¿Fue un error jugar sin bases?

¿Fue un error jugar sin bases? | Piti Hurtado

Piti Hurtado

La semifinal contra el Unicaja se decidió por un ajuste poco habitual del técnico del Barcelona, jugar sin un cinco nato, eso desangró al cuadro malagueño después de un serio partido. Pero ayer ocurrió justo lo contrario.

Analizando profundamente los últimos cinco minutos y 47 segundos de la final de la Copa del Rey, no sería justo considerar la decisión de Xavi Pascual como absolutamente errónea, en términos absolutos, evidentemente el Barcelona perdió, pero en términos relativos, cuando Satoransky fue al banco y no fue sustituido por Huertas,los azulgranas caían por seis puntos y tras jugar cuatro minutos sin bases, consiguen empatar y jugar un final igualado.Aumentaron sus opciones.

Ha sido lo más comentado en corrillos físicos y corrillos digitales,y es por esto que nos atrevemos a editar ese final de partido, sobre los ataques del Barcelona.Fueron 7 posesiones más un saque de banda, no hubo un escolta concreto que hiciera la misión de base,alternaron Abrines,Oleson y Navarro. Pero como tendencia en estas siete bolas capitales, el Barcelona jugó mucho más libre de lo que acostumbra.Es un equipo con una seña de identidad, que es el rigor táctico y la búsqueda de la eficiencia con el orden como guía.De hecho en estas siete posesiones, cuando jugaron movimiento o situaciones de espacios correctos con una circulación lógica, consiguieron contactar con Tomic y anotar. Hubo 3 tiros de mala selección y muy tempranos (uno de ellos el irrepetible y espectacular Juan Carlos Navarro lo convirtió a 9 metros, desequilibrado y creyendo que el reloj de posesión estaba casi a cero, hubo una falta de ataque por carencia de espacios y alguna buena defensa del Real Madrid.

Las última posesión fue un paradigma de lo hablado, Nocioni y Sergio Rodríguez presionaron las líneas de pase de tal forma, que fue Doellman el encargado de subir la bola, tratar de buscar a Navarro (y gastar tiempo) para finalmente tener la mala suerte de hacer una pérdida por balón resbalado. Heridos en el último suspiro de un partido que siempre deja tocado al perdedor.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil