Sport.es Menú

El plan Mirotic

HISTORIA SPORT

Entrena estos días junto a su mentor Jadran Vujacic en dobles sesiones cinco días a la semana

En su regreso a Europa quiere ser mucho más que un especialista y está trabajando el juego al poste

Nikola Mirotic lidera un nuevo Barça
Nikola Mirotic lidera un nuevo Barça | FCB

Nikola Mirotic (28 años, Podgorica) siempre ha encontrado en las derrotas o en los reveses del baloncesto un punto de inflexión. Los episodios más dolorosos de su carrera han sido a menudo el motor de su mejor baloncesto. Y los veranos, una época para encerrarse junto a su mentor –y suegro– Jadran Vujacic en un pabellón para reinventarse y trabajar con la obsesiva determinación de la clásica escuela yugoslava. Este verano no está siendo diferente.

Hace siete años Nikola quedó devastado tras caer ante el Barça en el quinto y definitivo partido de la Liga Endesa. 
Su respuesta fue ir a entrenar a una montaña de Serbia (a más de 1.000 metros de altitud) con un objetivo: preparar su cuerpo para el siguiente nivel y mejorar su tiro.

Si no metía 500 triples no terminaba el entrenamiento. Hace dos veranos se dio cuenta de que para seguir creciendo en la NBA tenía que ganar músculo y se machacó en el gimnasio: ganó 10 kilos. 

"Está como una bestia", aseguran en su entorno

Con Mirotic siempre fue así desde que a los 12 años cambió el fútbol por el baloncesto en su Podgorica natal. Frente a las dificultades le ha salido siempre la vena más montenegrina. Así fue cuando se tuvo que marchar cedido a Palencia para jugar la Leb Oro, cuando cayó en la Euroliga con el Madrid o tras el desagradable episodio con Portis en los Bulls. Este último año sufrió el desencanto de no sentirse el dueño de su futuro tras jugar en tres equipos distintos en 14 meses. 

"ASÍ ES ESTE NEGOCIO"

Es una de las frases más repetidas de los jugadores que son traspasados en la NBA sin poder decir ni pío. Una sensación que fue haciendo mella en Mirotic hasta que, poniendo por delante a su familia, decidió volver a Europa. 

Quería estabilidad, quería sentirse otra vez importante y entonces apareció el Barça con un proyecto ilusionante. Un regreso que afronta con la misma ambición de siempre y con la motivación de ser la gran referencia del Barça. El jugador franquicia. Y con un formato que le gusta más que la NBA. 

Sentir que compite en cada partido con la Liga, la Copa y la Euroliga en el horizonte. El ala-pívot sabe lo que se espera de él. Y tras renunciar a la selección de Scariolo, se ha vuelto a poner en manos de Vujacic, esta vez sin la compañía de Marko Todorovic, con el que compartió muchos verano largas sesiones de tiro y técnica individual. 

“En verano siempre mejora, está como una bestia”, aseguran en el entorno de Mirotic. Junto a Vujacic y un preparador del Barcelona trabaja estos días en las instalaciones del club. 

QUIERE SER MUCHO MÁS QUE UN TIRADOR

El plan de trabajo está siendo muy exigente: doble sesión cinco días a la semana de trabajo físico (y algo de baloncesto) y un sexto solo de técnica.

Mirotic está ahora en 111 kilos y está trabajando mucho tren inferior y potencia muscular con ejercicios de pesas. El ala-pívot sabe que, pese a que en algunas fases de su carrera en la NBA jugó de ‘3’, en el Barça llega para hacer funciones de ‘4’. Y una de sus grandes motivaciones es ser el jugador más completo que pueda llegar a ser. 

Sobre todo tras unos años en la liga estadounidense donde, por momentos, ha ejercido sobre todo de especialista, a pesar de sentirse durante toda su carrera mucho más que un triplista.

Amenaza exterior para el Barça de Pesic; los dos quieren ser mucho más que especialistas

Un tirador que esperaba su oportunidad en la esquina en una NBA, donde cada vez cuenta menos el juego interior y la tendencia es tirar de tres. También Abrines, en su caso mucho más radical, ha vivido una experiencia parecida en Oklahoma. Sus minutos en pista dependían casi únicamente de su acierto exterior. 

En Europa Nikola quiere volver a ser un jugador capaz de producir por dentro y tener más tiempo el balón en las manos. Pero sabe que no siempre ese sencillo readaptarse al baloncesto europeo tras pasar tantos años en la NBA. 

Incluso jugadores como Rudy Fernández o Sergio Rodríguez necesitaron su tiempo para mostrar su mejor nivel en su regreso a Europa. En el Barça contará con la ayuda de jugadores como Ante Tomic o Brandon Davies y la complicidad de Pesic, un entrenador que sigue apostando por el juego interior.

Pero más allá de su aportación por dentro, Mirotic será sobre todo una amenaza desde fuera y un facilitador para sus compañeros, porque su tiro provocará muchos desajustes a los rivales. 

De ahí que estos días esté trabajando mucho el juego al poste en la sesiones de técnica con Vujacic. Su objetivo es comenzar su nueva aventura al mejor nivel. Ya lo dijo en su presentación como azulgrana. “Quiero marcar una época en el Barça”.

Nadie en el club azulgrana duda que estará listo para el reto. Mirotic ha venido para competir y cerrar una vieja herida: reinar en la Euroliga.       

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil