HISTORIA SPORT

HISTORIA SPORT

¿Por qué no volvió Hezonja al Barça en 2021?

El conjunto azulgrana tuvo en sus manos el regreso, hace tres años, pero descartó la posibilidad

El Barça cierra el fichaje de Kevin Punter

No te pierdas la exhibición de Mario Hezonja

No te pierdas la exhibición de Mario Hezonja / Euroleague

Marc del Río

Marc del Río

No hay ninguna duda de que la posible vuelta de Mario Hezonja al Barça ha sido el gran tema de baloncesto de la semana, y eso que el Real Madrid ha cerrado la temporada con triplete nacional, tras ganar la Liga Endesa ante UCAM Murcia y acompañar este título con la Supercopa y la Copa del Rey.

Salvo novedad de última hora, el jugador acabará renovando por el conjunto blanco, tal y como avanzó en las últimas horas el periodista y colaborador de SPORT, Siro López. La existencia de una oferta firmada entre club y jugador, tal y como ha trascendido desde algunos medios, hacía creer que el futuro de Hezonja pasaba por un regreso a Barcelona.

Pero las declaraciones llevadas a cabo por el jugador, tras ganar la ACB, mostrando su clara voluntad de seguir en el Real Madrid y conseguir su renovación, han tenido un peso muy importante para que el Barça, tal y como confirmó SPORT, haya decidido dar carpetazo definitivo a que el croata regrese a la disciplina azulgrana.

Es cuanto menos, curiosa, esa posibilidad que ha barajado el Barça de tratar de fichar a Hezonja procedente del eterno rival. Una situación que se podría haber evitado si, en 2021, las cosas no hubiesen ocurrido tal y como sucedieron.

El final de Hezonja en la NBA

Rebobinamos. A principio de ese año, el jugador decidió finalizar su etapa en la NBA, tras formar parte de un traspaso que le llevó a los Memphis Grizzlies, franquicia que decidió cortarle el contrato. Con la mitad de la temporada todavía por disputar, Hezonja decidió hacer las maletas para regresar al viejo continente.

Los derechos, del Barça

Y en Europa, sus derechos pertenecían al Barça, club que le vio volar en 2015 rumbo hacia la mejor liga de baloncesto del planeta, de la mano de unos Orlando Magic que le seleccionaron en la quinta posición del draft de ese mismo año. Hezonja veía con buenos ojos un regreso al club azulgrana, pero chocó con un obstáculo no menor: la negativa de Sarunas Jasikevicius para incorporarlo al grupo.

Thomas Heurtel, junto a Sarunas Jasikevicius antes de su 'divorcio'

Thomas Heurtel, junto a Sarunas Jasikevicius antes de su 'divorcio' / Javi Ferrándiz

Aparece Panathinaikos

Una plantilla, que todavía tenía entre sus manos las cenizas de toda la tensión generada por el 'affaire' con Thomas Heurtel, que había explotado unas semanas antes, con aquel intento de fichar por el Real Madrid a espaldas del Barça, y el famoso episodio del aeropuerto de Estambul. La fama de Hezonja de ser un jugador con un carácter complicado, hizo al entrenador lituano no arriesgar, y buscar una estabilidad en el ambiente del vestuario, antes de incorporar a un jugador de la talla del croata. Se llegó a un acuerdo con Panathinaikos para que terminase la temporada en Atenas, pero conservando el club catalán sus derechos.

Una propuesta insuficiente

Hezonja cumplió uno de sus sueños, vestir la camiseta de un PAO para el que siempre había tenido palabras bonitas, piropos, y una voluntad de jugar alguna vez en el OAKA y vibrar con su ambiente. El croata hizo realidad esa voluntad, pero poco tenía que ver aquel equipo al que ganó la Euroliga hace unas semanas, y la propuesta de renovación que le hizo llegar el conjunto heleno no cumplió con sus expectativas.

Mario Hezonja, en su etapa con Panathinaikos

Mario Hezonja, en su etapa con Panathinaikos / EFE

Unics pagó 400.000 euros para ficharlo

La pelota sobre su futuro volvía a estar en el tejado azulgrana, pero tras cerrar aquella campaña con Liga y Copa, y haber perdido la final de la Euroliga a manos de Anadolu Efes, Jasikevicius consideró que Hezonja no era necesario en el equipo, y que no era mala idea desprenderse de él. Fue el momento en el que apareció en escena un Unics Kazan, que pagó una cifra cercana a los 400.000 euros para quedarse con sus derechos, perdiendo el Barça cualquier posibilidad de tener el derecho de tanteo en un hipotético regreso a nuestro país.

El Madrid arriesgó y acertó

Una vuelta que se materializó en 2022, con el inicio de la Guerra en Ucrania, y que le abrió las puertas al jugador para abandonar el equipo ruso. Pese al experimento fallido con Thomas Heurtel esa misma temporada, el Real Madrid volvió a arriesgar con un exjugador del Barça, pero en este caso, la operación no les pudo salir mejor. En sus dos temporadas en la capital, Hezonja ha ganado dos Supercopas, una Liga Endesa, una Copa del Rey y la Euroliga, creciendo en su juego, y confirmándose como uno de los mejores 3-4 del continente.

Por lo tanto, el Barça suspiraba hasta hace unas horas por hacerse con un jugador al que pudo recuperar sin coste alguno hace ya algo más de tres años. Queda la duda de saber como le hubiera ido en el conjunto azulgrana, con Sarunas Jasikevicius al mando. Pero lo que no se puede discutir es su éxito en el eterno rival, algo que iba a hacer al equipo catalán llevar a cabo una importante inversión por tratar de conseguir su vuelta, algo que finalmente no ocurrirá.