Sport.es Menú

Buenas vibraciones del basket blaugrana

El Barça de Svetislav Pesic llega a Navidad en un buen momento de forma y cumpliendo los objetivos

Mirotic se ha integrado a la perfección y la única nota negativa son las lesiones, que aún afectan a la plantilla blaugrana

La Cena de Navidad reflejó la buena sintonía de toda la plantilla
La Cena de Navidad reflejó la buena sintonía de toda la plantilla | FCB TWITTER

El Barça celebró el lunes la tradicional Cena de Navidad en un ambiente distendido, con el equipo cargado de confianza gracias a los buenos resultados tanto en la Liga Endesa como la Euroliga, y con la convicción que el camino tomado este año, está llevando al grupo a los objetivos marcados al inicio.

Una plantilla que parece remar en la misma dirección, a tenor del buen ambiente que se vivió en esa cena, con la presencia de jugadores y esposas, cuerpo técnico y los responsables de la sección, con Joan Bladé al frente.

 Y es que la apuesta ha sido fuerte, con fichajes de postín, con un presupuesto nunca visto en la sección, aunque otra cosa es que todos entiendan su papel, lo acepten y lo lleven a su máxima expresión. Este Barça avanza como equipo, que no es poco.

Mirotic, la clave

El que da sentido a todo el proyecto es el montenegrino Nikola Mirotic, que como él mismo reconocía en SPORT, en la única entrevista concedida hasta el momento, que “me he adaptado incluso más rápido de lo que esperaba”

La ex estrella de la NBA pìensa en el equipo, pero no se puede negar que su experiencia y calidad, han dado un impulso al grupo, confiado en sus posibildiades. Y el que ha logrado su integración es el técnico, Svetislav Pesic, que respeta tanto a Nikola como el jugador al entrenador.

Ni los bulos de Madrid en que se aseguraba que había mala relación entre ambos, han podido con este grupo, que trabaja unido y las metas claras: luchar por el título de la Liga Endesa, donde están a la cabeza junto al Madrid, y también meterse en la Final Four, a la espera de lo que suceda allí. De momento, ambos objetivos parecen bien encaminados.

Prohibido relajarse

Y es que el equipo, a pesar de esas horas de diversión en la cena navideña, no puede bajar los brazos. Quizá por ello, Pesic decidió que 15 días antes de Navidad era el momento de reagruparse en un ambiente distendido a la espera de lo que viene.

Y es que no habrá tregua por Navidad. El primer compromiso es el Panathinaikos este viernes en el Palau, al que seguirá el domingo, el Unicaja, también en el Palau. Y la próxima semana, doble ración de Euroliga, con la visita del ASVEL el martes, 17 para viajar a Múnich el viernes, y nedirse al Bayern.

Un semana de traca que finalizará el domingo 22, con la visita al Joventut en el Olímpic, un equipo que está al alza y muy efectivo en su pista. Tras el descanso navideño, el 27 de vuelta al Palau para recibir al Olympiacos, y la traca final del 2019 será la visita del Real Madrid al Palau, el domingo, 29, en un duelo que puede decantar el liderato en solitario de la Liga Endesa.

A la espera de los lesionados

Un calendario espeluznante que requiere la máxima concentración y, si es posible, recuperar a las bajas, un autentico malsueño para Pesic. Víctor Claver está en el tramo final de su recuperación mientras que a Kevin Pangos se le monitoriza semana a semana. Thomas Heurtel  deberá esperar un poco más.

Veremos cómo concluye este 2019, pero las sensaciones, ahora mismo, son buenísimas. Esperemos que el brindis de los capitanes con los responsables de la sección sea un buen augurio a final de temporada con la celebración de títulos. Es lo que se espera de la plantilla, quizá la más competitiva en la historia de la sección.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil