El Real Madrid ganó la Copa del Rey ante un luchador Gran Canaria

El Madrid, campeón de la Copa del Rey 2016
El Madrid, campeón de la Copa del Rey 2016 | sport

El Real Madrid se proclamó campeón de la Copa del Rey, después de imponerse a un luchador Herbalife Gran Canaria, por 81-85, en un duelo que controló el Madrid aunque nunca pudo bajar la guardia ante el equipo de Aíto García Reneses, que se entregó hasta el final, por un sueño que no pudo cumplir en La Coruña. Los blancos hacen historia y encadenan su tercera Copa del Rey consecutiva, con cinco jugadores en dobles figuras. Superiores, sin discusiòn

RAMON PALOMAR

FICHA TÉCNICA

COPA DEL REY 2016

GRAN CANARIA

81-85

REAL MADRID

GRAN CANRIA, 81

(18+20+21+22): Pangos (3), Newley (8), Salin (3), Báez (8) y Pasecniks (2) -equipo inicial-, Oliver (16), Savané (4), Seeley (9), Rabaseda (14), Omic (8) y Aguilar (6).

REAL MADRID, 85

(24+16+22+23): Maciulis (11) Reyes (12), Ayón (15), Carroll (13) y Llull (2) -equipo inicial-, Rivers (10), Rodríguez (11), Nocioni (7) y Lima (4).

ARBITROS:

José A. Martín, Juan C. García y Carlos Peruga. Sin eliminados.

INCIDENCIAS:

Partido correspondiente a la final de la Copa del Rey disputado en el Coliseum de La Coruña ante unos 10.000 espectadores. Presidieron el partido, Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia, Íñigo Méndez de Vigo. ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Xulio Ferreiro, alcalde de La Corula, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y Miguelo Betancort, presidente del Gran Canaria

Aíto puso la primera ‘trampa’ al Madrid situando en el equipo titular al ‘gigante’ Pasecniks, que no había jugado ni un minuto en la Copa. Aunque la sorpresa inicial no cogió al Madrid a contra pié, ya que pronto empezó a ejercer su dominio, moviendo bien el balón dentro-fuera, donde Ayón tomaba el control (4-9). Su ‘sociedad’ con Felipe Reyes funcionaba y permitía a los blancos mandar en el marcador, alcanzando el doble dígito tras triple de Maciulis (6-16).

Los canarios se mantenían dentro del partido a base de tesón defensivo, sin dejar que las diferencias se ampliaran y con la aparición en escena de Xavi Rabaseda, que anotó dos triples casi consecutivos, permitiendo acercarse a sólo dos puntos al final del primer cuarto (18-24). El Madrid tenía el control, pero no lograba sacar partido a su dominio.

Ayón tuvo que irse pronto al banco con su segunda falta y Laso puso en pista a Lima, que debía mantener a raya a los pívots del Gran Canaria. Pero precisamente en esos primeros minutos emergió por los canarios, Pablo Aguilar, que anotó tres canastas prácticamente consecutivas, para meter de nuevo el aliento en el cogote del Madrid (24-26). Fueron los mejores minutos del equipo de Aíto, que tuvo varias ocasiones para empatar y adelantarse en el electrónico,

Pero no lo consiguió y el Madrid, respondió con un parcial de 0-7, que volvía a abrir la renta blanca a los 10 puntos, tras canasta de Felipe (26-36). Aíto recompuso su equipo y cambio todo el juego interior. Y la jugada le Salió bien. El Madrid perdió el control y gracias a tres triples canarios, con Seeley, Salin y Báez, cuando sonaba la bocina, lograban meterse de nuevo en el partido al descanso (38-40). El partido seguía vivo pese a los esfuerzos del Madrid de romperlo.

El Gran Canaria salió dispuesto a quemar todas sus naves y empezó de la mejor manera posible, con un triple de Báez que les situaba, por primera vez, por delante (41-40). En unos buenos primeros minutos de los canarios, lograron llevar el ritmo con un gran Albert Oliver, que con un triple, seguían mandando en el electrónico (48-45). Aunque el esfuerzo de los canarios por contener al Madrid, era notable y las fuerzas empezaron a decaer.

Aíto movió el banquillo, consciente que el Madrid tenía más recursos. Y ciertamente, lo aprovechó el cuadro blanco. Un triple de Carroll les ponía de nuevo por delante (48-50), al que siguió otro de Maciulis (50-56). El Madrid podía abrir brecha, aunque no lo logró y volvió a coger aire el Gran Canaria, en los intantes finales del cuarto, con triple de Pangos (59-62). Los canarios se negaban a entregarse antes de tiempo.

Todo se iba a decidir en el último cuarto. Y el Madrid, impuso la lógica, y fue desgastando al Gran Canaria, sin darle opción real de sorpresa. Un triple de Sergio Rodríguez abría la diferencia a ocho (59-67), aunque los de Aíto se resistían de nuevo a ceder, con triple como respuesta de Newley (62-67). Pero las baterías se iban acabando para los amarillos, que vieron como era KC RIvers el que les asestaba un gole con un triple decisivo.

Madrid se iba de 10 (68-78) y los últimos tres minutos, permitían al equipo de Laso afrontarlos con relativa comodidad, sin prisas y a empezar a saborear su tercera Copa del Rey consecutiva. El Gran Canaria había dado la cara, sin entregarse hasta el último segundo (81-83) aunque la superioridad del Madrid con todos sus recursos, acabó siendo definitiva para que se coronaran campeones (81-85) cumpliendo los pronósticos tras quedarse por el camino equipos favoritos como el Barça, que lo vio por la tele, en Barcelona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil