El Barça volvió a tropezar ante el Madrid en la final

Rudy, elegido el MVP, defendido por dos blaugrana
Rudy, elegido el MVP, defendido por dos blaugrana | EFE

RAMON PALOMAR

El duelo empezó tremendamente igualado, sin que ningún equipo pudiera imponer su estilo de juego en los primeros cinco minutos. Con unos marcajes férreos y sin regalar ni un solo tiro, nadie era capaz de coger el control. Satoransky, con su primer triple, daba la primera ventaja al Barça (9-8) aunque el Madrid respondía con otro de Carroll para devolverles el control (11-15). Entonces apareció Abrines, que apenas había tenido protagonismo en la semifinal, y con dos triples consecutivos, permitió al Barça irse al final del cuarto con tres puntos de ventaja (21-18). Mucha igualdad para abrir el duelo, algo lógico entre dos equipos tan parejos.

FC Barcelona

71-77

Real Madrid

Barça

Satoransky (11), Oleson (4), Hezonja (-), Doellman (11), Tomic (25) -equipo inicial-, Thomas (7), Lampe (-), Nachbar (-), Pleiss (-), Huertas (-), Abrines (7) y Navarro (6).

Real Madrid

Llull (-), Carroll (5), Fernández (16), Reyes (8) y Ayón (10) -cinco titular- Rivers (2), Nocioni (10), Campazzo (-), Maciulis (8), Rodríguez (10), Bourousis (4) y Slaughter (4).

Árbitros

Hierrezuelo, Pérez Pizarro y Pérez Pérez. Sin eliminados.

Incidencias

Final de la Copa del Rey 2015 de baloncesto disputada en el Gran Canaria Arena ante 9.870 espectadores. El Rey Felipe VI entregó los trofeos al campeón, subcampeón y MVP del torneo -Rudy Fernández-, junto al ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, el presidente de la ACB, Francisco Roca, los presidentes del Gobierno de Canarias y de la Comunidad de Madrid, Paulino Rivero e Ignacio González, respectivamente, y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna. 

En el segundo, el Madrid subió el nivel defensivo, con un Nocioni muy agresivo y le permitió volver a irse de cuatro (23-27). Pero entonces apareció un jugador determinante para el Barça como Ante Tomic. El croata se encargó de marcar el camino en ataque e intimidando en defensa (13 puntos y 7 rebotes al descanso) y los de Pascual dieron un giro significativo en su juego. El croatapuso por delante a los blaugrana (30-29) y en unos buenos minutos defensivos, incomodando al Madrid en ataque (1 de 7 en triples), logró abrir un hueco de hasta 7 puntos (42-35), su máxima renta. Laso recriminó a los suyos su falta de respuesta, que no se hizo esperar. El Barça especuló con el balón en sus últimos ataques y tres acciones consecutivas de los blancos devolvieron la igualdad al descanso (42-41). Todo pues por decidir.  

En la reanudación, Ante Tomic volvió a ser el jugador clave del Barça y permitió a los azulgrana volver a abrir un pequeño hueco de 5 puntos (52-47). Aunque el Madrid no iba a dejar que el Barça se escapara y gracias a un triple de Rudy y otro de Nocioni, el partido empezaba de nuevo (53-53 m.2:53). El Barça, incapaz de anotar desde larga distancia, vio como los blancos abrían hueco con acciones de Ayón y un doloroso triple de Maciulis, que daba al Madrid su máxima renta al final del cuarto (57-64). El partido empezaba a tener color blanco.

En el cuarto definitivo, la batalla fue total. El Barça, que no se deba por vencido, sacó de nuevo las garras y tras un parcial de 6-0, se acercaba a un punto (63-64). Pero tras un tiempo muerto de Laso, el Madrid reaccionó y volvió a irse de seis (63-69). Entonces se la jugó Pascual situando a Navarro de base los últimos minutos. Un triple imposible del capitán y otra canasta de Tomic devolvieron la igualdad a 71 a 1:59 del final. Pero ahí se acabó el Barça. No hubo ideas en ataque, Doellman perdió un balón y Sergio Rodríguez sentenció para darle al Madrid una nueva Copa del Rey, la segunda consecutiva ante el Barça.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil