Los 'siete pecados capitales' de Xavi Pascual, según la afición culé

Tomic no tuvo su mejor noche ante el Bilbao
Tomic no tuvo su mejor noche ante el Bilbao | sport

FICHAJES FALLIDOS Xavi Pascual y la secretaría técnica cuenta con un presupuesto importante, de los más grandes de Europa, pero no ha logrado sacar el rendimiento a jugadores que llegan con pedigrí, pero no explotan ni toman la responsabilidad en el grupo. Muchos de ellos, se diluyen a medida que pasan tiempo en el equipo azulgrana.Tomic es el caso más reciente.

Ramon Palomar

AFERRADO AL BANQUILLO Pascual ha cumplido esta semana ocho años al frente del Barça Lassa, y los aficionados consideran que su modelo ya está agotado. El equipo necesita nuevas ideas, nueva mentalidad y dar un revulsivo a la sección que solo puede llegar con el cambio en la estructura técnica, en la que algunos incluyen a Joan Creus.

CARENCIA DE CARÁCTER Pascual no ha sabido transmitir el carácter ganador que se necesita para llevar la camiseta azulgrana. Los jugadores no sacan a relucir el genio necesario en los momentos de dificultad y se hunden cuando el resultado no acompaña. Una falta de mentalidad ganadora alarmante.

FE CIEGA EN NAVARRO Pascual no esconde su predilección por el capitán, al que defiende a capa y espada, pero lo cierto es que 'La Bomba' está en la recta final de su carrera y no puede llevar siempre el timón como ocurrió en el desastre de la Copa. No ha buscado un líder natural que le sustituya paulatinamente, o no lo ha encontrado y es parte de su trabajo.

BALONCESTO POCO ATRACTIVO Los aficionados se quejan de que Xavi Pascual practica un "baloncesto triste, aburrido y repetitivo". Se quejan que los equipos rivales ya saben cómo atacar los sistemas del Barça y las defensas que practica y así es mucho más difícil ganar partidos importantes como los de la Copa.

ADIÓS A LA DEFENSA Con su llegada al equipo, fue uno de las señas de identidad más importantes, aunque poco a poco se ha ido diluyendo la influencia defensiva, con jugadores poco implicados en esa tarea que no siempre gusta a las estrellas. Cada vez defienden peor, y sin una buena defensa, es difícil salir con velocidad y evitar ataques estáticos. Un síntoma de debilidad mental evidente.

FALTA DE AUTOCRÍTICA Cuando llega una derrota dura, como la sufrida ante el Bilbao, se justifica siempre con los 20 títulos ganados en sus ocho años como técnico, aunque nunca puede ser la respuesta a los descalabros. Es cierto que ha logrado un gran historial ganador, aunque siempre hay que mirar hacia adelante, y todos coinciden que su ciclo ganador ya ha acabado en el Barça. ¿Puede sacar adelante el equipo? Hay que esperar al futuro inmediato.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil