El Madrid sufre ante el Lenovo Tenerife, pero regresa a la final de Copa

Deck y Causeur (18 puntos) junto a la intimidación de Tavares (15 rebotes) lideraron el triunfo blanco (85-79), y acabaron por enterrar las aspiraciones de los tinerfeños

Los blancos llegaron a perder de 18 (22-40), pero lograron darle la vuelta a base de defensa y control del rebote

El Real Madrid se clasificó para la final de la Copa del Rey después de tener que levantar 18 puntos en contra ante el Lenovo Tenerife (22-40).

FICHA TÉCNICA

Copa del Rey

MAD

85-79

TEN

Real Madrid, 85

(19+21+25+20): Alocén (5), Causeur (18), Deck (18), Thompkins (6) y Tavares (6) -cinco inicial-, Carroll (11), Rudy (5), Abalde, Tyus (3), Laprovittola (2), Garuba y Llull (11)

Lenovo Tenerife, 79

(23+23+16+17): Fitipaldo (13), Salin (3), Cavanaugh (8), Guerra (15) y Doomerkamp (8) -cinco inicial-, Yusta, Huertas (22), Rodríguez, Shermadini (1), Butterfields (3) y Sulejmanovic (6).

Arbitros:

Carlos Peruga, Óscar Perea y ArnaU Padrós. Fabien Causeur y Aaron Doornekamp fueron eliminados por cinco personales en el minuto 40.

Incidencias:

Primera semifinal de la Copa del Rey de baloncesto disputada en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid a puerta cerrada por la pandemia de coronavirus

Pero los de Pablo Laso, con el acierto de Deck y Causeur (18 cada uno), junto al dominio del rebote con un Tavares imperial (15), acabaron con las fuerzas del equipo tinerfeño, que le puso mucho empeño, pero acabó desfondado ante un Madrid con más recursos (85-79).

El Tenerife salió decidido a dañar al Madrid con una defensa férrea. Y los de Vidorreta se aplicaron con intensidad, evitando tiros cómodos de los blancos, que no encontraban la manera de atacar al cuadro tinerfeño. Ni Alocén ni tampoco Laprovittola daban ritmo a los blancos, que iban por debajo en el marcador (11-19).

Huertas toma el control

Con la buena dirección de Huertas además de sus puntos, Lenovo Tenerife dominó por completo a un Madrid muy espeso, especialmente en ataque. A pesar de ello, la diferencia tinerfeña al final del primer cuarto solo era de cuatro puntos (19-23).

Los de Vidorreta siguieron empujando en defensa y el Madrid, definitivamente se atascó en su ataque. Tanto, que los tinerfeños lograban salir bien con el balón y encontraban posiciones de tiro para Cavanaugh y el base Fittipaldo, que anotaban de tres.

En los mejores minutos del Lenovo Tenerife, la diferencia a su favor creció hasta los 18 puntos (22-40) con un Laso encendido que le costó la técnica. El técnico vitoriano tuvo que echar mano de Llull, y por ahí las cosas empezaron a cambiar.

Llull cambia el ritmo blanco

El de Maó, muy agresivo a canasta, logró cambiar la dinámica de su equipo con un parcial de 6-0 y el Madrid salió del atolladero en el que se encontraba. Con Deck haciendo daño dentro, junto a un triple de Rudy y otro de Causeur al descanso, dejaban la diferencia a solo seis puntos para el Tenerife (40-46).

En la reanudación, el Tenerife plantó cara hasta que el Madrid se puso serio en defensa y encontró puntos en Deck, el más clarividente de los blancos, junto a Causeur.

Después de dominar de nueve (48-57), el Tenerife entró en barrena. Buenas acciones de Llull, Carroll y Causeur, lograban un parcial de 10-0 que les situaba por delante por primera vez (61-59).

El Tenerife, tocado y hundido

El Tenerife estaba tocado y los de Laso acababan el cuarto por delante (65-62), aunque debían rematar el partido en los 10 minutos finales para defender su título en la Copa.

El Tenerife lo intentó, pero las fuerzas flaquearon en los minutos decisivos, y apareció de nuevo Causeur, el más efectivo del Madrid, para abrir las diferencias a 7 (79-72), que dejaba el duelo sentenciado para un Madrid que tuvo que trabajar para llegar a una nueva final de Copa.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil