baskonia que no tendrá, por tanto, derecho de tanteo.

Con un salario garantizado de 2,6 millones de dólares para la temporada que viene, su fichaje no sería nada fácil. El Barça necesitaría que los Celtics lo ‘cortaran’ y renunciasen a sus derechos para lanzarse a por el internacional galo de 2,13 metros y 26 años.

Primer toque de atención serio de ‘Saras’

Cuando el Barça se decidió a fichar a Sarunas Jasikevicius después de varios amagos en anteriores veranos, lo hizo a sabiendas de que no incorporaba a un técnico cualquiera.

Jasikevicius ya ha sacado a pasear su carácter | JAVI FERRÁNDIZ

Durante su etapa como jugador el lituano destacó tanto por sus colosales prestaciones sobre la pista como por un carácter tan personal como en ocasiones indomable.

no ha perdido esas señas de identidad en los banquillos, como ha demostrado en las cuatro temporadas que ha dirigido al Zalgiris y en el mes escaso que lleva al frente del conjunto azulgrana.

‘Saras’ clamó contra la falta de concentración de buena parte de sus jugadores, contra las individualidades y vino a pedir más humildad. El Barça está aún en los albores de la temporada, pero el lituano ya ha dejado muy claro que no se ‘casa’ con nadie .

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil