Llull corona de nuevo al Madrid en la Copa

Sergio Llull, MVP del torneo, fue decisivo en el tramo final

Un campo atrás mal señalado que luego los árbitros rectificaron marcó el final del partido

Randolph cuajó una final enorme en la pintura
Randolph cuajó una final enorme en la pintura | EFE

El Real Madrid se coronó por cuarta vez consecutivo campeón de la Copa del Rey. El equipo de Pablo Laso se impuso 97-95 a un Valencia BC que llevó de nuevo al límite a un Real Madrid que tuvo que esperar hasta el último segundo para sellar un nuevo triunfo copero.

San Emeterio anotó el 97-95 a un segundo del final y el Real Madrid regaló la posesión al Valencia BC que tuvo la posibilidad de empatar el partido con 0.9 segundos. Joan Sastre interceptó un pase de Randolph pero los árbitros señalaron un campo atrás inexistente en la recuperación que dejó la polémica servida. Sin embargo, los colegiados rectificaron a tiempo para darle el último lanzamiento a los taronja. Sin embargo, Van Rossom no acertaría en el triple a la desesperada tras saque de banda y el título viajaría hacia Madrid.

LLULL, SEGURO DE VIDA

Mucha culpa de ello, polémica al margen, la tuvo un Sergio Llull que a día de hoy es sin duda uno de los jugadores más determinantes del baloncesto europeo. El 'clutch player' por antonomasia.

El Valencia BC resistió todos y cada uno de los golpes de un Real Madrid que siempre llevó la iniciativa pero que encontró respuesta taronja una y otra vez. Valencia BC presentó argumentos y fe para pelear a tumba abierta contra un rival que necesitó de nuevo de su mejor versión. Así se llegó al 87-85 a falta de 2:48. En ese momento, Llull dinamitó la final. 5 puntos del base en apenas trece segundos darían una ventaja que el Madrid conservaría como oro en paño. 10 de sus 22 puntos llegarían en este lapso de tiempo. Una actuación que le valió el MVP.

El Madrid llevó el encuentro a un ritmo anotador vertiginoso en el que Randolph (20 puntos y 26 de valoración) y Ayón (18 puntos y 24 de valoración) marcaron la diferencia en la pintura y Jaycee Carroll Luka Doncic pusieron la dinamita en el perímetro.

ENORME VALENCIA BC

El Valencia BC se apoyó en un inmenso Dubljevic (28 puntos y 31 de valoración) para plantar cara a los blancos sobre todo en una primera mitad en la que el equipo taronja fue capaz de reducir en el segundo cuarto la máxima desventaja que sufrió en el encuentro (40-30 min.15) para mantenerse vivo al descanso (47-45).

El intercambio de golpes fue total en una segunda parte electrizante. El trabajo de Joan Sastre y San Emeterio permitía seguir el ritmo impuesto por el conjunto blanco y Will Thomas consiguió empatar al borde del final del tercer cuarto tras remar muchos minutos a contracorriente (68-68 min.30).

Parecía que el Valencia BC solo necesitaba ponerse por delante para coger el impulso definitivo y meter el miedo en el cuerpo al Madrid. Lo tuvo en su mano con varios triples abiertos pero el acierto se resistió. Y ahí el Madrid no perdona.

Entonces apareció Llull para guiar definitivamente a los blancos a un título en una edición que pasará a la historia por ser la Copa del campo atrás. Dentro y fuera de la pista.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil